Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Mercado de divisas 07 nov 2016

El billete de plástico de Reino Unido… y otras curiosas divisas

Reino Unido ha incorporado billetes de plástico de curso legal durante este último mes. El primer paso ha sido la puesta en circulación del nuevo billete de 5 libras, progresivamente le seguirá el de 10 libras el próximo año. Sin embargo, el de 20 libras tendrá su estreno en 2020.

El Banco de Inglaterra utiliza en la fabricación de estos billetes un material llamado polímero, lo que provoca que el billete sea más resistente, pero no indestructible. Aproximadamente la vida de este tipo de billetes es 2,5 veces superior a la del papel. “El uso de polímero supone que será mejor para soportar el tener que ser doblado constantemente en las billeteras o arrugado en los bolsillos, e incluso puede sobrevivir a los giros de la lavadora”, asegura el gobernador del banco de Inglaterra, el canadiense Mark Carney.

Así es el billete de plástico de cinco libras emitido en Reino Unido

Este material ya fue utilizado por el país de origen del gobernador Carney, Canadá, además de Australia que fue país pionero en la creación de este tipo de billetes, cuya composición les hace sumergibles. El dólar australiano se alza con un lugar privilegiado en la emisión de divisas más extravagantes al ser el primer país que incorporó el polímero.

Alemania también ha protagonizado en 2016 un hecho relevante en cuanto a la emisión de divisas: la acuñación de una moneda de cinco euros. ‘Planeta Tierra’, en referencia al color azul que bordea a la moneda y en cuyo interior están refigurados los cinco continentes. La moneda, que es pieza de coleccionista, es de curso legal sólo en Alemania y es algo más grande (27,25 milímetros) que una moneda de dos euros (25,75 milímetros de diámetro).

NUEVA MONEDA DE CINCO EUROS

Alemania acuñó la moneda de cinco euros el pasado mes de abril - EFE

La forma y el tamaño también son relevantes a la hora de encontrar monedas que se salen del denominador común. Un ejemplo fue España con la acuñación de la moneda de 25 pesetas e inspirada en su antepasado de 25 céntimos de peseta (año 1927). El Banco de España emitió y resucitó la moneda en la década de los 90, a colación de la celebración de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 y la Exposición Universal de Sevilla. A la moneda de ‘cinco duros’ le siguieron varias series con distintos motivos de ciudades españolas hasta la implantación del euro.

España volvió a acuñar monedas agujereadas en la década de los 90 - EFE

Otras historias interesantes