Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA establece un protocolo en caso de catástrofe para dar respuestas ágiles a los afectados en España

BBVA-protocolo-catastrofe-bosque

BBVA ha creado un protocolo para apoyar, en un plazo de 24 horas, a las familias y las empresas que puedan verse afectadas por las consecuencias de una catástrofe natural. La entidad financiera acompaña así a las personas para que puedan afrontar con tranquilidad esos momentos de incertidumbre y puedan volver lo antes posible a la normalidad. Los protocolos contemplan medidas como líneas especiales de financiación o teléfonos específicos para la atención a todos los asegurados damnificados por ese episodio concreto. Este protocolo cumple ahora un año, ya que se puso en marcha por primera vez durante el incendio de Gran Canaria de agosto de 2019.

BBVA ha creado un método de actuación ágil en el caso de que se produzca una catástrofe natural, como una inundación, un incendio, etc. Coordinados por el área de Negocio Responsable de BBVA en España, en la activación del plan intervienen una veintena de departamentos del banco, que actúan de forma coordinada para poner en marcha, en menos de 24 horas, líneas especiales de actuación o productos específicos para los afectados. El sistema ya se ha probado, por ejemplo, en el incendio que hace ahora un año asoló buena parte de la zona alta de la isla de Gran Canaria, o con el temporal Gloria, que afectó a principios de año al levante español y Cataluña.

“Cuando se produce un siniestro natural o una catástrofe, el objetivo es actuar de forma rápida para poder dar respuestas a las personas implicadas, poniendo en marcha líneas de actuación necesarias en cada caso”, ha explicado Teresa Madrigal, directora de Negocio Responsable de BBVA en España. En ese sentido, explica, “se valoran las necesidades específicas con todos los equipos implicados, que dan respuesta en 24 horas para poder activar los protocolos que se hayan determinado”.

Ayuda ágil a los damnificados

Con ese objetivo de poner en marcha canales rápidos de ayuda, BBVA ofrece financiación a particulares y a pymes y autónomos afectados. En ambos casos, los préstamos cuentan con condiciones especiales y pueden ser solicitados tanto por clientes como por no clientes, a fin de poder ayudarles en los primeros momentos tras el suceso.

En el caso de las familias, se trata de préstamos sin intereses, mientras que para pymes y autónomos se brinda financiación en condiciones preferentes, para que puedan recomponer su actividad y retornar a la normalidad lo antes posible.

Además, para los clientes de BBVA Seguros, se pone en marcha un canal de atención telefónica específico y preferente, que se complementa con la atención personalizada que puedan solicitar en las oficinas de BBVA más cercanas a los afectados. Otra herramienta que se habilita para los asegurados de la zona en concreto es un sistema de mensajería, que sirve de alerta o aviso antes de un acontecimiento; o después del mismo para poner a su alcance toda la información de contacto.

Colaboración con ONGs

En ocasiones, BBVA también colabora con entidades no lucrativas y pone en marcha campañas de captación de fondos a través de Bizum para recaudar dinero y ayudar así a los damnificados. Ejemplo de ello fue la recogida de fondos por esta plataforma tras el incendio de Gran Canaria de agosto de 2019, primera vez que se activó el protocolo de catástrofes, donde se recaudaron casi 65.000 euros destinados a la Fundación Foresta, entidad encargada de la reforestación de la superficie afectada.

Para colaborar, simplemente hay que acceder a Bizum, pulsar sobre ‘Aportar a una causa solidaria’, introducir el código que facilite la entidad y la cantidad que se desee aportar.

Otras historias interesantes