Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA Research: "La economía española alcanzó su velocidad punta en el segundo trimestre"

BBVA Research ha revisado al alza la previsión de crecimiento para la economía española hasta el 3,2% en 2015 y mantiene en el 2,7% la de 2016.

El informe Situación España señala que la economía española continúa mostrando tasas de crecimiento elevadas, que en términos anualizados se sitúan alrededor del 4%. Durante los dos primeros trimestres del año, la economía creció un 0,9% y un 1% respectivamente, en línea con las previsiones de BBVA Research. No obstante, se percibe un cambio de tendencia de cara al segundo semestre del año, aunque de magnitud moderada y de carácter transitorio.

Según dicho informe, elaborado por BBVA Research, el balance de los datos más recientes del cambio en el entorno exterior y de los anuncios de política avala la mejora en las expectativas económicas para este año. Este avance de la actividad llevará a la creación de 550.000 empleos este año y a superar el millón hasta finales de 2016.

La demanda interna continúa explicando la mayor parte de la recuperación, mientras que las exportaciones mostraron un repunte que podría estar reflejando el impacto de los distintos vientos de cola que han favorecido la mejora de la competitividad de las empresas españolas.

Los datos disponibles a fecha de cierre del informe Situación España permiten prever que el crecimiento del PIB podría ser algo menor durante el tercer trimestre del año (0,7%), lo que sugiere que la economía habría alcanzado su velocidad punta en el segundo trimestre. En todo caso, estos niveles de crecimiento son mayores de los que se prevenían hace tres meses, lo que explica la revisión al alza sobre las previsiones para 2015.

Las causas de la desaceleración moderada durante el segundo semestre son varias. Por un lado, los datos de empleo confirman que la aportación de los servicios públicos al crecimiento de la ocupación fue elevada durante la primera mitad del año y tenderá a reducirse durante la segunda, en línea con el menor impulso fiscal previsto.

Por otro lado, la inversión muestra tasas de crecimiento algo por debajo de lo que se preveía hace seis meses. Dicha ralentización puede deberse al agotamiento de algunos factores cíclicos que han explicado el aumento del gasto durante los últimos trimestres, a una economía global que ha limitado el crecimiento de las exportaciones o a la incertidumbre derivada del entorno político doméstico.

Twittear

Las cifras de gasto en consumo e inversión apuntan a una desaceleración que se consolidará durante el segundo semestre del año

Aunque la economía continuará disfrutando de “vientos de cola” que apoyarán el crecimiento (como el aumento de la oferta de petróleo), distintos factores podrían limitar su fuerza. La revisión a la baja de las tasas de crecimiento de las economías emergentes (principalmente, China), y de las desarrolladas (la UEM en particular), pone un sesgo a la baja sobre la demanda de exportaciones de bienes y servicios españolas durante los próximos meses.

La posibilidad de que esta menor actividad a nivel mundial obligue a retrasar las subidas de tipos en varias economías (especialmente en los EEUU) ha limitado las expectativas de depreciación del euro frente a otras monedas.

Por otro lado, el anuncio realizado por el Gobierno de adelantar a julio de este año la disminución del IRPF que se tenía prevista para el inicio del siguiente, aumentará la renta disponible de las familias, lo que incrementará el PIB en menos de una décima.

Riegos para la economía española

Aunque algunos riesgos, en particular el de entrar en un proceso deflacionario, han reducido su probabilidad de ocurrencia de forma considerable, la de otros riesgos se ha incrementado. En concreto, la ejecución presupuestaria de las AA.PP. en el primer semestre del año es inconsistente con alcanzar el objetivo de déficit del 4,2% del PIB a final de 2015. Así, se prevé que en ausencia de medidas adicionales, el desequilibrio en las cuentas públicas se sitúe en el 4,5% del PIB en el acumulado anual.

Twittear

Se acrearán 550.000 empleos este año y más de un millón de puestos de trabajo entre 2015 y 2016

Mantener la credibilidad sobre el control de las finanzas públicas y, por lo tanto, la confianza de las instituciones europeas, es clave para contener el coste de financiación de una economía excesivamente endeudada con el exterior. Es indispensable que se aprovechen estos últimos meses de legislatura para tomar las medidas necesarias que garanticen el cumplimiento de la meta de déficit y la continuación de un proceso de reformas que haga que el proceso de consolidación fiscal sea más virtuoso y menos doloroso.

Te recomendamos estas noticias