Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico 21 oct 2015

BBVA Research: "La economía valenciana crecerá un 3,5% en 2015"

El informe Situación Comunitat Valenciana pronostica que este escenario de crecimiento se mantendrá apoyado en una serie de factores externos e internos, aunque se han advertido síntomas de agotamiento en algunos de ellos y una desaceleración de la actividad en el último trimestre.

El crecimiento de la economía valenciana se ha apoyado en una combinación de factores externos e internos, según se refleja en el informe Situación Comunitat Valenciana, que vaticina un crecimiento del 3,5% en 2015.

Este informe, presentado en Valencia por Rafael Doménech, economista jefe de Economías Desarrolladas de BBVA Research, y Alberto Charro, director de la Territorial Este de BBVA, incide en que con el fin de minimizar su impacto, BBVA Research señala que el Gobierno regional debe afianzar la sostenibilidad de sus cuentas públicas y acometer diversas reformas que sigan impulsando la creación de empleo, la mejora de la tasa de participación y la formación del capital humano.

Entre los factores externos que afectaran al crecimiento destacan la caída de los precios del petróleo y la política expansiva del BCE. A nivel interno, sobresalen el crecimiento notable del sector industrial -apoyado en una combinación más virtuosa de creación de empleo e incrementos de productividad- y las reformas acometidas en la corrección de los desequilibrios acumulados antes y durante la crisis económica.

Los indicadores disponibles en la fecha de cierre de esta publicación mantienen un crecimiento robusto, sostenido por un entorno favorable y la restauración de la confianza, la creación de empleo y la mejora en las condiciones de financiación para familias, empresas y sector público. Durante el primer semestre de 2015, la economía valenciana podría haber crecido cerca del 1% en promedio trimestral (por encima del 4% en términos anualizados).

BBVA Research indica que tanto la industria como el sector del comercio y hostelería y el resto de servicios privados han propiciado el diferencial de crecimiento con el agregado nacional. Todo ello, junto a una política fiscal más expansiva y la recuperación del empleo, ha permitido impulsar la demanda doméstica, lo que ha supuesto un apoyo diferencial al crecimiento valenciano durante la primera mitad del año.

Sectores favorables

Por otra parte, el crecimiento de la demanda interna nacional ha acelerado al sector turístico valenciano. Paralelamente, el número de visitantes extranjeros crece a tasas anuales del 4,4%. De continuar esta tendencia, la cifra de turistas podría elevarse por encima del récord de 6,2 millones recibidos en 2014.

De este modo, la recuperación también se extiende al sector exterior valenciano, cuyas exportaciones de bienes experimentaron en el primer semestre un crecimiento del 10,7% respecto al mismo período de 2014. Asimismo, las importaciones de bienes se han incrementado debido al efecto arrastre propiciado por la mejora de la demanda interna. En conjunto, la aceleración del crecimiento de las ventas al exterior unido a la caída del coste de las compras de productos energéticos sitúan el superávit por encima de los 2.000 millones en el primer semestre del año.

Por su parte, el mercado de trabajo en la Comunitat Valenciana se mantiene más dinámico que el del resto de España, como muestra el mayor crecimiento promedio de los datos de afiliación a la Seguridad Social y el mayor descenso del paro registrado.

Si bien el sector servicios es el actor principal de la ocupación por sectores, este último año ha sido la industria la encargada de liderar la creación de puestos de trabajo en la región. Esta evolución ha permitido desde principios de 2015 una caída de la tasa de paro superior a un punto porcentual, hasta el 22%. Con todo, el porcentaje de desempleados en la región sigue siendo 14 pp superior a su nivel en 2007.

Presupuestos

En cuanto a la política fiscal, BBVA Research señala que los datos de ejecución presupuestaria conocidos hasta julio de 2015 muestran que la Generalitat Valenciana continuó registrando un incremento del gasto, de en torno al 1,4% con respecto al mismo mes del 2014.

En ausencia de medidas compensadoras de consolidación fiscal en la segunda mitad del año, los datos conocidos hasta julio hacen prever que el escenario más probable sea el de incumplimiento del objetivo de estabilidad (0,7%). Respecto al endeudamiento autonómico, al haberse financiado exclusivamente con los recursos del Fondo de Liquidez Autonómica en los últimos años, más del 60% de la deuda pública regional es con el Estado.

BBVA Research adelanta que los datos que se van conociendo del tercer trimestre del año muestran una ligera desaceleración, dado que el impacto de algunos de los factores que empujaron a la economía comienza a reducirse.

Con todo, el crecimiento de la economía valenciana continuará siendo relativamente elevado y podría alcanzar el 2,6% en 2016, apoyado en el bajo precio del petróleo, un euro depreciado, la aceleración de la economía europea y una política fiscal algo más expansiva. El cumplimiento de las previsiones de crecimiento para la Comunitat Valenciana podría traducirse en la creación de cerca de 140.000 puestos de trabajo en la región en el bienio 2015-2016.

En este contexto, BBVA Research señala que la puesta en marcha de reformas que mejoren el potencial de crecimiento de la economía valenciana continúa siendo urgente. Entre otras, se debería fomentar un marco regulatorio óptimo que permita el crecimiento del tamaño de la empresa para potenciar su productividad e internacionalización.

Asimismo, la Comunitat Valenciana también debe enfrentar una serie de retos cuya superación le permitiría converger a la renta media del resto de las regiones españolas y europeas, para lo cual la mejora del capital humano y de la productividad por trabajador son esenciales.

Otras historias interesantes