Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca responsable 20 feb 2018

BBVA en Suiza, la excelencia y el servicio al cliente

Suiza es en la actualidad el centro por excelencia de la actividad de banca privada internacional con un 25% de cuota de mercado mundial. Tiene una enorme tradición en la gestión de patrimonios, combinando a la perfección experiencia, precisión, seguridad jurídica y excelencia en el trabajo en un entorno geopolítico bastante inestable.

Suiza es un país desde el cual los clientes pueden acceder a la mayoría de divisas y activos financieros disponibles en el mundo, contribuyendo a una mejor diversificación de su patrimonio. Su neutralidad como país y la solidez de su economía, afianzan a Suiza como país indiscutible en términos de riesgo país, siendo por tanto idóneo para gestionar clientes con altos patrimonios.

En este marco BBVA en Suiza ofrece a sus clientes grandes ventajas competitivas. Por un lado la comodidad de trabajar con un banco que conoce muy bien la realidad en la que viven sus clientes y por otro lado, una propuesta de servicios de banca privada muy sólida y de primer nivel, estructurada en base a sus necesidades. Todo esto añadido a la solidez y reputación que tiene el Grupo BBVA a nivel mundial. Además aglutina uno de los mayores ‘hubs’ de Europa de multinacionales y claramente invierte de forma constante en innovación. Suiza es plenamente consciente de la oportunidad para liderar esta revolución, donde la gestión de los datos y la inteligencia artificial serán cruciales para la industria financiera.

BBVA en Suiza tiene la misión de desmitificar su actividad y facilitar a los clientes del Grupo BBVA el acceso a los servicios de banca privada internacional en un banco diseñado específicamente para cubrir sus necesidades y con la tecnología que además les permita operar de forma sencilla y segura desde cualquier canal y en cualquier lugar. Es por ello que los vínculos de confianza con nuestros clientes son el mejor activo que podemos crear, poniendo siempre en valor el servicio y la excelencia.

Es difícil visualizar cómo será el futuro en una industria que está en profunda transformación, pero no hay duda que, en diez años, BBVA en Suiza seguirá siendo una entidad con foco en la creación de oportunidades de inversión para nuestros clientes, donde los criterios de diversificación y de preservación de capital continuarán siendo factores cruciales y seguramente la materialización de la oferta de valor estará amparada por un entorno digital de máxima eficiencia.

Otras historias interesantes