Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actualidad 05 oct 2018

Cómo darle una segunda vida a los móviles viejos

Por mucho que se atrase, siempre llega el momento de cambiar de móvil, por la razón que sea. Pero esa acción de comprar un terminal nuevo no implica tener que deshacerse del anterior. Existen varias opciones a aplicar, para darle una segunda vida e incluso dotarle de una utilidad mejor que coger polvo en una estantería u ocupar sitio en un cajón.

Ya sea por la oportunidad de poder renovar el terminal o porque surge una buena oportunidad, todos los usuarios cambian cada cierto tiempo de terminal. Además, los terminales de estos últimos años siguen ofreciendo una serie de funciones que todavía pueden cumplir pese a no ser el teléfono al que el usuario le dé un uso personal.

Por tanto, los terminales siguen ofreciendo diferentes aplicaciones y propiedades que les permite seguir estando presentes en el día a día de las personas. Un nuevo uso para esos terminales que incluso otorga la ventaja de ahorro de batería, de datos y de memoria del que se haya comprado nuevo.

Estos son los usos que se le pueden dar a los ‘viejos’ terminales, utilizándolos para actos rutinarios como:

1. Escuchar música: Cualquier teléfono puede ejercer de reproductor de música. Ahí es donde se puede aprovechar la memoria que el terminal posea para almacenar las canciones o incluso convertirlo en una radio bajando cualquier ‘app’. En esa misma línea, también puede servir para reproducir vídeos en las televisiones de casa. Algo que se puede lograr gracias a sistemas como el Chromecast.

2. Despertarse cada mañana: La función de alarma como despertador en un terminal antiguo puede ser otro de los usos. Simplemente con dejarla programada y olvidarse.

3. Jugar a los juegos sin gastar batería y memoria: Ese antiguo teléfono puede reutilizarse a modo de consola para disfrutar de los juegos sin preocuparse de gastar la vida del móvil. Una forma de tenerlo siempre a mano para echarse una partida siempre que se quiera.

4. Salir a correr: Una práctica cada día más extendida: usar el móvil para hacer ‘running’. De tal forma que con ese móvil viejo se podrá tener instaladas y configurar las ‘apps’ necesarias y tener la música preferida siempre lista. Solo quedaría calzarse las zapatillas y quemar calorías en el asfalto.

El móvil, herramienta muy usado en el 'running'

5. Tener el dominio del canal en la televisión: Para realizar este cometido es necesario que el terminal cuente con la función de infrarrojos. Gracias a ella podrá servir de mando de la tele, e incluso en algunos casos del aire acondicionado.

6. Viajar en coche con GPS: Una fórmula que permite no gastar datos ni batería del terminal nuevo. Incluso descargando los mapas en la memoria del celular. Tan fácil como usarlo de GPS cuando se viaja en coche. Solo será necesario tener un soporte adecuado para el terminal.

7. El primer móvil para los pequeños de la casa: Eso sí, siempre cuidando el contenido al que se pueda acceder desde el mismo. Serán necesarias realizarle una serie de restricciones previas que requiere el uso del móvil por parte de los niños. Puede ser el primer contacto que tengan con la tecnología.

Si no convence ninguna de las anteriores siempre se podrá enviar el móvil a una empresa de reutilización. Una opción por la cual el usuario recibe una compensación económica. Incluso se pueden donar los terminales para que puedan llegar a cambiar el mundo y marquen una gran diferencia en la vida de los cientos de millones de personas que viven en los países menos desarrollados del planeta.

Otras historias interesantes