Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA world Act. 31 oct 2018

Garbiñe no puede con Azarenka en un espectacular partido en Miami

La española Garbine Muguruza devuelve la pelota a la bielorrusa Victoria Azarenka

Una Garbiñe valiente y con un tenis brillante en muchos momentos no pudo con Victoria Azarenka (7-6, 7-6) en los octavos de final del Open de Miami. La tenista más en forma del momento apenas tuvo fisuras y superó a una Muguruza que puso todo en la pista. La española se despide de las pistas de Crandon Park con buenas sensaciones tras el juego exhibido.

Son dos de las mejores jugadoras del circuito y así lo demostraron en un partido con aroma a final anticipada tras las sorprendentes eliminaciones de Radwanska y Serena Williams. En su primer enfrentamiento contra la española, Azarenka evidenció que se encuentra en un gran momento de forma tras ganar este año dos torneos (Brisbane, en Australia, y el Premier de Indian Wells), y se mostró muy solida sin apenas errores.

Una lucha entre estas dos grandes que no se hizo esperar. Tras ganar ambas su primer saque del partido, Azarenka rompió el servicio de Garbiñe en la primera oportunidad que tuvo. Lejos de venirse abajo, la número cuatro del mundo tiró de su mejor repertorio devolviendo la rotura a las primeras de cambio.

La pelota le corría a Muguruza en raquetazos tremendos e inalcanzables para una bielorrusa que veía como el partido cambiaba tras tomar la delantera en el comienzo. La embajadora BBVA amarraba su saque colocando el 3-2 en el marcador dejando grandes sensaciones en la pista. Azarenka respondía ganando su saque pero el partido dejaba una cosa clara: Garbiñe sabía cómo hacer daño a su rival.

Ya fuera con el drive o de revés a dos manos, la española encontraba a estas alturas de partido su undécimo golpe ganador en un partido delicioso de tenis. Eso sí, ponía a prueba la agudeza del espectador ya que la pelota corría a gran velocidad. Disfrutaba la española en esos intercambios de vértigo y ponía el 4-3 en un momento en el que su mejor tenis lucía en el Grandslam, la segunda pista de este Miami Open.

La tenista española Garbine Muguruza devuelve la pelota durante el Open de Miami | Foto: EFE

El tie-break decidía la suerte de un set brillante

Azarenka resistía con su saque pero incluso la suerte sonreía a Garbiñe que se colocaba a las puertas del primer set con la cinta como aliada. 5-4 y primer oportunidad de poner tierra de por medio en el partido con el resto. Se quedó cerquita pero la natural de Minsk no dio su brazo a torcer y aguantó con su saque. El 6-6 mandaba la primera manga al tie-break.

Un desempate espectacular. Golpes de todas las formas y colores de ambas tenistas en una lucha sin cuartel. Mini-break de Azarenka respondido por dos brillantes restos de Garbiñe que colocaba el 4-3. Igualdad máxima en juegos, puntos ganados y méritos para una primera manga que terminó cayendo del lado de la bielorrusa tras una hora y ocho minutos. Lo tuvo Muguruza en la mano con dos bolas de set pero Victoria demostró el porqué de su actual gran nivel.

Exhaustas tras un primer asalto a una gran altura, el segundo set comenzó influido claramente por el signo positivo que el partido había tomado para Azarenka. La bielorrusa vencía su primer turno de saque, lograba abrir brecha en el marcador rompiendo el saque de Garbiñe y cerraba el ciclo volviendo a amarrar su servicio.

Un peligroso 3-0 de inicio que fue ya una losa difícilmente superable para la española. Lo intentó hasta el final forzando incluso el tie-break en el segundo set pero Azarenka mantuvo la calma y decantó la balanza de su lado. Doble 7-6 en 2 horas y 13 minutos de choque.

Otras historias interesantes