Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Coronavirus Act. 11 nov 2020

BBVA, parte de la solución a la crisis del COVID-19 en América Latina

Jorge Sáenz-Azcúnaga, Global Head of Country Monitoring de BBVA, ha participado en el encuentro ‘Nuevo escenario: riesgos y oportunidades para las empresas españolas en América Latina’, donde ha explicado cómo el Grupo ha afrontado la pandemia en la región desde una posición de fortaleza para ayudar a sus clientes.

Sáenz-Azcúnaga inició su intervención desde Casa de América señalando que América Latina ha sido probablemente la región más golpeada por la pandemia en el ámbito sanitario. También, en lo que respecta al crecimiento del PIB, ya que los cálculos apuntan a una caída en torno al 10% para 2020, aunque con una recuperación superior al 4% en 2021. En este sentido, el ejecutivo destacó las medidas de los diferentes países para afrontar la crisis, como son los ajustes en su política monetaria (recorte de tipos de interés), las ayudas para mantener la liquidez de la banca y los programas de apoyo (al estilo de los avales ICO en España) para apoyar al tejido empresarial y evitar que un problema de liquidez derive en uno de solvencia. América Latina es uno de los mercados relevantes para BBVA, ya que representa cerca de la mitad de los ingresos del Grupo a nivel mundial, recordó.

Al igual que en otras geografías, Sáenz-Azcúnaga explicó que BBVA puso en marcha en la región un plan integral para garantizar la salud de sus empleados y clientes (incluido un programa de teletrabajo, pionero en América Latina). También, para apoyar financieramente a sus clientes particulares y empresas y contribuir a la sociedad, en este caso con donaciones por encima de los 35 millones de euros.

Más cerca de los clientes

El director de Country Monitoring explicó que desde el comienzo de la pandemia, BBVA activó programas específicos con foco en empresas, pymes y autónomos, pero también para los particulares más afectados por el coronavirus. Sáenz-Azcúnaga mencionó de manera especial las moratorias concedidas en cada una de las geografías. “En BBVA hemos reprogramado más de un 25% de la cartera crediticia de Colombia, Perú o México. Son más de 20.000 millones de euros reprogramados y más de tres millones de familias o empresas favorecidas con dichos programas de alivios”, afirmó. En este sentido, destacó que el Grupo ha seguido otorgando préstamos y participando en diferentes programas gubernamentales de apoyo a las empresas, como Reactiva Perú, orientados a mantener en marcha la economía.

Sáenz-Azcúnaga también quiso resaltar el papel de la digitalización en los servicios bancarios de la región durante la pandemia debido a las restricciones de movilidad impuestas por las autoridades. “Durante el confinamiento, el 60% de las ventas que se realizaron en BBVA fueron digitales”, sin desplazamientos a oficinas, lo que representa “un salto de escala tremendo que se está perpetuando y yo creo que es algo muy bueno para la región” reiteró.

Más de 20.000 millones de euros reprogramados y más de tres millones de familias o empresas favorecidas

Asimismo destacó la digitalización como factor crítico para impulsar la bancarización en América Latina ya que “tiene un enorme potencial y ayuda a disminuir la pobreza y eliminar la informalidad”, por lo que es muy “necesaria para el bien de las economías de los países”.

En lo que respecta al apoyo a la sociedad, Sáenz-Azcúnaga recordó que desde el mes de marzo el Grupo anunció donaciones a nivel mundial por más de 35 millones de euros, apoyando a las autoridades sanitarias y organizaciones sociales y fomentando la investigación científica. En este punto, se mostró muy satisfecho con la participación de BBVA en el proyecto público-privado ‘Juntos por la Salud, impulsado por las autoridades mexicanas. “Gracias a esa iniciativa se han hecho donaciones por más de 60 millones de dólares en ayudas de respiradores, de unidades de cuidado intensivo… Es una iniciativa de la que me siento especialmente orgulloso”, afirmó.

Jorge Sáenz-Azcúnaga, Global Head of Country Monitoring de BBVA, durante su intervención en el debate.

Firme apuesta por México

Consultado sobre la evolución de la actividad en México, el principal mercado para el Grupo, Sáenz-Azcúnaga, afirmó que el país actualmente está sufriendo mucho, pero ofrece grandes oportunidades de crecimiento a medio y largo plazo. Entre otros, por los bajos niveles de bancarización actuales; por el nuevo NAFTA (que entró en vigor el 1 de julio), que puede atraer inversiones directas del exterior una vez reorganizadas las cadenas de producción a nivel mundial. Además, gracias a los fuertes vínculos que unen a ambas economías, la eventual salida de EE.UU. de la crisis impulsará el crecimiento del PIB mexicano. “Veo un futuro muy halagüeño para la economía mexicana y para todos los actores que participamos en dicha economía”, expresó.

El compromiso de BBVA por la región sigue siendo el mismo desde hace ya más de 25 años

El ejecutivo recordó que BBVA acaba de revisar al alza sus previsiones de resultados para 2020, gracias principalmente a la mejora en la evolución del negocio en México, comenzando por un crecimiento de los ingresos recurrentes en euros constantes con respecto al primer semestre, gracias a la recuperación del crédito minorista y a la gestión de precios. “Estamos viendo en los últimos meses que los ingresos recurrentes de nuestro negocio en México están siendo mejores de lo previsto” y, en el caso de las moratorias, una vez finalizado el periodo de gracia, el 90% de los clientes han vuelto a pagar sus préstamos. Es una muestra de que la economía mexicana en este entorno tan duro es mucho más resistente de lo que esperábamos hace tan solo dos o tres meses ”, señaló.

Por último, el directivo se mostró muy optimista con el futuro de la entidad en América Latina.  “La crisis pasará y desde luego el compromiso de BBVA por la región sigue siendo el mismo que el Grupo tenía cuando hace ya más de 25 años iniciamos nuestra aventura latinoamericana”.

En el encuentro también participaron Aristóbulo Bausela, CEO de Mapfre para América Latina, y Jaime Ybarra, consejero de Santander. José María Roldán, presidente de la Asociación Española de Banca, inauguró la jornada con un análisis sobre la recuperación, que a su entender, será desigual por países, por sectores, e incluso por empresas
.

Otras historias interesantes