Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Medio ambiente 10 ene 2017

Premio Fronteras del Conocimiento a los científicos que predijeron el calentamiento por el CO2

Syukuro Manabe y James Hansen han ganado el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en la categoría de Cambio Climático por desarrollar los primeros modelos matemáticos para simular el comportamiento del clima. Manabe y Hansen predijeron, hace ya más de tres décadas, cuánto subiría la temperatura de la Tierra por el aumento del CO2 en la atmósfera.

Todos los modelos climáticos que se utilizan hoy en día para predecir la evolución del clima son herederos de los desarrollados por los dos climatólogos galardonados en la novena edición de los Premios Fronteras del Conocimiento, que concede anualmente la Fundación BBVA.

Syukuro Manabe (Japón, 1931) incorporó el uso de computadoras a sus investigaciones meteorológicas en los años 60. Es el creador del primer modelo de circulación atmosférica global, que tenía en cuenta elementos como el vapor de agua, los vientos o el transporte del calor en la atmósfera.

Para entender este último punto era indispensable introducir en el programa los gases de efecto invernadero, aunque en aquella época ni siquiera se sabía que las concentraciones de CO2 estaban aumentando en la atmósfera debido a la quema de combustibles fósiles, y menos aún se sospechaba que un proceso así podía tener consecuencias sobre el clima terrestre. A finales de esa década, Manabe predijo que si la concentración de CO2 se duplicaba, la temperatura global subiría dos grados.

De Venus a la Tierra

Diez años después, James Hansen, que  investigaba la atmósfera de Venus en el Instituto Goddard para Estudios Espaciales de la NASA, descubrió que las altísimas temperaturas de este planeta se deben a un efecto invernadero exacerbado.

En ese momento, se había comprobado ya que estaba produciendo un aumento de las concentraciones de CO2 atmosférico, aunque los científicos no sabían todavía si esto afectaría al clima de la Tierra. Hansen se dedicó entonces a investigar el clima terrestre, y desarrolló un modelo independiente del de Manabe. En 1981, publicó en la revista Science la predicción de que la temperatura terrestre aumentaría 4 grados centígrados.

Este trabajo es importante por dos razones: incorporó datos globales de temperatura de la Tierra por primera vez, gracias a que el propio Hansen desarrolló una nueva manera de procesar la información de las estaciones meteorológicas disponibles, y predijo los efectos del calentamiento sobre otros procesos, como la circulación oceánica, la disminución del hielo en el Ártico o las sequías y las inundaciones.

Manabe, meteorólogo senior del Programa de Ciencias Atmosféricas y Oceánicas de la Universidad de Princeton, ha afirmado al conocer la concesión del premio que “yo empecé antes a trabajar con modelos, pero Hansen fue el primero en usar estos modelos para hacer predicciones”.

Por su parte, Hansen, profesor adjunto del Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia, ha resaltado que Manabe “es líder mundial en modelos climáticos globales desde que empecé mi carrera” y ha afirmado que “la primera conclusión importante de nuestro trabajo fue demostrar que el clima global es sensible a la acción humana”.

Otras historias interesantes