Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

El supervisor europeo advierte: la banca tiene que digitalizar sus plataformas

El Mecanismo Único de Supervisión (MUS) ha revisado durante dos años los modelos de negocio y rentabilidad de los bancos europeos. Entre las conclusiones de este análisis, recogidas en un informe, el supervisor pone el foco en los factores que presionan la rentabilidad de los bancos, pero también en las palancas que pueden elevarla. Entre ellas, la digitalización. Sin embargo, advierte que no basta con ofrecer productos digitales. Los bancos deben preparar sus plataformas para migrar del mundo analógico al digital.

Con este informe, el MUS persigue varios objetivos. Fundamentalmente, facilitar el análisis del modelo de negocio de las entidades por parte de los equipos supervisores del BCE (conocidos como JST, por las siglas en inglés de ‘Joint Supervisory Teams’) e integrar la visión de estos equipos de una forma consistente en todos los bancos. Asimismo, el MUS busca evaluar la capacidad de los bancos para dirigir estratégicamente sus modelos comerciales y monitorizar las consecuencias de una baja rentabilidad en su comportamiento.

Una de las principales conclusiones del informe es que la rentabilidad y los modelos de negocio de las entidades europeas siguen afectados por los bajos tipos de interés, el entorno económico y la alta competencia. Frente a los bancos americanos, que se han recuperado más rápidamente de la crisis, según el informe, algunos bancos europeos acusan herencias como la carga de préstamos dudosos (NPL, por las siglas en inglés de ‘non-performing loans’). Además, el ROE medio de las entidades analizadas sigue en niveles inferiores a etapas previas a la crisis (6,3% en 2017).

El MUS no prevé que la banca recupere los niveles de rentabilidad anteriores a la crisis, pero sí que alcance un ratio sostenible en el tiempo. Queda por ver, afirma, si la competencia por parte de las ‘fintechs’ es una amenaza o una oportunidad en este sentido para los bancos.

Otra de las conclusiones recogidas en el informe es que una dirección estratégica —con objetivos a largo plazo— insuficiente puede exacerbar los desafíos de los bancos, y por ello, es monitoreada de cerca por los supervisores. Esta falta de visión estratégica en algunas entidades afectaría a la eficiencia y al gobierno corporativo, entre otros factores.

Asimismo, el informe señala que la respuesta de los bancos ante el desafío de la baja rentabilidad difiere mucho entre sí. Los bancos más débiles se centran en reducir costes y préstamos dudosos, mientras que las entidades más fuertes se enfocan en el crecimiento.

Aquí, el informe del MUS hace especial hincapié en la estrategia de digitalización de las entidades. En su opinión, el ritmo de desarrollo tecnológico es muy distinto de unos bancos a otros. Por ejemplo, menciona las inversiones que algunas entidades han hecho ya en empresas ‘fintech’. Además, advierte del riesgo de disrupción de los gigantes tecnológicos en el sector financiero, por ahora solo en algunos segmentos, como los pagos.

Danièle Nouy, presidenta del Consejo de supervisión del Banco Central Europeo - BCE

¿Cómo se supervisan los bancos de la Unión Europea?

El MUS es un sistema de supervisión bancaria en la Unión Europa y uno de los pilares de la unión bancaria, junto con el Mecanismo Único de Resolución. Tiene como objetivos velar por la seguridad y la solidez del sistema bancario europeo, potenciar la integración y la estabilidad financieras en Europa y asegurar la coherencia de la supervisión. Tras la crisis financiera, este mecanismo surgió “para restablecer la confianza en el sector bancario europeo e incrementar la resistencia de los bancos”, tal como explica el Banco Central Europeo en su página web.

Actualmente, supervisa las 119 entidades de crédito significativas de los países participantes, que representan casi el 82% del total de los activos bancarios en la zona del euro.

El Mecanismo Único de Supervisión en 3 minutos

Otras historias interesantes