Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA world 04 jun 2016

Una enorme Garbiñe Muguruza gana Roland Garros ante Serena Williams

Garbiñe Muguruza, tenista española y embajadora de BBVA, ha ganado brillantemente el torneo de Roland Garros (7-5 y 6-4) haciéndose con el primer Grand Slam de su carrera profesional. Garbiñe ha sido superior a la mejor tenista femenina del siglo XXI durante la mayor parte de la final y ha roto los pronósticos de las casas de apuestas.

Con este Grand Slam, Muguruza se une a Arantxa Sánchez Vicario como las dos únicas mujeres españolas en imponerse en Roland Garros y a la propia Arantxa y a Conchita Martínez como las tres tenistas nacionales con al menos un torneo de Grand Slam en su haber.

Con este éxito, Garbiñe Muguruza pasa del cuatro puesto mundial según la clasificación de la WTA al segundo, precisamente tras su rival de hoy.

Garbiñe Muguruza besa su primer Roland Garros tras ganar a Serena Williams | Foto: EFE

Garbiñe Muguruza besa su primer Roland Garros tras ganar a Serena Williams | Foto: EFE

La final femenina ha comenzado con ambas tenistas un tanto frías hasta que han disputado el cuarto juego del primer set, en el que Garbiñe se ha tenido que emplear a fondo para conservar su saque. Tras ese juego de casi diez minutos de duración, la española ha conseguido anotarse la primera rotura de saque de Serena Williams para ponerse por delante con 3-2 y servicio a su favor.

La hasta hoy número 4 del mundo ha sabido mantener su ventaja en el saque para subir el 4-2 al luminoso a base de un juego más variado y, sobre todo, más profundo. A partir de ahí Serena se ha rehecho trasladando la presión del momento y su potente tenis a Garbiñe Muguruza, con bolas largas hasta el punto de que ha remontado con relativa sencillez llevándose tres juegos seguidos para el 5-4 a favor de la estadounidense.

A partir de ahí las dos tenistas han comenzado a arriesgar un poco más tanto con el drive como, fundamentalmente, con el revés. Como consecuencia de esto se han visto algunos puntos valiosos desde el lado de Garbiñe que ha deshecho la igualdad en las rupturas para ponerse con 6-5 de su lado y servicio.

El duodécimo juego ha mostrado a una necesitada Serena volcada al ataque y a la embajadora de BBVA defendiéndose muy bien. Tras llegar al deuce en dos ocasiones, y con Muguruza al saque, el primer set (7-5) ha caído del lado de la española tras una derecha dura y larga ante la que Serena no ha podido responder.

El revés de Garbiñe Muguruza ha resultado decisivo para imponerse a Serena Williams. Foto: EFE

El inicio de la segunda manga de la número 1 del mundo ha parecido indicar que el partido podría llegar pronto a su fin. Garbiñe ha roto el servicio de Serena y ésta se ha aprovechado un par de dobles faltas en el saque de la española para reequilibrar la cosas. Pero lejos de amilanarse, Muguruza ha vuelto a llevarse el juego servido por la veterana tenista a base de dominar desde el fondo de la pista con su revés, tanto el cruzado como el paralelo.

Con una actitud valiente y determinada, no ha dado la sensación de que Garbiñe notara en exceso la presión y ha mantenido su saque para aventajar a su rival por 3-1. Viendo que se encontraban en el momento decisivo del choque, las dos tenistas han incrementado la contundencia de sus golpes y no han visto peligrar sus respectivos servicios. La derecha y el servicio de la norteamericana y los paralelos y los cambios de juego de la tenista afincada en Barcelona les han permitido llegar sin sobresaltos hasta el 5-3 a favor de la embajadora de BBVA.

El gran juego de Garbiñe ha tenido a Serena Williams cabizbaja durante fases de la final. Foto: EFE.

En ese noveno set, Garbiñe se ha puesto 15-40 por delante y ha llegado a tener cuatro bolas de partido que Serena ha levantado fruto de su sangre fría de veterana. La española no ha sentido ningún vértigo ante la posibilidad de llevarse el torneo de Roland Garros y con un globo de revés ha logrado superar a su rival para ajustar la pelota a la línea de fondo. Tanto, que la propia Garbiñe ha mirado en dos ocasiones al juez de silla y una vez más al público para saber si esa última bola había entrado o no.

Tras cerciorarse de su victoria, una emocionada Garbiñe se ha puesto en cuclillas y se ha dejado caer de espaldas por un momento en la arcilla de la pista central parisina. 7-5 y 6-4 para una victoria inolvidable que llega 18 años después de la última victoria de Arantxa en el mismo torneo.

Otras historias interesantes