Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA world Act. 31 oct 2018

Garbiñe exhibe su mejor tenis ante Makarova en su debut en Roma

Fotografía de Garbiñe Muguruza debut Madrid Open 2016

Test importante en Roma para Garbiñe Muguruza, que supera con una nota altísima en su debut contra la rusa Ekaterina Makarova. La número 4 del mundo volvió a sentirse cómoda sobre la tierra batida y eliminó a su rival en dos sets (6-1 y 6-0) en apenas 48 minutos.

Con un gran saque y sin cometer apenas errores solventó Garbiñe el primer partido del Abierto de Roma, previo al segundo Grand Slam del año en Roland Garros. La española fue superior a la rusa en todos los aspectos hasta el punto de anotarse un juego en blanco y romper el primer servicio de la número 29 del mundo. Algo que se repetiría hasta en tres ocasiones durante el primer set.

Con Garbiñe jugando su mejor tenis y disfrutando sobre la pista, Makarova no pudo más que ganar su saque en el quinto juego. Pero la pupila de Sam Sumyk, que no tenía problemas con ninguno de sus golpes, acabó rematando el set (6-1), aprovechando la tercera bola de break en el último juego para romper el servicio de Makarova.

Un segundo set inmaculado

En el segundo set, Muguruza, cada vez más cómoda sobre la pista, resolvió sin miramientos con otros dos juegos en blanco incluidos. Apenas 23 minutos de tenis fluido, fácil, inteligente, con buenos movimientos y subidas a la red. Garbiñe resolvió el segundo set (6-0) con otras tres roturas de servicio a la rusa, que en esta ocasión no fue un obstáculo para la cuarta del mundo.

Con esta victoria Garbiñe iguala los enfrentamientos con Ekaterina Makarova, a la que ya había ganado en segunda ronda de Indian Wells en 2013, pero no pudo superar en Wimbledon en el mismo año y en Pekín en 2014.

Las estadísticas reflejan lo que sucedió en la pista. Garbiñe registró 5 aces, 20 puntos ganadores, 5 errores no forzados, 6 puntos de break confirmados de 13 disfrutados, y 5 puntos ganados en la red de las 6 veces que lo intentó.

“Fue un partido muy sólido. Estuve muy concentrada y me salió casi todo. Un buen día sin duda. Me sentí bien con todos mis golpes, así que contenta. Ahora toca seguir así para el siguiente partido”, declaró Garbiñe tras el partido.

Sin apenas tiempo para poder recuperar y entrenar tras su gran victoria en su debut en Roma, la española se verá las caras en octavos de final con Jelena Ostapenko, a la que no se ha enfrentado en ninguna ocasión, que también ganó a Mónica Puig por la vía rápida, con un doble 6-1. La letona de 18 años es una de las jóvenes promesas de la WTA, que este año ya fue finalista en Doha.

Otras historias interesantes