Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca digital 09 ene 2019

BBVA, compañero financiero y de trabajo en los viajes de aventura

Mónica y Eduardo son bogotanos y además de ser jóvenes y estar unidos por el amor a la aventura y a la innovación, son hermanos. Un día decidieron organizar dos bicicletas, pegarles dos remolques y empacar allí una carpa, un fogón, algo de su ropa de viaje y meter hasta el perro, un lanudo Golden Retriver que se acomodó en uno de los trailer. Así arrancaron hacia el sur en busca del vecino Ecuador: cerca de 900 kilómetros, un esfuerzo de por lo menos dos semanas a buen ritmo de pedal.

Ambos trabajan en diseño y ofrecen sus servicios a varias empresas colombianas e incluso extranjeras. A la mayoría ni siquiera las conocen o han visitado; todo lo hacen en línea. Por eso, antes de empacar lo básico para este viaje, metieron un computador portátil, dos discos duros, un módem y varias USB de gran capacidad. “Esta es nuestra oficina; solo buscamos un sitio seguro para instalar nuestra carpa y desde allí nos conectamos con nuestros clientes y con otros proveedores con quienes manejamos algunas cosas”, dice Eduardo al momento que hacen los últimos ajustes para salir.

“En estos tiempos cuando todo se puede hacer de manera virtual y no se requiere de la presencia física de las personas en los sitios de trabajo, en los bancos o para hacer relaciones comerciales, nosotros aprovechamos el tiempo para dedicarnos a conocer el mundo desde una bicicleta, mientras vamos trabajando y ahí sí debo decir que además de eso contamos con un aliado incondicional: BBVA,” dice mientras muestra las tarjetas de esta entidad financiera.

“Son muchos los servicios a los que podemos acceder desde donde estemos, no importa si es de día o de noche, si es en el país o en el exterior,” dice Mónica, la encargada de los temas administrativos de este emprendimiento familiar.

Monica y Eduardo trabajan en diseño y ofrecen sus servicios a varias empresas colombianas e incluso extranjeras.

Oficina virtual

“Por ejemplo en nuestro último viaje debíamos entregar un producto a uno de nuestros clientes, con ellos era la primera vez que hacíamos negocios. Desde un punto en la carretera le enviamos todo el material y ellos quedaron satisfechos. Al momento de hacernos el pago, nos pedían el número de una cuenta de ahorros. Inmediatamente desde nuestro móvil, abrimos una Cuenta ‘online’ en BBVA y asunto arreglado,” concluye Mónica.

“Y así como esa solución han sido todas las que BBVA nos ha brindado: podemos solucionar temas de efectivo no solo nosotros sino también las personas que nos colaboran a través de la opción de retiro sin tarjeta. O, por ejemplo, a veces necesitamos comprar ‘software’ o equipo técnico y lo hacemos utilizando el CVV,” complementa Eduardo, mientas ajusta las maletas que lleva en la parte de atrás de su cicla.

“Pero nada como la Wallet; como vamos bastante cargados de cosas y es primordial cuidar nuestros documentos como pasaporte, cédula, las tarjetas del banco y el efectivo los llevamos bien guardados. Y nada como poder hacer los pagos solo con el celular sin necesidad de mostrar tarjetas ni nada por el estilo; eso ha sido lo mejor que se han inventado”, comentan.

BBVA es pionero en la transformación digital y además de estos productos que benefician a personas que, como Mónica y Eduardo, trabajan desde sus portátiles y en cualquier lugar, permite que sus clientes ahorren tiempo al no tener que ir a las oficinas del banco y poder hacer múltiples operaciones desde el celular.

Mónica y Eduardo van rodando por las carreteras de Colombia. Es comienzo de año y seguro que a ellos, el tiempo no les preocupa. Trabajan y hacen contactos y operaciones bancarias sin ningún inconveniente a través de los productos de BBVA, que los mantienen conectados con la realidad sin tener que ir al banco.

Otras historias interesantes