Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico 14 may 2019

¿Cómo impacta la guerra comercial a la economía de China?

Tras 10 meses de guerra comercial, la firma de un acuerdo entre las dos mayores potencias económicas parece alejarse. Estados Unidos subió el viernes pasado de 10% al 25% los aranceles a más de 5.000 productos chinos, valorados en 200.000 millones de dólares y China respondió este lunes anunciando que a partir del 1 de junio elevará del 5% al 25% los aranceles a un total de 5.140 productos del país norteamericano, que equivalen a 60.000 millones de dólares. Ante esta situación, el mundo se pregunta qué pasará con la economía del país asiático.

BBVA Research publicó recientemente su informe Perspectivas Económicas de China del segundo trimestre de 2019, en el que mantiene en 6.0% su proyección de crecimiento para la economía del país oriental este año. En este informe advierte que los fundamentos de la economía no son tan sólidos y que el impacto de la guerra comercial con Estados Unidos aún no se ha reflejado completamente en las cifras.

Los datos podrían empeorar, pues teniendo en cuenta el avance de la guerra comercial en los últimos días, BBVA Research estima que la subida de aranceles al 25% a los productos chinos por parte de Estados Unidos reduciría el Producto Interno Bruto (PIB) de China en 0.5 puntos porcentuales respecto al escenario base esperado de un crecimiento del 6% en 2019. Y si la guerra comercial se intensifica y el gobierno de Trump decide gravar todas las importaciones provenientes del país oriental, el impacto en el crecimiento de la potencia asiática se doblaría.

El Producto Interno Bruto (PIB) de China en el primer trimestre (1.4% interanual) ha sido mejor de lo esperado y ha aliviado en algo la preocupación por una fuerte caída en el crecimiento de la economía. Los resultados positivos se dan después de que en la segunda parte de 2018 China implementara medidas de flexibilización monetaria para impulsar el crédito y medidas fiscales mediante la reducción de impuestos para estimular el crecimiento.

De acuerdo con el servicio de estudios de BBVA, “es probable que algunos factores estructurales sigan pesando sobre el crecimiento si se retira el estímulo de la política demasiado pronto y es poco probable que se produzca una rápida recuperación del crecimiento en los próximos meses”.

Crecimiento de China, proyecciones BBVA Research

Fuente: BBVA Research.

Exportaciones seguirán afectadas

Uno de los principales obstáculos para el crecimiento de la economía china este año tiene que ver con el comportamiento de las exportaciones. Se espera un debilitamiento de las ventas al exterior este año debido a la guerra comercial con Estados Unidos y al debilitamiento del crecimiento global.

Y aunque se vea menos probable ahora, si China llegara a un acuerdo con el gobierno de Donald Trump, tendría que reducir el gran superávit comercial que tiene con la potencia norteamericana que se sitúa en el 1,3% del PIB.

En consecuencia, para BBVA Research, es previsible que la contribución de las exportaciones netas al crecimiento de la economía china se mantenga negativa en los próximos dos años.

Consumo liderará la recuperación

Y ante un sector externo débil, se espera que sea la demanda interna, en particular el consumo privado, la que ayude a apuntalar el crecimiento en los próximos años. Esto, gracias a las medidas de flexibilización con los recortes recientes del impuesto a la renta personal, así como en el IVA, que aumentarán los ingresos familiares. Además, se esperan más medidas de tipo fiscal para impulsar el consumo.

Para BBVA Research es importante que las autoridades chinas tomen medidas que permitan reactivar la inversión, que en el último año se vio afectada por la condición crediticia más estricta, la cual buscaba reprimir las actividades bancarias en la sombra y el endeudamiento excesivo de los gobiernos locales.

China enfrenta una situación compleja y tiene que saber equilibrar muy bien sus medidas. Por un lado, las autoridades tienen que impulsar la economía a través de la flexibilización de políticas, y por el otro, garantizar que el estímulo no elevará demasiado el nivel de deuda general. “Grandes errores de política, que podrían suceder en ambas direcciones, tendría un alto precio en la economía de China”, señala en informe.

Por ahora, lo cierto es que ante los recientes anuncios de Estados Unidos y la respuesta china, las dificultades para lograr un acuerdo parecen crecer y la incertidumbre puede aumentar,  lo cual afectaría la actividad económica de la potencia asiática.

Otras historias interesantes