Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Los factores externos que están impulsando el crecimiento en América Latina

Los países de América Latina mantendrán la senda de crecimiento y este año la región registrará un aumento del Producto Interno Bruto (PIB) de 1,4% y en 2019 de 2,5%, de acuerdo con las proyecciones de BBVA Research.

Este mejor dinamismo de la economía de la zona estará impulsado por algunos factores externos como el crecimiento global más robusto que impulsará la demanda, la baja volatilidad en los mercados financieros y el mejor precio de las materias primas.

En efecto, la economía global ha consolidado su crecimiento y mantendrá el ritmo de expansión gracias a la recuperación de la inversión y el comercio, con lo cual en este y el próximo año el PIB mundial crecerá 3,8% según las estimaciones de BBVA Research.

Este mejor comportamiento de la economía del globo dinamizará la demanda de productos provenientes de los países emergentes, que ayudarán a dar un impulso a las exportaciones de América Latina, en especial, por el crecimiento de la economía de Estados Unidos y de China, dos de los principales mercados de destino de los bienes de la región.

De acuerdo con Juan Ruiz, economista jefe de BBVA Research para América del Sur, uno de los elementos de aceleración cíclica es el impulso fiscal en Estados Unidos, que centrará su impacto en 2018 y 2019. “No solamente generará un crecimiento adicional de un cuarto de punto en el país norteamericano, sino que también tendrá efectos positivos en América Latina”.

Impacto estímulo fiscal de EEUU - BBVA Research

BBVA Research

Baja volatilidad en mercados financieros

Otro de los elementos que tendrá efectos positivos en la región es la reducida volatilidad en los mercados financieros internacionales, aunque en niveles más altos que los registrados en 2017. “En ausencia de choques globales negativos, los fundamentos han seguido apoyando la toma de riesgo por parte de los inversores, que continúan propiciando la entrada de capitales a las economías emergentes, aunque con alguna moderación gradual en los últimos meses”, señala el informe Situación Latinoamérica Primer Trimestre 2018.

Al respecto, Juan Ruiz comenta que después de un 2017 con volatilidades financieras inusualmente bajas, en el primer trimestre de este año se ha registrado un cambio sustancial, con un pico en febrero, regresando a niveles más altos que el año pasado. “Creemos que se va a consolidar un nivel más elevado de volatilidad, sobre todo cuando se está adportas de un proceso de retiro de los estímulos monetarios de la Reserva Federal, por lo cual se tendrá un poco más de prima de riesgo para activos más riesgosos como puede ser renta fija o activos en emergentes”, explica el economista.

Materias primas al alza

Con el mejor comportamiento de la economía mundial, el panorama de crecimiento de la demanda externa para América Latina es favorable. Si a esto se le añade una revisión al alza de las previsiones de los precios de las materias primas, particularmente en el caso de la soja y el cobre, se tiene un panorama internacional que por el lado externo resulta bastante favorable para la región y significaría un punto positivo para las previsiones de crecimiento en América Latina.

Precios materias primas - BBVA Research

BBVA Research y Bloomberg - BBVA Research y Bloomberg

El precio del petróleo, de gran importancia para economías de México y Colombia, se consolidó en niveles entre 60 y 65 dólares el barril. Según Ruiz, “el crecimiento global apoyará los precios del crudo, pero el aumento esperado de la producción hará converger el precio hacia los 60 dólares por barril en el mediano plazo“.

En el caso del cobre, uno de los principales productos de exportación en Chile y Perú, se espera una corrección del precio. Juan Ruiz explica que el incremento del precio del cobre se ha dado tanto por posiciones especulativas del mercado financiero —las cuales espera se reduzcan— como por el aumento de la demanda, que se mantendrá, por lo cual estima que se ajustará el precio del metal desde alrededor de 3,15 dólares la libra que está ahora, a 2,90 a finales de este año y entre 2,80 y 2,85 al terminar 2019. “Ese precio cercano a los 3,00 dólares la libra es mucho más alto al que se tuvo en 2015 y 2016 y eso da cuenta de su efecto positivo sobre el crecimiento, pese a la corrección del precio”, enfatizó el economista.

En cuanto a la soja, principal producto de exportación en Argentina, se espera que el precio siga aumentando por los efectos de la sequía en zonas productoras de América del Sur.

Otras historias interesantes