Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Inclusión 03 dic 2020

La discapacidad, más que un obstáculo laboral, un impulso para crecer

Rubén Darío Escobar (Colaborador externo)

Según Naciones Unidas, entre un 1% y un 3% de la población global presenta algún tipo de discapacidad. Coincidiendo con el Día Internacional de las Personas con Discapacidad que se celebra cada 3 de diciembre,  William Rodríguez, empleado de BBVA en Colombia comparte en bbva.com su historia de superación.

William Rodríguez trabajaba en Saravena, Arauca, cuando perdió la movilidad de una mano y de la pierna derecha a causa de una enfermedad. Ante esta situación, una de las opciones era pensionarse de manera anticipada. Rodríguez decidió que no y siguió trabajando. Hoy es asesor comercial de la oficina de BBVA en Chía, Cundinamarca, y aunque su enfermedad siguió avanzando, aprendió a convivir con ella.

“Para mí tomar una pensión era aceptar que era una persona inválida y yo lo que quería era demostrar que había mucho William Rodríguez y que pese a mi afectación me quedaba camino para crecer personal y profesionalmente”, afirma este hombre que ha hecho una carrera en BBVA y ha ocupado diferentes cargos en varias ciudades del país.

Cambio de vida

La vida de William cambió en el momento que se vio aquejado por esta enfermedad. La posibilidad de verse reducido a una silla de ruedas o a una cama de por vida, lo obligó a pensar mucho más en los demás, a ser empático y a querer compartir mucho más con su familia. Además, tuvo que aprender a escribir y a hacer las tareas más sencillas con la mano izquierda.

“Siempre pensaba que la mano izquierda no servía para nada. Pero desde que perdí la movilidad en la derecha, descubrí que es una mano poderosa y que hoy en día me permite sobrevivir. Me acerqué más a mi familia y comencé a interesarme por sus vidas”, dice Rodríguez

En un principio, afrontó grandes dificultades, sobre todo desde la parte emocional, que le impedía reconocer de manera sincera, la problemática física que estaba viviendo. “Un día dije ya no más y decidí dejar atrás todas las limitaciones que me impedían aceptarme. Aprendí a escribir y a comer con la mano izquierda. También, a caminar, un poco cojo y con ayuda, pero lo podía hacer”, afirma.

Al perder la movilidad de su mano y pierna derecha, William Rodríguez debió aprender a manejar la mano izquierda para volver a comer y a escribir y para las tareas más sencillas de la vida.

Ejemplo laboral

El regreso al trabajo para William, fue crucial para su recuperación. Volver a la rutina, obligarse a caminar para llegar a su oficina, escribir y cumplir con sus responsabilidades, se constituyeron en todo un reto. Por otro lado, se convirtió en un ejemplo de superación y tenacidad para sus compañeros. “BBVA ha sido uno de mis grandes motores, me ha acompañado y me ha dado las oportunidades para seguir avanzando”, afirma Rodríguez.

Actualmente, como William hay más de 40 colombianos que trabajan en BBVA y registran algún tipo de discapacidad. En este sentido, la entidad adelanta un programa que promueve y gestiona la salud y acompaña de manera integral a aquellos funcionarios con alguna condición de salud que impacte su trabajo.

Esta iniciativa contempla el monitoreo permanente de su estado de salud, acompañamiento y seguimiento para su reincorporación laboral, orientación y capacitación para asegurar su desempeño laboral de acuerdo con sus habilidades y capacidades funcionales, además de una formación continua a través del Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el trabajo.

Otras historias interesantes