Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Sostenibilidad 10 may 2018

Cambio climático: empresas e inversores pasan a la acción

Iberdrola, Repsol y BlackRock han debatido este miércoles sobre la necesidad de integrar el cambio climático en sus estrategias, en el encuentro ‘BBVA Sustainable Finance Forum’, celebrado en la sede de la entidad en Madrid. Las principales conclusiones son dos: un compromiso real con la sostenibilidad es una oportunidad, no una amenaza; y cada vez los inversores exigen más a las empresas que incluyan criterios sostenibles en su estrategia.

José Manuel González-Páramo, consejero ejecutivo responsable de economía, regulación y relaciones institucionales de BBVA, ha moderado este panel, en el que han participado Ignacio Sánchez Galán; presidente y consejero delegado de Iberdrola; Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol; e Isabelle Mateos y Lago, miembro del BlackRock Investment Institute.

La transformación económica y social que atravesamos, marcada por la Cuarta Revolución Industrial, ha puesto de manifiesto un gran desafío medioambiental: el cambio climático. Y la integración de los criterios medioambientales dentro de las compañías no es una cuestión menor. La contribución del sector privado es indispensable para el cumplimiento efectivo de los acuerdos internacionales alcanzados en 2015: la Agenda 2030 de Naciones Unidas con sus Objetivos de Desarrollo Sostenible, y el acuerdo de París.

Ahora, “el statu quo no es una opción. No podemos quedarnos quietos”. Así se ha expresado José Manuel González-Páramo, para quién es hora de que las compañías integren consideraciones medioambientales en su estrategia. En este sentido, ha puesto de manifiesto la necesidad de un cambio cultural en las organizaciones, una transformación en la estrategia, la gestión de riesgos y el gobierno corporativo. Ha pedido marcos que “aseguren que la sostenibilidad trasciende la RSC” y está presente en todos sus procesos.

José Manuel González-Páramo: “El statu quo no es una opción. No podemos quedarnos quietos”

BBVA está comprometido con estos objetivos y trabaja desde hace tiempo en la inclusión del factor medioambiental en el proceso de toma de decisiones. José Manuel González-Páramo ha mencionado el compromiso de BBVA, que ha dado un paso importante con la adopción de una estrategia a 2025 sobre cambio climático y desarrollo sostenible.

De izquierda a derecha: José Manuel González-Páramo, consejero ejecutivo responsable de economía, regulación y relaciones institucionales de BBVA; Ignacio Sánchez Galán; presidente y consejero delegado de Iberdrola; Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol; e Isabelle Mateos y Lago, miembro del BlackRock Investment Institute.

Distintas estrategias, un mismo objetivo

Los representantes de Iberdrola y Repsol han explicado cómo integran estas compañías la sostenibilidad en su toma de decisiones. En el caso de la eléctrica, Ignacio Sánchez Galán ha explicado el “legado verde” que marca a la compañía. En su opinión, “el cambio climático es un problema de todos” y “el granito de arena” que aporta Iberdrola a esta lucha es el uso de la tecnología para producir energía de forma más eficiente.

Josu Jon Imaz, desde Repsol, ha insistido en la necesidad de “generar más energía” con responsabilidad, siendo capaces de aunar objetivos de rentabilidad a corto plazo con una visión de largo plazo sostenible. En esta línea, ha defendido que “la sostenibilidad es compatible con la competitividad” de las empresas y una necesidad para la supervivencia de una empresa del sector a largo plazo. Y para conseguirlo, ha explicado, es fundamental “la movilización y motivación” de todos los empleados.

La visión de los inversores

Ambas empresas han coincidido en destacar el creciente interés que los inversores muestran por las estrategias de sostenibilidad de las compañías. Así lo ha ratificado Isabelle Mateos y Lago, miembro del BlackRock Investment Institute, quien ha hecho especial hincapié en que los inversores no se interesan por las políticas que las empresas anuncian en esta materia, sino por su implantación real en las organizaciones, por “su inclusión en el gobierno corporativo y por el cambio interno” que esto conlleva.

En este sentido, ha recalcado la importancia de que las empresas den información “suficiente y transparente” sobre estas estrategias, y avalen sus iniciativas con datos. Para BlackRock, ha insistido, es fundamental tener la convicción absoluta de que los criterios de sostenibilidad forman parte del corazón de las compañías.

José Manuel González-Páramo también se ha referido a los bonos verdes, es decir, a la financiación sostenible que las empresas obtienen en los mercados. Un ejemplo de ello es BBVA, que se convirtió recientemente en el primer banco español en emitir un bono de estas características. Iberdrola y Repsol, que han realizado emisiones verdes, han afirmado que esta financiación tiene cada vez mejor acogida en los mercados. Por su parte, BlackRock ha reiterado la importancia de “demostrar que estos bonos se dedican a la financiación de iniciativas sostenibles”.

Otras historias interesantes