Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca 09 mar 2016

5 claves de la reunión de política monetaria del BCE

Después de las palabras de Mario Draghi en la reunión de enero dejando abierta la puerta a expandir las medidas del Banco Central Europeo este mes, estas son las previsiones de BBVA Research para la reunión de mañana.

1. El BCE actuará en la reunión del jueves …

En su reunión del 10 de marzo esperamos que el BCE relaje su política monetaria, anunciando otro paquete de medidas, en respuesta al deterioro de las perspectivas económicas. El BCE revisará de manera significativa a la baja sus previsiones de inflación. En particular, el banco central considera que el impacto de los factores externos y la elevada incertidumbre aumentan la posibilidad de que las medidas actuales podrían no ser suficientes para lograr el objetivo fijado para la inflación.

2. … existe un amplio apoyo para recalibrar la orientación actual de la política monetaria

Las actas de su reunión del 21 de enero, los comentarios de los miembros del Consejo de Gobierno del BCE y las recientes turbulencias financieras que afectan a todo el sistema bancario apuntan hacia nuevas medidas en la reunión de este jueves. En este contexto, los miembros moderados del BCE, encabezados por su presidente, Mario Draghi, reafirmaron su disposición a ampliar el estímulo. En particular, Draghi dijo que el BCE no se rendirá a la baja inflación y advirtió de que “los riesgos de actuar demasiado tarde son mayores que los riesgos de actuar demasiado pronto”.

3. Más estímulos acompañados de una revisión significativa a la baja de las proyecciones de inflación

En esta reunión, el BCE actualizará sus proyecciones, que serán cruciales para la decisión de política monetaria de del jueves. En lo que se refiere a la actividad, el empeoramiento de algunos indicadores (especialmente la mayor debilidad de la demanda externa), junto con una mayor incertidumbre financiera global podrían dar lugar a una revisión a la baja del crecimiento del PIB de alrededor del 0,3% este año, desde el 1,7% proyectado en diciembre pasado. Pero no esperamos ningún cambio significativo para la proyección del 1,9% para 2017 y probablemente, una cifra sin cambios para 2018.

Más importante aún, creemos que las expectativas de inflación se revisarán a la baja significativamente, debido sobre todo a la fuerte caída de los precios del petróleo desde diciembre pasado. Vemos una revisión a la baja de poco menos de un 1% para 2016 (desde el 1% previamente proyectado) y del 0,2% para 2017 (desde el 1,6% anterior), mientras que el cumplimiento de la meta de inflación se retrasará hasta el año 2018 (según nuestras previsiones).

4. Se anunciará un nuevo paquete de medidas…

Consideramos que una extensión del programa de compra de activos al menos hasta septiembre de 2017 podría ser una de las opciones preferidas (dado el compromiso implícito del banco para mantener las tasas bajas por más tiempo). También esperamos cambios en los parámetros técnicos de este programa coincidiendo con su revisión semestral.

Asimismo, esperamos que el banco central recortará los tipos de interés sobre facilidad de depósito, entrando aún más en territorio negativo, hasta el -0,4%. Con el fin de mitigar el impacto inmediato y directo sobre los bancos, el BCE probablemente pondrá en práctica un tipo de depósito en niveles. En particular, Benoît Coeuré y el vicepresidente del BCE Vitor Constancio han expresado su preocupación por el impacto de las tasas negativas en el sector bancario, haciendo hincapié en que el banco central tendría que proteger a los bancos si decide expandir aún más su política monetaria.

Por último, el banco central también podría relajar las condiciones de las TLTROs. Sin embargo, no descartamos una acción más agresiva por parte del banco central, es decir, un recorte del tipo de depósito de 20 puntos básicos, más TLTROs o aumentar significativamente el ritmo de compras de activos.

5. … teniendo cuidado de no decepcionar a los mercados

Las expectativas del mercado sobre la actuación del BCE son muy altas. Esta expectativa de una mayor expansión ha empujado (ligeramente) a la baja tanto el euro como la curva europea, principalmente los tipos monetarios. Si el BCE decepciona en la reunión de marzo, este efecto en el mercado podría revertirse. Por lo tanto, aparte del anuncio del nuevo paquete, se espera que el BCE mantenga una comunicación muy complaciente.

A pesar de que la situación cíclica y la fragilidad de la recuperación justifican continuar con una política monetaria altamente acomodaticia, el hecho es que el BCE tiene cada vez menos margen de maniobra y, lo que es más importante, la eficacia de las medidas adicionales está disminuyendo o incluso están siendo cuestionadas – como en el caso de los tipos de interés negativos.

*Sonsoles Castillo es Economista Jefe de Escenarios financieros en BBVA Research

*María Martínez es Economista Senior de BBVA Research

Otras historias interesantes