Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA world 11 ene 2017

Instant replay: la tecnología audiovisual al servicio del juego en la NBA

En las oficinas de la NBA han sido siempre conscientes de la trascendencia que tiene cualquiera de los aspectos relacionados con el juego. El baloncesto profesional norteamericano, uno de los espectáculos con más seguidores en el mundo, no podía quedarse atrás en la implantación de la última tecnología destinada a minimizar las dudas de los árbitros o sus posibles errores. Por eso hace unos años la liga incorporó el instant replay o repetición instantánea.

El 29 de julio de 2002 la NBA anunció que se abría a la utilización de la tecnología. Aquel primer paso, al que han seguido muchos más, consistió en la aprobación del instant replay para un único uso: que los árbitros pudieran utilizar una repetición televisiva para saber si un lanzamiento a canasta había tenido lugar dentro del tiempo reglamentario al final de cualquiera de los periodos de un partido.

Durante 2007/08 se amplió el abanico de posibilidades de revisión sobre los jugadores que se podían expulsar por participación en peleas o para determinar las conocidas como faltas flagrantes. Una temporada después se añadió la opción de utilizar el vídeo para distinguir si una canasta había sido de dos o tres puntos, para decidir cuántos tiros libres debería lanzar un jugador objeto de una falta y para las ocasiones en las que el reloj de juego o el de posesión se estropearan.

Durante las tres últimas temporadas se han introducido numerosas posibilidades de revisar nuevos aspectos tales como saber si los bloqueos y las cargas que han ocurrido dentro o fuera de la zona restringida bajo canasta, si una falta ajena a la jugada de tiro ha tenido lugar antes o después de éste, poder sancionar apropiadamente cualquier conducta antideportiva o inapropiada, discernir quién ha sido el último equipo en tocar un balón que ha salido de la cancha o si un equipo ha presentado más de cinco jugadores en la cancha al mismo tiempo, entre otros varios.

Joe Borgia, vicepresidente senior de operaciones y repeticiones de la NBA, observa varios monitores en el NBA Replay Center. Fuente: nba.com

A lo largo de más de una década, el instant replay era servido por las cadenas de televisión que cubrían cada partido y eso provocaba que el servicio que requería la NBA no fuera del todo del agrado de sus dirigentes. La ESPN o la TNT producían sus imágenes desde la unidad móvil instalada fuera de los estadios y sus productores priorizaban, como es lógico, la emisión en directo de sus respectivas cadenas. En ocasiones no servían a los árbitros la mejor de las repeticiones ni atendían a sus requerimientos de manera precisa por tener que prestar atención a la retransmisión televisiva. Hechos como eso generaban retrasos en la toma de las decisiones o dificultades para discernir lo que había tenido lugar en la cancha por no disponer de imágenes obtenidas desde el mejor ángulo. En ocasiones, se solía dar la circunstancia de que los espectadores de cualquier lugar del mundo disponían en sus televisores de repeticiones más claras, variadas y tempranas que los propios colegiados. La solución a todas estas ineficacias llegaría con el comienzo de la campaña 2014/15.

La NBA realizó una inversión inicial de 15 millones de dólares en un centro audiovisual destinado a proveer al instante de múltiples repeticiones en las 29 canchas de la liga, cada vez que los árbitros las requirieran. El conocido como NBA Replay Center se erigió en la pequeña localidad de Secaucus, al noroeste de Nueva Jersey y a escasas millas de los cuarteles generales de la NBA, sitos en Manhattan.

Así luce una parte del NBA Replay Center de Secaucus

Éstas son algunas de las cifras que ayudan a entender la magnitud del novedoso centro de operaciones:

  • Está equipado con 94 monitores de alta definición, 32 de los cuales son de tecnología táctil.
  • La banda ancha de la que disponen podría descargar en menos de media hora los más de 158 millones de documentos de los que dispone la Biblioteca del Congreso de los EE.UU.
  • Trabajan 20 empleados, la mayoría grandes aficionados al baloncesto y expertos en nuevas tecnologías que disponen de cuatro pantallas en su puesto cada uno.
  • El trío arbitral puede consultar con el NBA Replay Center hasta 15 circunstancias objeto de revisión tipificadas en el reglamento de la liga.
  • Los árbitros pueden clicar imágenes en su monitor para distinguir una acción cada 1/60 de segundo. Por increíble que pueda parecer son más de 50 las ocasiones en las que se ha tenido que recurrir a esta técnica de bajar al milisegundo.
  • Las imágenes soportan un aumento de hasta 600 veces su tamaño original si fuera necesario.
  • Se pueden llegar a transmitir 30 Teras de imágenes entre los distintos estadios y el Replay Center en una noche de muchos partidos. El equivalente de lo que cabría en 600 discos de Blu-ray de doble cara.
  • Cuentan con una red de fibra óptica redundante, por si hubiera cualquier problema técnico, de 10 Gigas. Asimismo, si sufrieran un corte eléctrico se activaría un sistema de baterías y generadores autónomo con una autonomía desde hasta siete días.
  • Cada jugada dispone de imágenes de vídeo sincronizadas provenientes desde múltiples ángulos.
  • Los 29 estadios de la liga están conectados directamente al Replay Center de Secaucus.
  • La temporada 2015/16, la segunda de vida del nuevo centro, la liga introdujo árbitros en activo para revisar las jugadas desde el NBA Replay Center. El tiempo medio por jugada revisada –se llegaron a volver a ver 2.296 jugadas– descendió desde los 42,1 segundos de la campaña 2014/15 a los 31,9, casi un 25% menos.
  • Para la jugada que más tiempo llevó revisar la pasada temporada se utilizaron extraordinariamente 5 minutos y 13 debido a un altercado ocurrido entre los jugadores de un New York Knicks – Los Angeles Clippers.

El baloncesto profesional estadounidense no es el único ámbito del deporte en el que se ha introducido el uso de las nuevas tecnologías para minimizar el error en las apreciaciones del ojo humano en directo, aunque sí cuenta a estas alturas con los mejores medios a su alcance. Disciplinas deportivas tan diversas como el tenis, el fútbol americano, el béisbol, el hockey, el tiro con arco, el críquet y los deportes de motor, entre otros, también han abierto sus puertas a la mejora de sus competiciones a través de las distintas aplicaciones que permite la utilización de los avances tecnológicos. Incluso el deporte rey, el fútbol, ha comenzado a transitar tímidamente por una vía que difícilmente tendrá marcha atrás.

Otras historias interesantes