Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca responsable 23 nov 2018

La ISR o cómo hacer crecer el ahorro de una forma responsable

La inversión socialmente responsable (ISR) no está reñida con la rentabilidad. Al contrario, a medio y largo plazo, invertir con criterios de responsabilidad corporativa puede resultar más rentable.

Los fondos de inversión socialmente responsable invierten en activos financieros teniendo en cuenta criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG). Con ello, consiguen abordar las decisiones de inversión de una manera completa, no teniendo en cuenta tan solo criterios puramente financieros, sino también criterios intangibles que pueden generar valor en el medio y largo plazo.

Al incorporar criterios ASG en las decisiones de inversión, mejora el perfil de rentabilidad- riesgo de la cartera, porque se tienen en cuenta demandas futuras de los clientes (por ejemplo relacionadas con el respeto al medioambiente).

BBVA Asset Management dispone de una gama de vehículos de inversión socialmente responsable que combinan lo mejor del proceso de asignación de activos de la gestora, con el análisis de los activos con criterios socialmente responsables. La gama se compone de dos fondos de inversión:

  • BBVA Bolsa Desarrollo Sostenible. Es un fondo de renta variable internacional que incorpora criterios valorativos de inversión socialmente responsable en la selección de los valores que incorpora en su cartera, buscando invertir en compañías capaces de integrar en su estrategia y operativa oportunidades de minimización de riesgos medioambientales, sociales y de gobernabilidad con la perspectiva de crear valor a medio y largo plazo para el inversor.
  • BBVA Futuro Sostenible. Es un fondo de renta fija mixta que puede invertir hasta un 30% en renta variable. Este fondo aplica criterios de inversión socialmente responsable (medioambientales, sociales y de gobierno corporativo) en todos los activos en que invierte, tanto deuda de gobiernos, como crédito (deuda de empresas) y renta variable.

Otras historias interesantes