Los ‘centennials’ o ‘generación Z’ serán, junto con los ‘millennials’, mayoría demográfica a nivel mundial en el año 2020. Las compras ‘online’ y las reseñas de otros usuarios marcan su forma de consumir. Las marcas los examinan con lupa buscando hablar su mismo idioma para conquistar el bolsillo de los consumidores del mañana.

“Han nacido con un smartphone en las manos, las redes sociales son una forma de vida, se comunican al instante a través de mensajes y emoticonos y no recuerdan que una vez el mundo vivió desconectado”. Así define el banco estadounidense Merrill Lynch a los centennials. Esta entidad ha elaborado un informe titulado “New Kids On The Block. Millennials & Centennials Primer” que analiza cómo las generaciones Y y Z entienden el consumo, las finanzas y la tecnología.

Los centennials, aquellos que actualmente no superan la mayoría de edad, y los millenials o generación Y, que tienen hoy entre 19 y 35 años, ya suman aproximadamente 4.400 millones de personas en todo el mundo, de acuerdo con el periódico El País. Las cifras apuntan a que en 2020 ambos representarán el 59% de la población del planeta y, por este motivo, ambas generaciones se encuentran en el punto de mira de las empresas.

Igual te interesa…

millennials-mjj-efma-

Millennials y centennials tienen unos ingresos de 21 billones de dólares (19 billones de euros), suponen un 35% de la renta bruta mundial, el 88% de estos jóvenes vive en mercados emergentes, el 90% posee un smartphone y durante 2025 controlarán el 47% de los fondos del planeta, son algunos de los datos revelados.

Juntos, pero no revueltos

Las marcas se han dado cuenta de que agrupar a estas generaciones bajo un mismo techo es un error ya que, a pesar de que ambos grupos son nativos digitales, los centennials no han conocido la vida sin redes sociales ni internet y esto influye en su manera de vivir y consumir.

Los centennials siguen un patrón de comportamiento distinto al de los millennials. Según Business Insider, los menores de edad de hoy en día prefieren invertir su dinero en productos en lugar de experiencias, al contrario que la generación Y. A los Z les gusta poseer y comprar y, además, cuando lo hacen prefieren la vía online. Así lo afirma la compañía Piper Jaffray’s que ha analizado en qué gastan su dinero los hijos del internet. Sin embargo, los centennials no se conforman con cualquier tienda online sino que suelen decantarse por aquellas que también cuentan con un local físico.

Estos jóvenes realizan la mayoría de sus compras a través de sus smartphones y, los que se inclinan por acercarse a la tienda, antes de comprar suelen haber interactuado con la marca a través de las redes sociales. Además, la generación Z, más que cualquier otra generación anterior, confía en las reseñas (recomendaciones) de otros consumidores. “El 95% de los centennials lee reseñas online mientras está de compras y la mitad no comprarán el producto si no encuentran suficientes comentarios sobre este”, asegura la empresa ReviewTrackers, encargada de recopilar reseñas de Google, Facebook y TripAdvisor, entre otros sitios, así como de medir la experiencia de los usuarios.

Fuente: ReviewTrackers.

La diferencia está en la redes

Los expertos indican que existe una brecha en la manera en la que ambas generaciones emplean las redes sociales. Los centennials suelen transmitir a través de imágenes propias. Enviar archivos con Snapchat y compartir fotos en Instagram son las mejores formas de conectar con ellos y conocer sus intereses. “La actitud de los centennials hacia Snapchat es completamente diferente a la de Facebook, lo que demuestra cambios generacionales”, afirma Martin Sorrell, CEO del grupo de publicidad WPP.

Igual te interesa…

Recurso Actualidad vida felicidad

La ‘generación Z’ busca mantener sus “cosas” alejadas de la familia y son volátiles, por lo que “adoran” plataformas como Snapchat, en la que los contenidos tienen un tiempo de vida determinado. Además, los centennials poseen una mayor habilidad para decidir. Como cuenta The New York Times en uno de sus artículos, la capacidad de los centennials para mantener la atención es muy corta y enseguida vuelven a sus smartphones, tablets y ordenadores, tolerando muy poco la publicidad tradicional. Están acostumbrados a la sobrecarga sensorial y, por este motivo, la cantidad de tiempo que necesitan para filtrar a través de la información se reduce notablemente.

La agencia Publicis estima que la media de atención de los centennials se ha reducido a 8 segundos, mientras los millennials son capaces de estar concentrados unos 12 segundos. “Para llegar a la ‘generación Z’ hay que comunicarse como hacen ellos. El truco está en enviar mensajes cortos, fáciles de entender y de digerir. Con los centennials usando un lenguaje visual más intuitivo que las generaciones anteriores (por ejemplo, emoticonos), es importante recurrir a las imágenes para comunicar”, según explica el artículo “Tomorrow´s Target: Marketing to Centennials”.

Comunicación corporativa