Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

¿Qué se puede esperar de la economía en América Latina?

El Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) han anunciado sus nuevos pronósticos para Latinoamérica y consideran que la región se verá afectada por un menor flujo de capital, mayor volatilidad en los mercados internacionales y las tensiones entre Estados Unidos y China, entre otros factores.

En efecto, el FMI ha reducido por tercera vez consecutiva su pronóstico de crecimiento para América Latina y lo ha situado en 2,0% para este año y 2,5% para el 2020. Señala que las economías de la región recibirán menos flujos de capital como resultado del incremento de las tasas de interés en Estados Unidos y la depreciación de las monedas.

Salidas de capital de América Latina

Salidas de capital de América Latina, fuente FMI

Flujos de acciones y bonos; flujos acumulados en miles de millones de dólares de EE. UU. Incluye a Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Venezuela. Fuente: Base de datos EPFR y cálculos del personal técnico del FMI

El organismo multilateral advierte por el riesgo que existe en las tres principales economías de la región (Brasil, México y Argentina) de que se deteriore aún más la confianza y se incremente la incertidumbre que hay en sus economías, lo que podría llevar a un menor crecimiento del estimado.

Proyección de crecimiento del FMI

Proyecciones de crecimiento del FMI

Crecimiento del PIB real, variación porcentual interanual. Fuente: FMI, base de datos de Perspectivas de la economía mundial.

Menos optimistas se muestran el Banco Mundial y la Cepal, que han coincidido en su proyección de crecimiento para la región y la sitúan en 1,7% para 2019.

El Banco Mundial estima que el crecimiento en 2019 estará apoyado principalmente en el consumo privado y en el aumento de las inversiones. No obstante, considera que la desaceleración del comercio mundial limitará el desempeño de las exportaciones.

Al respecto, agrega que las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China representan un riesgo externo de gran magnitud que puede retrasar el crecimiento regional a mediano plazo a través de diversas vías, como las exportaciones, la confianza y el mercado de productos básicos. Para 2020 pronostica un crecimiento de 2,4%.

De igual forma, advierte que las condiciones fiscales deficientes que enfrentan algunos países podrían tener consecuencias negativas en lo que concierne a la sostenibilidad de la deuda y la confianza de los mercados.

De acuerdo con la Cepal, organismo regional de las Naciones Unidas, este año las incertidumbres mundiales serán mayores, lo que, sumado a la mayor volatilidad en los mercados y al debilitamiento del comercio internacional, repercutirá en el crecimiento de la región.

El próximo 6 de febrero, BBVA Research presentará su informe Situación América Latina 1T19 en el cual explicará sus nuevas previsiones de crecimiento para la región, luego de anunciar una desaceleración de la economía mundial, que espera crezca 3,5% este año y 3,4% en 2020.

Otras historias interesantes