Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA avanza en la exploración de los pagos instantáneos en Reino Unido, de la mano de SWIFT gpi

BBVA continúa con su apuesta por esta red global participando en un nuevo piloto con el que se han conseguido integrar los pagos de la red SWIFT gpi con el sistema nacional de pagos instantáneos de Reino Unido. Un avance que permite romper con las restricciones de los husos horarios en el proceso y que supone un paso más en la exploración de este tipo de pagos.

Desde el momento en el que SWIFT (Sociedad para las Comunicaciones Interbancarias y Financieras Mundiales, por sus siglas en inglés) lanzó su iniciativa global de pagos SWIFT gpi, BBVA fue uno de los diez primeros bancos a nivel mundial en adherirse. A partir de entonces, ha seguido apostando de forma decidida por este nuevo estándar para los pagos interbancarios. Entre sus beneficios están la mayor la velocidad, la transparencia, la trazabilidad de principio a fin y el acceso a información adicional enriquecida sobre las transferencias.

Sin embargo, a pesar del avance que ha supuesto SWIFT gpi, aún queda margen para explorar en el campo de los pagos internacionales. Por esta razón, con el objetivo de innovar y continuar mejorando la experiencia de los clientes en este campo, BBVA ha participado activamente en diferentes pilotos de pagos que ha lanzado SWIFT. El último, un piloto para integrar gpi con el sistema nacional de pagos instantáneos de Reino Unido, cuyos resultados se han presentado recientemente en la conferencia de Sibos —celebrada este año de forma virtual—.

El éxito del nuevo piloto

El Grupo BBVA ha participado en este nuevo piloto junto a otras cinco entidades financieras de Europa, América del Norte y Asia-Pacífico, cuyo objetivo consistía en probar la integración de SWIFT gpi con la plataforma británica de pagos instantáneos ‘The Faster Payments Scheme’ (FPS).

Los resultados han sido un éxito y han permitido mostrar el potencial global que existe para romper con las restricciones de los husos horarios, que ya no serán un bloqueador para el procesamiento de los pagos, a la vez que han probado que la integración de SWIFT gpi con los instrumentos de pago instantáneo es globalmente escalable.

“Con la integración de SWIFT con la cámara Faster Payment vamos a mejorar aún más la experiencia del cliente, añadiendo el procesamiento en tiempo real de los pagos en libra esterlina a las ventajas que ya ofrecía gpi, trazabilidad de principio a fin y transparencia en costes”, explica Raouf Soussi, responsable de Estrategia de Pagos Corporativos en BBVA.

Diferencias y similitudes con el piloto de 2019

Este piloto es de la misma naturaleza del presentado en la edición de Sibos de 2019, cuyo fin era probar la viabilidad técnica de realizar transferencias de dinero a cualquier país del mundo en cuestión de segundos. Entonces, los resultados demostraron que es posible acortar aún más la velocidad de las transferencias internacionales en SWIFT gpi al conectar esta red con las infraestructuras de pagos instantáneos de los distintos países ya existentes.

La diferencia entre ambos pilotos ha consistido en el corredor de divisas utilizado. Mientras que en la prueba del año pasado, los pagos se liquidaron en euros en la plataforma de pagos instantáneos del Banco Central Europeo TIPS (TARGET Instant Payment Settlement) —que permite realizar transferencias en tiempo real entre los bancos europeos registrados, de forma continuada las 24 horas, los siete días de la semana—, en el piloto de 2020 los pagos se han liquidado en libras en la plataforma FPS.

La apuesta de BBVA por Swift gpi

BBVA ha apoyado esta iniciativa desde el principio, convirtiéndose en la primera entidad de España, México, Perú y Turquía en ofrecer este servicio, y en el primer banco español en dar acceso a sus clientes a toda la información sobre sus pagos internacionales. Actualmente, BBVA ya tiene disponible este servicio en su canal BBVA net cash, en el canal SWIFT FIN (MT101) y en el canal directo ‘host to host’, a través de los cuales sus clientes ya pueden disfrutar de las ventajas de esta iniciativa.

En total, desde su puesta en marcha en 2017, BBVA ya ha realizado siete millones de operaciones gracias a gpi, lo que representa un volumen superior a los 4,5 billones de euros.

“En BBVA continuamos trabajando para poner a disposición de nuestros clientes los diferentes servicios de valor añadido que hay alrededor de la iniciativa SWIFT gpi. Seguimos colaborando con SWIFT de manera muy activa en todo aquello que creemos pueda aportar valor a nuestros clientes y a nuestra propia gestión interna”, señala Alberto Arilla, responsable de SWIFT Global Center en el área de CIB de BBVA.

Otras historias interesantes