Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico 14 nov 2019

BBVA Research estima que Cantabria creará algo más de 5.000 nuevos empleos entre 2019 y 2020

BBVA Research prevé que la comunidad cántabra cree algo más de 5.000 puestos de trabajo entre 2019 y 2020, y reduzca la tasa de paro hasta el 8,5%. Así lo indica el Servicio de Estudios de BBVA en su último informe ‘Situación Cantabria’, presentado hoy por el economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso, y Carlos Gorria, director de la Territorial Norte de BBVA. Las previsiones de crecimiento del PIB para Cantabria, del 1,8% en 2019 y del 1,7% en 2020, son coherentes con la continuación de la recuperación del empleo.

La economía cántabra creció en 2018 un 3,4%, un ritmo similar al de 2017 y, por segundo año consecutivo, algo mayor que la media de España. Esto se explica por una evolución del consumo más favorable que la prevista, así como por el dinamismo de la inversión y del comercio exterior regional. También el mayor impulso de la construcción y de la industria favoreció el diferencial positivo de crecimiento de Cantabria respecto a España.

Asimismo, el gasto de los hogares cántabros moderó su dinamismo en 2018 y el sector turístico alcanzó, con el séptimo año de aumento, el segundo récord histórico consecutivo , tanto en viajeros como en pernoctaciones en hoteles.

Cantabria continúa su recuperación en 2019 y 2020

En el primer semestre de 2019, Cantabria continuó creciendo, aunque a un ritmo menor que en 2018. Así, el PIB regional podría haber aumentado en torno al 0,4% trimestral. Sin embargo, la última información disponible apunta a que la actividad económica en la comunidad se desacelera en la segunda parte del año, en la que el crecimiento se podría situar alrededor del 0,3% t/t, similar a lo esperado para España. Por ello, BBVA Research prevé que el PIB regional crezca el 1,8% en 2019 y el 1,7% en 2020. Con ello, Cantabria enlazaría siete años consecutivos de recuperación.

En este contexto, diversos factores explican el menor ritmo de crecimiento de la economía cántabra. Así, la demanda interna muestra una mayor desaceleración que la esperada, principalmente, por la ralentización del gasto de los hogares cántabros, algo más intensa que en el resto de España. Este menor impulso se debe al agotamiento de la demanda embalsada durante la crisis y de los efectos de las políticas expansivas, elementos que actuaron de soporte en años anteriores. De la misma forma, la inversión en maquinaria y equipo podría moderar su avance y la de vivienda seguirá contribuyendo favorablemente a incrementar la actividad, pero con menor dinamismo.

Por otra parte, durante los primeros meses de 2019, el crecimiento de las exportaciones de bienes se acelera hasta el 9,2%, lo que supone casi  5 p.p. por encima del incremento en el mismo periodo del año anterior. Mientras, el turismo sigue creciendo, pero modera su crecimiento hasta el 2%, tanto de viajeros residentes en España, como de pernoctaciones. En todo caso, y con respecto a la demanda externa, las expectativas de crecimiento son menores que lo anteriormente previsto.

El empleo en Cantabria crece a menor ritmo

De cumplirse el escenario previsto, entre el 2019 y el de 2020 el Servicio de Estudios de BBVA prevé la creación de más de 5.000 nuevos puestos de trabajo en la comunidad de Cantabria. Esto permitiría reducir la tasa de paro hasta el 8,5% en promedio en 2020, todavía 1,3 puntos por encima del nivel precrisis. Sin embargo, los datos disponibles de 2019 apuntan a que se está desacelerando el ritmo de creación de empleo en la región.

En los últimos 12 meses, la mejora del empleo se produjo a un ritmo muy dispar entre las comarcas de la región. Así, en términos de afiliación, el municipio de Santander ha recuperado prácticamente el nivel de empleo precrisis, pero el resto de comarcas se encuentran todavía a más de 7 puntos porcentuales de este nivel.

A esto se añade la dificultad para cubrir determinadas vacantes por la falta de formación o la incidencia del paro juvenil y de larga duración, que aunque se ha reducido y se encuentra por debajo de la media nacional, aún se sitúa en niveles altos. Por tanto, BBVA Research señala la necesidad de impulsar medidas que favorezcan la formación y la inserción de los colectivos con más dificultades.

Factores de incertidumbre

En el escenario global, las dudas sobre el ‘brexit’ siguen representando uno de los riesgos más evidentes. Cantabria no estaría entre las comunidades más afectadas debido al menor peso del gasto turístico en el PIB regional y de las exportaciones de bienes. Sin embargo, las consecuencias podrían notarse porque para esta comunidad, el Reino Unido es el cuarto mercado exterior de bienes, con un 6,4% de cuota sobre el total de las exportaciones.

Además, hay que añadir el aumento de las tensiones comerciales entre Estados Unidos, China y la UE, que también condiciona la evolución del sector exportador. La región tendría una exposición directa reducida a los aranceles recientemente introducidos por EE.UU y menor que la de otras comunidades autónomas

No obstante, Cantabria ha mejorado su competitividad ligeramente por debajo del promedio nacional en los últimos años, en un momento en el que se prevé debilidad en el sector exterior.

A nivel doméstico, la incertidumbre de política económica se mantiene elevada y podría estar afectando a las decisiones de gasto de familias y empresas, lo que ha contribuido al aumento de la tasa de ahorro de los hogares y al debilitamiento de la inversión por parte de las empresas.

Con todo, la economía española y la cántabra se encuentran mejor preparadas para afrontar un escenario de menor crecimiento.

Otras historias interesantes