Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

El ‘crowdfunding’, su regulación e impacto en la inclusión financiera

El ‘crowdfunding’ es un financiamiento colectivo que opera a través de una plataforma en internet, en el que diversas personas interesadas en el proyecto contribuyen con recursos económicos para el desarrollo del mismo. Este tipo de operaciones se efectúa entre particulares, y la plataforma de ‘crowdfunding’ funciona como enlace entre ellos. El beneficio de apoyar una determinada idea puede consistir en el pago de una tasa de interés, una recompensa o únicamente el gusto de donar para una causa afín al contribuyente.

El concepto básico del ‘crowdfunding’ no es algo nuevo. Anteriormente, se realizaba a través de campañas de recaudación de fondos que se efectuaban en la comunidad para ayudar a un vecino con alguna necesidad o con un objetivo local. Estas campañas se realizaban de forma personal, por lo que su ámbito de influencia era muy limitado.

Auge del ‘crowdfunding’

 La facilidad de acceso a internet y el desarrollo de nuevas tecnologías y de plataformas especializadas en este modelo han generado un crecimiento importante en México. De acuerdo con el ‘Reporte Nacional de Inclusión Financiera 2017’, del 2015 al 2016 se registró un crecimiento de 42% en las iniciativas lanzadas en las plataformas, así como un incremento del 41% en los inversionistas que fondean proyectos.

Estadisticas de crowdfunding

Crecimiento del fondeo colectivo de acuerdo al 'Reporte Nacional de Inclusión Financiera 2017'.

Funcionamiento del ‘crowdfunding’

En el proceso de ‘crowdfunding’ existen tres participantes: el solicitante, la plataforma de ‘crowdfunding’ y el inversionista o donador. En términos generales el funcionamiento es el siguiente:

  • El solicitante documenta la iniciativa y la envía a la plataforma de ‘crowdfunding’ seleccionada, mencionando la descripción del proyecto, importe requerido, plazo de recaudación y recompensa o contraprestación.
  • La plataforma efectuará una valoración de la iniciativa, informando a los inversores los criterios de selección y de riesgo del proyecto.
  • Aceptada la iniciativa, se publica en la plataforma por un tiempo que fluctúa entre 30 a 120 días.
  • Los inversionistas ingresan a la plataforma y seleccionan el proyecto más acorde a sus intereses. La ventaja del financiamiento colectivo es que una persona puede operar con montos muy bajos de inversión, lo cual facilita la colaboración de un gran número de participantes.
  • Concluido el tiempo, la iniciativa se cierra, quedando ésta financiada o no en su totalidad. Algunas propuestas consideran que de no cumplir el 100% del objetivo de financiamiento, se cancelan sin tomar la aportación de los inversores.
  • En las iniciativas de capital o deuda inicia el plazo para el retorno de las contraprestaciones (capital e intereses).
Tipos de Crowdfunding

Clasificación del 'crowdfunding' de acuerdo a su objetivo de financiamiento.

Regulación del ‘crowdfunding’

En marzo del 2018 se publicó la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, mejor conocida como la ‘Ley Fintech’, la cual dedica el primer capítulo a las instituciones de financiamiento colectivo. Para conocer el impacto de esta regulación en el sector, se llevó a cabo el evento Open Talks – Reg Tech, celebrado en el Open Space México, ubicado en la Torre BBVA Bancomer. Participaron en el panel de discusión Joan Segura, de la plataforma Play Business; Gerardo Obregón, de Prestadero; Federico Germán Arellano, de Mi Cochinito; y Miguel Ángel Mejía, de la Asociación de Plataformas de Fondeo Colectivo (AFICO), asociación que actualmente agrupa 24 plataformas de ‘crowdfunding’ en México.

Antes de la promulgación de la ‘Ley Fintech’ existía un vacío jurídico en el que las reglas de los participantes no se encontraban claramente definidas, las responsabilidades y obligaciones de las plataformas podían variar entre ellas. La regulación define el marco de actuación de las plataformas a lo que Gerardo Obregón, de Prestadero, comentó: “Esta nueva ley va a apoyar el crecimiento económico y desarrollo del país, gracias al acceso a servicios financieros del público que no está bancarizado”.

Uno de los primeros requerimientos de la regulación consiste en que las plataformas de financiamiento colectivo deben solicitar su autorización ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), antes de los 12 meses contados a partir de la entrada en vigor de las disposiciones.

“Esta nueva ley va a apoyar el crecimiento económico y desarrollo del país”

‘Crowdfunding’ y banca

 El uso de la tecnología en las finanzas se encuentra asociado a un menor uso de dinero en efectivo. El modelo de fondeo colectivo implica que los individuos, que por algún motivo no pueden acceder a los créditos bancarios, obtienen el financiamiento –‘crowdfunding’ de deuda– por medio de la plataforma, lo cual requiere por lo menos de la contratación de una cuenta eje en una institución bancaria. De esta forma, el portal de ‘crowdfunding’ puede llevar a cabo el fondeo colectivo para recibir los fondos de los inversores y distribuirlos entre las iniciativas seleccionadas por los contribuyentes.

Esta operativa confirma que las empresas fintech y los participantes del sistema bancario complementan la oferta de soluciones digitales a las personas, brindando a través de la colaboración los mecanismos para el cumplimiento de proyectos altruistas y para fondear o hacer crecer una empresa productiva.

Otras historias interesantes