La reforma pensional es una tema clave que el Gobierno colombiano debe poner en su lista de tareas, debido a que debe resolver varias falencias que el sistema presenta: es inequitativo y progresivamente será aún más costoso en términos fiscales, señala Juana Téllez, economista  jefe de BBVA Colombia, en una columna publicada en el diario El Espectador.

El tema fue abordado nuevamente en el más reciente Congreso de Asofondos, realizado en Cartagena hace un par de semanas y volvió a poner en el ambiente la necesidad de una reforma pensional.

“Hemos escuchado a economistas y políticos de todas las vertientes hablando de la necesidad de repensar en el sistema pensional y, como lo decía Carlos Caballero en su columna del fin de semana, sería clave volverlo un tema de campaña presidencial”, comentó Juana Téllez en su columna de opinión.

El sistema pensional tiene fallas de diseño, es inequitativo y progresivamente será aún más costoso en términos fiscales. Según Téllez, “la coexistencia de dos regímenes de pensiones, el público y el privado, con parámetros diferentes genera problemas ahora y estos serán mayores en el inmediato futuro cuando la masa de afiliados que cotiza en el sistema privado empiece a acercase a su edad de pensión”.

 

En particular, las tasas de reemplazo (relación entre el monto de la pensión y el salario promedio de los últimos 10 años cotizados) que se obtienen en los dos sistemas son muy diferentes para los afiliados con mayores ingresos y más densidad de cotización llevando a que aumente el traslado al régimen público y por tanto, los costos fiscales del sistema pensional.

A juicio de Téllez, en el sistema público se pensionan pocos colombianos y los que los hacen son de ingresos medios altos y con un elevado subsidio. Carmen Pagés del BID lo decía muy gráficamente en el Congreso de Asofondos: “El sistema pensional público es un Robin Hood al revés”. A los pobres por el contrario les cuesta alcanzar las semanas mínimas de cotización para obtener una pensión y terminan recibiendo una devolución de aportes que los deja muy desprotegidos en su vejez.

“La coexistencia de dos regímenes de pensiones, el público y el privado, con parámetros diferentes genera problemas

Téllez comentó que “las razones de esta inequidad son muchas y pasan siempre por la elevada informalidad laboral pero también tienen que ver con el diseño del sistema, la convivencia de los dos regímenes en estas condiciones y el elevado subsidio que se genera en el sistema público”.

De acuerdo con la economista jefe de BBVA Colombia, es necesario revisar los parámetros del sistema como la edad de pensión y actualizarla a las expectativas de vida actuales de hombres y mujeres. “Es pues un gran momento para mantener esta discusión e incluirla en la agenda de política pública del próximo Gobierno”.

Comunicación corporativa