Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Préstamos 31 jul 2018

Siete razones para viajar a Tailandia

Tailandia es el destino perfecto para quienes deseen iniciar un viaje por el sureste asiático. El país está pensado para dar la mejor bienvenida a los turistas. He aquí algunas razones por las que merece la pena viajar a Tailandia.

1. Conocer la capital es toda una experiencia

Un viaje a Tailandia es la opción ideal para iniciar una aventura por el sureste asiático. Su capital, Bangkok, es una ciudad con un patrimonio muy rico. Registró más de 18 millones de turistas en el año 2016 y el tiempo nunca es suficiente para conocerla por completo.

Gracias a su  desarrollo económico y a su trascendencia como destino turístico, se ha convertido en una de las ciudades más modernas de esta parte de Asia. Bangkok tiene de todo para ofrecer; allí se mezclan la belleza de los monumentos religiosos, el caótico tráfico y la alegría de vivir de los tailandeses.

2. El patrimonio histórico, sus templos y budas

Tailandia tiene una cultura ancestral con un importante legado. Las ruinas de sus antiguas capitales como Sukhothai o Ayutthaya han conservado su identidad y su rica cultura. Posiblemente porque es el único país de la zona que nunca fue colonizado.

Es posible conocer la historia de la ciudad visitando sus templos y budas más importantes. Destaca por un lado el Buda de oro, situado en el barrio chino, específicamente en el templo de Wat Traimit. Por otro lado, el notorio Wat Arun, que constituye uno de los principales templos budistas de Bangkok. Su nombre significa templo de la aurora o templo del amanecer.

Va

Wat Arun es uno de los principales templos budistas de Bangkok.

3. Disfrutar de una gastronomía exquisita

La reputación de la cocina tailandesa es conocida en el mundo. La comida thai es una de las más exquisitas y delicadas. Las diversas especialidades, los encantadores puestos callejeros y la apetitosa cocina nacional que está caracterizada por la mezcla equilibrada de los cuatro sabores básicos de su gastronomía: dulce, amargo, salado y agrio.

Se come bien, tanto en los restaurantes más exclusivos como en los puestos callejeros. La oferta culinaria es abrumadora y satisface hasta a los paladares más exigentes.

4. Islas y playas paradisiacas

Las playas paradisiacas y las islas son algunas de las características que hacen de Tailandia uno de los lugares más visitados del mundo. El país ofrece un largo litoral lleno de playas increíbles: una de las más conocidas es Maya Beach, en la isla Koh Phi Phi. Esta playa se hizo famosa porque fue donde se rodó la película The Beach’, con Leonardo Di Caprio. La mejor época para visitarla va de septiembre a mayo.

La isla de Phuket, con sus aguas color esmeralda, es el mayor destino turístico. Se trata de la isla más grande y una de las más conocidas, con una oferta muy completa para el turismo. Tiene una amplia infraestructura, mucha oferta gastronómica y de ocio. En definitiva, es un lugar ideal para pasar unos días relajados.

Viajar a Tailandia

La isla de Phuket, con sus aguas color esmeralda, invita al descanso.

5. Por sus mercados

La capital de Tailandia es famosa por los mercados dispuestos en calles, aguas y hasta en las vías de un tren. Llaman la atención, sobre todo, los mercados flotantes, que son múltiples puestos que antiguamente eran un punto de comercio muy importante de la ciudad. Allí es posible comprar frutas, verduras y elementos varios para el hogar, que son ofrecidos desde pequeñas embarcaciones.

Entre los más conocidos se pueden citar: Damnoen Saduak, Amphawa  y Wat Sai. También está el mercado situado en las vías del tren: Mae Klong. El ferrocarril pasa por la mitad del mercado, por lo que si se buscan nuevas formas de realizar las compras, ésta es una.

6. La amabilidad de su gente

Tailandia se podría llamar también el país de las sonrisas. Los tailandeses son gente amable y extrovertida, a quienes nunca les falta una sonrisa.

La población es sumamente amable y acogen bien a los turistas en todas partes. Los tailandeses ansían ayudar e indicar el mejor camino a los sitios turísticos.

7. El norte de Tailandia

Para los viajeros que deseen conocer un circuito diferente, se presentan estas dos ciudades ubicadas al norte del país: Chiang Rai y Chiang Mai.

Chiang Rai es una pequeña y tranquila ciudad de unos 60.000 habitantes. Este lugar sirve de puerta de entrada para llegar al popular triángulo de oro, cruce de las fronteras entre la propia Tailandia, Myanmar y Laos. En el centro hay varios templos entre los que destaca el Wat Rong Suea Ten o Tempo Azul. Por otro lado, en el extremo norte dicen que se encuentra el cielo y el infierno representados por dos edificios: el Templo Blanco o Wat Rong khun y la Casa Negra o Baan Dam Museum, de visita obligada.

Por otra parte, a más de 180 kilómetros se encuentra Chiang Mai. Esta ciudad también alberga cientos de templos budistas, incluido Wat Phra Singh y Wat Chedi Luang, que está adornado con serpientes talladas. Sirve como base para las excursiones a las montañas cercanas donde se visitan templos y sitios de entrenamiento de elefantes.

Viajar a Tailandia

El Templo Blanco o Wat Rong Khun, ubicado en Chiang Rai, que con su blanco inmaculado representa la pureza de Buda.

Si la idea es disfrutar de los paisajes, vistas alucinantes, nuevas culturas y comidas típicas de nuevos destinos sin mayores preocupaciones,  BBVA Paraguay financia paquetes de viajes a distintos países, incluido Tailandia y el Triángulo de Oro, a través de la agencia Consolid Travel, para que clientes del banco puedan vivir nuevas experiencias.

Estos viajes pueden ser financiados en cómodas cuotas. Para solicitar un préstamo personal, ingresar a este enlace.

Otras historias interesantes