El 16 de julio llegará el invierno a Poniente. ‘Juego de tronos’ estrena su esperada séptima temporada y Jordi Roca se encuentra entre los millones de seguidores deseosos de saber quién ocupará el trono de hierro. “Me encanta la serie y ya no me considero un friki porque a día de hoy es un friki quien no sigue ‘Juego de tronos’”, sentencia el repostero de El Celler de Can Roca. Polos de inspiración Lannister, rodajes en familia y una especial cena con algunos de los protagonistas. Sir Jordi de Can Roca Casterly se postula para gobernar sobre los 7 reinos.

En un paseo por cualquiera de las heladerías de Rocambolesc podemos encontrar a curiosos amantes del helado saboreando un polo con forma de mano.  Se trata de la mano dorada de Jaime Lannister, el matarreyes, con sabor a naranja sanguina y mango. “La idea surgió a raíz de la noticia de que gran parte de la sexta temporada de ‘Juego de tronos’ se grabaría en Girona. Sentía que tenía que dar las gracias de alguna manera”, comenta Jordi Roca desvelando su fanatismo por esta serie de culto.

La mano dorada de Rocambolesc

Rocambolesc

Jordi Roca vivió desde la barrera el desembarco de la megaproducción en la ciudad catalana. Su mujer Alejandra dejó unas horas la heladería que regenta el matrimonio para participar como extra en el rodaje. Su sobrino y su cuñada también participaron. “Vivir desde dentro esa experiencia fue genial para ellos, aunque tuvieron que madrugar mucho durante esa semana y acabaron con sobredosis de ‘Juego de tronos’”, reconoce.

Además algunos de los actores aprovecharon su estancia en Girona para visitar El Celler de Can Roca: “Les encantó el menú que les preparamos. Disfrutaron mucho y fueron muy amables con todo el equipo de El Celler. Grandes personajes y personas”.  Ante la imposibilidad de invitar al restaurante a todo el equipo, Jordi envió helados a las más de 500 personas que estaban en el rodaje, extras incluidos. “Lo agradecieron mucho y no solo esto. Al cabo de un mes nos llegaron un escudo y dos espadas Lannister al restaurante. Hoy día son el regalo más preciado que tenemos en la Masía”, afirma orgulloso.

Los hermanos Roca con Nikolaj Coster-Waldau, actor que interpreta a Jaime Lannister

El Celler de Can Roca

‘Juego de tronos’ desde el punto de vista gastronómico

El menor de los Roca exhibe con orgullo la bandera de los Lannister, confiesa que la muerte más inmerecida fue la de Oberyn Martell – “me dolió hasta a mí ver como La Montaña le aplastaba el cráneo” – y muestra su favoritismo hacia Tyrion Lannister para ocupar el trono de hierro. “Tyrion es sin duda el mejor personaje, el más complejo y trabajado de todos.  Merece llegar al trono y tendría mucha gracia”, declara el repostero.

Tras el homenaje gastronómico en forma de polo, Jordi no se plantea nuevas creaciones basadas en la serie, aunque ideas no le faltan. “En la escena de la muerte del rey Joffrey, ese pastel de pichón es inspirador…”, bromea. Y si tuviera que contratar a un personaje para el restaurante lo tiene claro: “Melisandre. Tiene dotes de cocina, además de que controla muy bien el fuego”.

Todo listo en la casa de sir Jordi de Can Roca Casterly para ver el estreno de la séptima temporada de ‘Juego de tronos’, con un solo deseo: “Espero que sea tan buena o más que la última temporada. La mejor actitud es no esperar nada, porque puede pasar de todo”. Abríguense, el  invierno ha llegado.

Comunicación corporativa