Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca responsable 25 ene 2017

Thun Group: nuevo documento de debate sobre banca y derechos humanos

El Thun Group es un grupo informal de bancos, que toma su nombre de la localidad suiza donde se reúne cada año desde 2011 para compartir experiencias e ideas acerca de  lo que los Principios Rectores de Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos significan para el sector financiero.

En octubre 2013 el grupo publicó el documento de debate The Guiding Principles on Business and Human Rights: An interpretation for banks, suscrito por Barclays, BBVA, Credit Suisse, ING, RBS, UBS y UniCredit, y que tenía  como objetivo ayudar a los bancos a abordar los impactos adversos en derechos humanos y los riesgos asociados que pueden surgir en el contexto de sus relaciones de negocio con los clientes.

El documento trata de determinar cuál es la capacidad de influencia de los bancos sobre sus clientes y  profundiza en los procesos de debida diligencia que deben llevarse a cabo en las distintas áreas de actividad bancaria, desde retail hasta asset management.

La propuesta del Thun Group representa un cambio de paradigma, ya que supone aceptar que el respeto a los derechos humanos es parte integrante del negocio bancario y aboga por un modelo de gestión de riesgos que va más allá de los parámetros tradicionales.

Conscientes de la relevancia de estos temas, en BBVA estamos trabajando en un proyecto de debida diligencia en materia de derechos humanos que intenta dar respuesta a la creciente demanda de acción por parte de nuestros grupos de interés y a los asuntos que están aflorando en nuestro modelo de riesgo reputacional y actuar alineados con el propósito del Banco, poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era.

Durante los años siguientes, el grupo ha trabajado en un segundo documento que proporciona un marco conceptual para entender el significado y alcance de los Principios Rectores para los bancos en sus relaciones de negocios con clientes, específicamente en el contexto de Corporate & investment Banking. Éste ha sido refrendado por Barclays, BBVA, BNP Paribas, Credit Suisse, Deutsche Bank, ING, JP Morgan, Societé Générale, UBS y UniCredit y ha sido publicado hoy en el Business & Human Rights Resource Center .

El documento determina que los bancos deben desarrollar políticas de gestión de riesgos sociales y medioambientales que permitan identificar, prevenir y mitigar los impactos que sus clientes hayan causado o contribuido a causar. Estas políticas deben incluir la exigencia de llevar a cabo una debida diligencia en las operaciones/clientes de mayor riesgo.

Ilustra con casos de estudio bajo qué circunstancias puede establecerse relación directa y aclara que, en el contexto de relación de negocio con los clientes:

Un banco puede estar directamente relacionado con el impacto que un cliente ha causado o contribuido a causar. En estos casos, los bancos deben en cualquier caso tomar medidas para identificar, prevenir y mitigar esos impactos, aunque no hayan contribuido a ellos. Esto implica llevar a cabo una debida diligencia y, eventualmente, usar su capacidad de influencia sobre las acciones del cliente.

Una debida diligencia insuficiente puede resultar en una incorrecta toma de decisión por parte del banco y un fallo en el respeto a los derechos humanos. La consecuencia para el banco puede ser daño reputacional y/o potencial impacto económico.

El grupo sigue de cerca las directrices de la OCDE para Responsible Business Conduct, que en lo relativo a bancos aún no se han abordado y que serán criticas a efectos de determinar próximos pasos y orientar el trabajo del grupo de Thun.

Otras historias interesantes