Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Fiscalidad 13 mar 2019

Declaración de la renta 2018: qué se puede desgravar

Como cada año, toca preparar la presentación del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF), y la mejor forma de ahorrar al realizar este trámite es tener claro qué gastos e inversiones se pueden desgravar. Es crucial repasar las deducciones a las que se tiene derecho para pagar solo los impuestos que nos corresponden.

Según la Real Academia Española, desgravar significa “rebajar los derechos arancelarios o los impuestos sobre determinados objetos”. Esta opción de desgravar es posible ejercerla cada año cuando hacemos la declaración de la renta. Así, una vez que el ciudadano o ciudadana tiene claro el significado de esta acción, sólo tiene que conocer las principales deducciones que puede aplicar:

El dinero invertido en los planes de pensiones permite reducir su base imponible con unos límites. Es decir, si por ejemplo se aportan 4.000 euros cuando se han ganado 30.000 euros, para Hacienda es como si se hubiesen ingresado solo 26.000 euros. Por ello, es importante calcular si se está aprovechando al máximo la desgravación posible de este tipo de planes.

Si la compra de una casa se produjo antes de 2013, se puede realizar una deducción por ella en la renta, a razón de un 15% de lo que fue aportado, sobre una base máxima de 9.040 euros al año. Esta operación produce que el ahorro fiscal máximo alcance la cifra de 1.356 euros en el IRPF.

También se puede desgravar dinero del importe que abonan las personas que viven de alquiler. No obstante, hay que tener en cuenta que esta deducción se divide en una parte estatal, sólo disponible para alquileres anteriores al 1 de enero de 2015, y una autonómica, donde las ventajas varían en cada región. Esta diferencia de deducciones entre comunidades es una de las novedades en el ejercicio de declaración de la renta de este año.

Asimismo hay que tener en cuenta la deducción por maternidad, tener hijos “tiene premio fiscal”, ya que se pueden realizar deducciones en la renta por conceptos como el de familia numerosa. En este sentido, también se pueden desgravar importes de gastos escolares como uniformes o gastos de guardería. Además los trabajadores por cuenta ajena podrán desgravar hasta 1.200 anuales por cada hijo menor de 3 años nacido o adoptado en España.

La inversión en nuevas empresas también posibilita hacer deducciones. En concreto, se puede llegar a desgravar un 30% sobre un máximo de 60.000 euros. También se debe tener en cuenta que, con el objetivo de facilitar la financiación de las empresas del MAB (Mercado alternativo Bursátil), las Comunidades Autónomas de Madrid, Cataluña, Aragón y Galicia han introducido medidas fiscales que permiten deducciones fiscales a los inversores de su región que decidan invertir en empresas domiciliadas en ella.

Por último, Hacienda premia realizar donativos con significativas deducciones. Según la cuantía y la recurrencia con la que se produzca el donativo, es posible conseguir desgravar hasta el 75% de lo que se haya pagado.

En cuanto a los autónomos, por supuesto tienen derecho a desgravar material de trabajo y oficina, pero para este tipo de trabajadores también son deducibles las dietas en horario de trabajo, los programas informáticos que utilicen y la gasolina, que se puede desgravar en un 50% si el consumo se da con un vehículo empleado en viajar al trabajo, o en un 100% si es un vehículo de mercancías.

Plazos para la declaración de la renta en 2019

Durante los primeros meses de 2019 la Agencia Tributaria (AEAT) facilita a los contribuyentes sus datos sobre sus retenciones e ingresos de manera que los interesados pueden ir elaborando el borrador de su declaración de la renta.

El 2 de abril comienza de manera oficial el plazo de presentación por internet de las declaraciones de Renta y Patrimonio de 2018, así como el de presentación por teléfono de la declaración de Renta 2018.

Desde el 14 de mayo hasta el 1 de julio se puede realizar la presentación de la Renta en entidades colaboradoras, Comunidades Autónomas y oficinas de la AEAT de la declaración anual de Renta 2018: D-100 y Patrimonio: 714.

En el caso de que el resultado de la declaración sea a ingresar con domiciliación a cuenta, debe tener en cuenta que el plazo expira el 26 de junio. Si sale a devolver, posee algunos días más para reclamar su dinero, ya que la fecha límite es el 1 de julio.

Los ciudadanos tendrán de plazo hasta el 5 de noviembre para realizar el ingreso del segundo plazo de la declaración anual de 2018, si se fraccionó el pago siguiendo el modelo 102, y hasta el 31 de diciembre para hacer la renuncia o revocación estimación directa simplificada y estimación objetiva para 2020 y sucesivos: 036/037.

Otras historias interesantes