Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Fintech 11 dic 2018

Recuperar el control de los datos es posible en un mundo descentralizado

El Open Space de BBVA en Madrid acogió hace unos días la conferencia ‘Decentralized World’, un evento donde se describió el actual fenómeno de la descentralización de la economía y se intentaron desentrañar algunas de las posibilidades que abre la tecnología ‘blockchain’ para la gestión de los datos en un futuro.

Carlos Kuchkovsky, responsable de Investigación y Desarrollo de New Digital Businesses (NDB) en BBVA y ponente principal del encuentro, abrió la conferencia partiendo de la premisa de que ‘blockchain’ no es sólo un concepto tecnológico, sino una idea que engloba sociedad, economía y tecnología.

“El uso de soluciones basadas en la cadena de bloques permite pasar de un modelo centralizado en el que los datos están en un único servidor, a un modelo descentralizado en el que todo el mundo que forma parte de la red puede tener una copia actualizada de toda la información”, explicó Kuchkovsky. Gracias a esta nueva forma de operar, estas tecnologías tienen la capacidad de cambiar el funcionamiento de múltiples sectores, como por ejemplo el financiero, y están dando lugar ya a la aparición de nuevos modelos de negocio.

De cara a las nuevas oportunidades y desafíos que introduce esta tecnología, BBVA apuesta por una estrategia basada en tres pilares denominados las tres ‘Es’: Ejecución, Ecosistema y Experiencia. Además, según esclareció Kuchkovsky, este año los distintos equipos de trabajo en torno a esta tecnología en el Grupo están enfocando su actividad también en la exploración y la experimentación con ‘blockchain’, “siempre con un marco muy controlado y medido”, para anticiparse a los cambios disruptivos que esta tecnología va a generar en los próximos años.

Carlos-Kuchkovsky-economia-descentralizada-datos-Open-Space-recurso-bbva

Carlos Kuchkovsky, responsable de Investigación y Desarrollo de New Digital Businesses (NDB) en BBVA y ponente principal del encuentro.

Los ciclos que ha traído consigo internet

Para hablar de cómo ‘blockchain’ está dando lugar a nuevos modelos de negocio descentralizados, el responsable de Investigación y Desarrollo de NDB realizó un repaso a la evolución de internet y describió tres ciclos diferenciados que según él ha vivido esta tecnología. En el primer ciclo existía un entorno muy fragmentado y no se controlaba la intermediación de los servicios. Era un internet “abierto”, en el que la mayoría de protocolos eran ‘open source’, sin ningún dominante claro.

A partir del 2000, con la progresiva consolidación de Google y la llegada de diversas plataformas como Amazon o las redes sociales, comenzó el segundo ciclo en el que ya se podía confiar en un proveedor concreto, por ejemplo para descargar una aplicación. Sin embargo, dichos proveedores concentraron la intermediación, generando lo que muchos llaman “la centralización de internet” y la generación de silos de datos que se concentraron en estos gigantes digitales.

“Ahora mismo vivimos una guerra de datos entre las compañías, que ofrecen unos servicios gratuitos para generar más datos y con eso hacer negocio. En BBVA siempre aclaramos que queremos utilizar los datos de una manera abierta y transparente, de una forma diferente a algunos de esos grandes digitales”, indicó.

No obstante, empieza a vislumbrarse el inicio de un tercer ciclo de internet marcado por la descentralización, en el que ‘blockchain’ y las tecnologías DLT tienen un rol determinante. En este contexto, Kuchkovsky destacó la aparición de las DApps, o aplicaciones descentralizadas, que se han convertido en uno de los elementos característicos de esta web 3.0 y permiten cualquier interacción entre sus miembros sin la necesidad de una entidad central que gestione este servicio.

Por ejemplo, e-chat es una DApp que ofrece un servicio similar al de WhatsApp, pero siguiendo un modelo descentralizado en el que no existe un agente central que se encargue de gestionar la plataforma, sino que ésta funciona por consenso de los usuarios de forma automatizada a través de ‘smart contracts’.

Las DApps son un claro ejemplo de cómo la tecnología ‘blockchain’ facilita que desaparezcan los intermediarios que no generen valor en las interacciones a través de internet. De esta forma, los usuarios pueden recuperar el control sobre el valor de sus datos en la red, sin que esté ligado a su uso publicitario. “En estos nuevos modelos, el valor de la plataforma no está en manos de un solo agente central o compañía, sino que está distribuido entre todos los usuarios, ya sean desarrolladores, inversores o usuarios iniciales, que pueden intercambiar valor a través de ‘tokens’ en función de su utilización del servicio o aportación”, afirmó Kuchkovsky.

Así, se hace posible que todos los miembros de la plataforma puedan beneficiarse de forma más justa del servicio y “el usuario puede decidir cómo, dónde y por qué se emplean sus datos”, aseguró Kuchkovsky.

Open-Space-Descentralized-economia-descentralizada-datos-World-recurso-bbva

La conferencia ‘Decentralized World’ se celebró en el Open Space de BBVA en Madrid.

Más allá de ‘blockchain’

La cadena de bloques es solo una parte de este futuro descentralizado. Según Kuchkovsky, existe un gran potencial en la convergencia de esta tecnología exponencial con otras, como la inteligencia artificial y el internet de las cosas, para dar un verdadero sentido a estos nuevos ecosistemas descentralizados y multiplicar su capacidad para cambiar la forma en que empresas, personas, datos y dinero se relacionarán en el futuro.

“En las organizaciones descentralizadas todos los miembros pueden beneficiarse de forma más justa del servicio y decidir cómo, dónde y por qué se emplean sus datos”

Por ejemplo, gracias a la convergencia de estas tecnologías, en un futuro los datos podrían ser recolectados por los sensores del internet de las cosas, gestionados de forma descentralizada en ‘blockchain’, y analizados por la inteligencia artificial para la automatización de decisiones. Además, el funcionamiento de este ecosistema en torno a los datos podría estar incentivado gracias al intercambio de ‘tokens’ entre los usuarios. “Los ‘smart contracts’ podrían servir para definir las acciones y poner límites a la inteligencia artificial”, apuntó el responsable.

Pero para que estos nuevos modelos sean operativos en el futuro, añadió Kuchkovsky, existe un elemento central que debe estar integrado “por defecto” en el diseño en cualquier ecosistema digital: “La ética es fundamental para que estos sistemas autónomos en torno a los datos puedan funcionar en el futuro protegiendo siempre los intereses de los usuarios”.

Influencia en el sistema financiero

Al término de la conferencia tomó la palabra Javier Fernández Cordera, responsable del pilar central de Planificación y Operaciones de NDB, quien señaló que hay varias razones fundamentales por las que la descentralización es importante desde el punto de vista financiero.

“La primera es el hecho de que el surgimiento de ‘bitcoin’ que por primera vez ha permitido la creación de dinero digital y su utilización sin necesidad de ninguna infraestructura bancaria, algo que puede tener un fuerte impacto a la hora de desarrollar servicios financieros fuera de la infraestructura tradicional. Por otro lado, también tiene especial relevancia que vivamos en un mundo programable, en el que todos los productos, servicios o procesos de un banco son susceptibles de ser programados. Esto hace posible la creación de una versión descentralizada de gran parte de lo que conocemos hoy como un banco”, explicó Fernández Cordera.

La última intervención fue la de Escolástico Sánchez, integrante del equipo de Investigación y Desarrollo de NDB, quien habló de la relevancia de la aparición de las ‘stable coins’ como “criptodivisas que llevan aparejadas un mecanismo que las estabiliza”.

Otras historias interesantes