Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA world Act. 02 nov 2018

Garbiñe vuelve a sufrir la mala suerte de la segunda ronda y cae en el Madrid Open

Fotografía de Garbiñe golpea la pelota durante el segundo partido del Madrid Open frente a Irina-Camelia Begu

Garbiñe Muguruza, que supo sufrir para remontar un primer set que se le puso en contra muy pronto acabó cediendo frente a la rumana Irina-Camelia Begu en tres sets (5-7, 7-6 y 6-3) en segunda ronda del Madrid Open.

Garbiñe Muguruza afrontaba este partido como la máxima favorita del torneo, tras la eliminación de la número dos y tres del mundo respectivamente, Agnieszka Radwanska y Angelique Kerber en primera ronda. La presión asociada a jugar en Madrid ante su público, que no le había pasado factura en el primer partido, influyó en el juego de la española en la primera parte del primer set.

Una nerviosa Garbiñe pecó de falta de fluidez en los movimientos, lo que unido a los continuos errores en primeros servicios le supuso la pérdida del saque después de conseguir remontar un 0-40. Begu aprovechó la incomodidad de la española sobre la pista y su falta de acierto en el resto, su principal arma, para tomar distancias en el marcador.

Pero tras un mal inicio, la nueva favorita del Madrid Open empezó a encontrarse mejor con cada golpe. Empezó por ganar su saque, y con una personalidad arrolladora, a base de potencia y profundidad encontró sus mejores golpes en este primer set para igualarlo a cinco.

Las buenas sensaciones de la cuarta raqueta del mundo se confirmaron en el siguiente juego, con una gran mejoría de la española en el resto y acortando cada puntos a unos pocos golpes. Así logró ponerse por primera vez por delante en el marcador y ganar después su quinto juego consecutivo para cerrar el set, 5-7, en 55 minutos.

Fotografía de Irina-Camelia Begu durante el partido contra Garbiñe en segunda ronda del Madrid Open 2016

Irina-Camelia Begu durante el partido contra Garbiñe en segunda ronda del Madrid Open 2016

Se repite la historia

Los aficionados presentes en la pista central de la Caja Mágica no podían imaginar que tras el espectacular cierre de Garbiñe en el primer set fuera a repetirse el guión del primero. Aunque en esta ocasión la española empezó rompiendo el servicio de Begu, la rumana volvió a entrar en el partido, tras un parcial de 0-6 para la cuarta del mundo.

En pocos minutos la número 34 de la WTA volvió a tomar distancia en el marcador, como ocurriera en la primera manga, hasta el 4-1. Muguruza tuvo que volver a nadar a contracorriente. Y lo hizo desplegando de nuevo su mejor tenis. Los consejos de su entrenador, Sam Sumyk, de meterse en la pista con más frecuencia y usar el golpeo en paralelo, surtieron efecto.

Tras el 5-2, como ocurriera en el primer set, Garbiñe demostró tener capacidad de reacción, focalizó su objetivo, le hizo un break a la rumana, recuperó su saque y volvió a ponerse por delante en el marcador, 5-6. Pero esta vez la película tenía un final diferente para la española. Irina-Camelia Begu llevó el set hasta el tie break y puso toda la carne en el asador para empatar el partido, 7-6 (7-4).

Entró desmoralizada la española en el tercer set, y aunque hubo indicios de remontada una vez más, Begu supo aguantar la presión a la que le intentó someter Garbiñe. La rumana aprovechó su saque y la pérdida de concentración final de su rival, que cometió dos dobles faltas consecutivas, para cerrar el set y el partido 6-3.

Fotografía de Garbiñe durante el partido contra Begu en segunda ronda del Madrid Open 2016

Garbiñe Muguruza durante el partido contra Irina-Camelia Begu en segunda ronda del Madrid Open 2016

Otras historias interesantes