Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca responsable 02 may 2019

Con apoyo a jóvenes talentos, BBVA apuesta por la sostenibilidad del vallenato

BBVA viene trabajando en la sostenibilidad del vallenato, uno de los ritmos más reconocidos del folclor de Colombia, y ha realizado importantes inversiones con el fin de apoyar la formación de jóvenes talentos, a través de tres escuelas en Valledupar.

Los nuevos talentos y las diferentes escuelas que en Valledupar trabajan por el futuro del vallenato cuentan con el apoyo de BBVA, que ha venido realizando importantes inversiones desde hace varios años, en una cifra que ya supera los 1.000 millones de pesos.

Los recursos aportados por la entidad han contribuido a la sostenibilidad de este ritmo, gracias a la formación musical de los jóvenes talentos, a través de diferentes iniciativas.

Esta tarea se inició con el apoyo a la Academia de Música Vallenata Andrés ‘El Turco‘ Gil, que luego continuó con los talentos de la Academia Musical Dinastía Romero y actualmente, se adelanta con los niños de la Fundación del Festival de la Leyenda Vallenata.

Algunos ejemplos

Fernando Rangel Molina es un acordeonero que cuenta entre su palmarés, haber sido Rey Vallenato Juvenil en 2004 y Rey Vallenato en 2012, entre otros títulos.

Sus primeros pasos en el mundo de este ritmo folclórico, considerado el más emblemático de Colombia, los dio en la Academia Niños del Vallenato, reconocida escuela que dirige Andrés ‘El Turco’  Gil, y que BBVA ha patrocinado desde sus programas de responsabilidad corporativa.

De esta misma escuela hace parte Cristian David Pineda, conocido como ‘El pin del acordeón‘, y quien fuera señalado por Martín Elías, intérprete de Valledupar que muriera en un accidente de tránsito en 2017, como “futuro rey vallenato”, aspecto que lo ha definido a lo largo de sus escasos 13 años y que lo ha llevado a componer una canción titulada ‘La profecía’, con la que participó en el más reciente concurso infantil del  52° Festival de la Leyenda Vallenata y pese a no ganar, no se desanima.

“Voy a seguir adelante con mi sueño y voy a cumplir la profecía de Martín Elías, se lo debo, y si él creyó en mí, yo debo estar a la altura”, dice Cristian, que hace parte de la agrupación del ‘Turco’ Gil y participó en 2018 en un seminario sobre acordeón, realizado por la Fundación de la Leyenda Vallenata, con el apoyo de BBVA.

Con apoyo a jóvenes talentos, BBVA apuesta por la sostenibilidad del vallenato

Cristian David Pineda, conocido como "el pin del acordeón".

Talentos de escuela

Esta es la tercera ocasión en la que BBVA se une a este exitoso proyecto folclórico, el cual permite que estudiantes en estado de vulnerabilidad dediquen su tiempo libre en algo benéfico para su diario vivir.

El apoyo dado por BBVA le ha permitido a la Fundación del Festival de la Leyenda Vallenata marcar la pauta en su labor de conservación, promoción y enseñanza del vallenato clásico.

Para  Juan Alfonso Figueroa, director de la Escuela Talentos del Vallenato, que agrupa a más de 100 niños de Valledupar gracias a las becas de BBVA “el vallenato es la máxima expresión de nuestro folclor y todos en esta región nacemos con ese sentimiento en el corazón, así que ver que muchos niños de escasos recursos pueden llegar aquí a formarse como acordeonero, cajero, guacharaquero o interprete gracias a los aportes de BBVA, es gratificante. Por ejemplo, en este festival tuvimos 18 niños compitiendo”.

Además del apoyo con becas para que los jóvenes talentos del folclor de esta parte del país hayan podido ingresar a estas academias, BBVA también ha entregado morrales con útiles escolares para que los niños puedan cumplir con sus deberes a lo largo del año.

Dentro de esta misma línea, el fin de semana pasado y en el marco de la fiesta vallenata más importante de Valledupar, BBVA anunció su vinculación como la primera empresa privada en unirse a los BEPS (Beneficios Económicos Periódicos) de Colpensiones, con un aporte vitalicio a cinco juglares del vallenato, mayores de 70 años que no habían podido acceder a una pensión.

Otras historias interesantes