Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Coronavirus 09 jun 2020

La evolución del gasto con tarjeta mejora en las regiones españolas en fase 2 de la desescalada

La flexibilización de las restricciones ante el COVID-19 ha impulsado la recuperación del consumo en aquellas regiones que avanzaron en primer lugar hacia la fase 2 en el proceso de desescalada en España. Esto no ha sucedido en las zonas que permanecieron en la fase 1, donde el consumo continuó registrando caídas de entre el 10% y el 15% durante la última semana de mayo, según un informe semanal de BBVA Research que estudia la evolución del gasto con tarjeta.

Durante las primeras semanas de abril, el confinamiento redujo el gasto semanal con tarjeta en torno al -60% interanual en España. Sin embargo, a medida que avanzaba el mes de mayo, los sucesivos cambios de fase y la flexibilización de las restricciones han impulsado la recuperación del consumo. En concreto, el avance dentro del proceso de desescalada ha moderado esta contracción en el gasto hasta el -47% en la semana del 4 al 10 de mayo, el -37% en la del 11 al 17 de mayo, el -21% en la del 18 al 24 de mayo y el -14% en la del 25 al 31 de mayo.

Es decir, las provincias que avanzaron hacia la fase 2 de la desescalada el 25 de mayo continuaron mostrando avances en la actividad durante esa semana, hasta el 31 de mayo. En estas zonas el consumo con tarjetas españolas aumentó un 8% interanual. En aquellas provincias que permanecieron en la fase 1, el consumo detuvo su mejoría y consolidó caídas de entre el 10% y el 15% durante la última semana. 

El gasto de los residentes aumentó en 32 provincias en la semana del 25 al 31 de mayo respecto al mismo periodo de 2019. De ellas, 28 regiones habían entrado en la fase 2 esa semana. En estos territorios, el efecto de acceder a una nueva fase supuso mejorar la tasa interanual del gasto en 16 puntos porcentuales. Este impacto es similar al causado, en su momento, por el cambio de la fase 0 a la 1 en estas mismas zonas.

¿Qué sectores han liderado la recuperación del consumo?

El gasto con tarjeta se recuperó sobre todo en los sectores de la alimentación, equipamiento del hogar, salud, libros y prensa y grandes superficies. Por el contrario, el gasto en ocio y viajes sigue sin mostrar signos de mejora, puesto que son partidas altamente afectadas por las restricciones aún vigentes.

El levantamiento de algunas de estas restricciones a medida que se avanza en la desescalada ha impulsado las compras presenciales, lo que ha invertido el diferencial de crecimiento con las compras por internet. El peso del gasto online se ha reducido hasta el 15% del total, frente al 18% hace un año.

Por sectores, el gasto online ha aumentado en las categorías ligadas al consumo en el hogar y retrocedido en las relacionadas con desplazamientos, como viajes, transporte y alojamiento. Si analizamos el gasto por regiones, las compras por internet han crecido más en las regiones que partían de una penetración del comercio electrónico menor. Madrid, Cataluña y Baleares, con un mayor desarrollo del comercio online anterior a la pandemia, han sesgado a la baja el gasto online en el conjunto de España.

El aumento del gasto, por provincias

Las compras crecieron en todas las provincias en fase 2, excepto Teruel, Baleares y La Rioja. Las provincias mediterráneas que continuaban en fase 1 desde el 18 de mayo (Girona, Lleida, Granada, Málaga y la Comunidad Valenciana) lastraron el avance del gasto en la última semana de mayo.

Melilla lideró las zonas donde la recuperación del consumo ha sido mayor, junto con Cuenca, Pontevedra, Ceuta y Navarra. Otros territorios donde se incrementó significativamente el gasto durante la última semana de mayo son País Vasco y Asturias. Navarra, Asturias, Galicia, Extremadura, País Vasco, Cantabria, Castilla-La Mancha, Aragón y Murcia entraron incluso en terreno positivo. Por el contrario, en Madrid y las Islas Baleares la recuperación del consumo fue menor.

Evolución en el resto del mundo

A nivel internacional, el fin de algunas de las restricciones a la movilidad explican la mejora en los indicadores de consumo, siempre medidos en función del gasto con tarjeta. Esta tendencia se observa sobre todo en EE.UU., pero también en Turquía, México y España. Sin embargo, los países de América del Sur – como Colombia, Perú y Argentina, donde el efecto de la pandemia es mayor en este momento, se están quedando rezagados en la recuperación del consumo.

A nivel global, el sector de la alimentación sigue siendo el más beneficiado, pero otras categorías como la salud y el transporte está mejorando durante últimas semanas.

Por su parte, el gasto en turismo, entretenimiento y hoteles, donde el impacto fue más temprano y más profundo, comienzan a registrar leves mejorías en algunos países.

Otras historias interesantes