Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Funciones que hay que conocer para sacar todo el partido a LinkedIn

LinkedIn es la red profesional más utilizada del mundo. Actualmente cuenta con más de 500 millones de usuarios, de los cuales 106 millones son usuarios activos mensuales. Por tanto, puede resultar complicado destacar entre la gran cantidad de profesionales que hay. Como toda red social —esta profesional— tiene una serie de características a descubrir para sacarle todo el partido.

Nadie se equivocaría al afirmar que LinkedIn que se ha convertido en un canal ciertamente destacado en el que se construyen relaciones entre profesionales; del mismo modo que las empresas realizan estrategias de ‘branding’ o de ‘marketing’. De hecho, el 58% de las organizaciones ‘business to business’ usan la plataforma para el marketing de contenidos.

En esa plataforma muy usada por los profesionales cada persona construye su propia marca personal. Algo que no suele ser fácil, ya que a veces se pueden cometer errores. Para tener un adecuado uso de la red y poder realizar buenas conexiones laborales es necesario tener en cuenta una serie de configuraciones o funciones.

– Elegir quién puede mencionar la cuenta propia: si se reciben demasiadas notificaciones de menciones en publicaciones que no se desean, o simplemente se desea no participar en todas las conversaciones, existe una opción para limitar esas menciones. Para ello, hay que acudir al perfil propio → Configuración → Cuenta → Menciones de otros. Una vez dentro se puede elegir ‘sí’ (otros miembros pueden etiquetar al usuario) o ‘no’ (no se permiten más menciones).

Eso sí, hay que tener en cuenta que la negación se aplica para futuras publicaciones. Las menciones en publicaciones o comentarios anteriores hay que eliminarlas una a una. Para ello, hay que acudir a la publicación real y seguir unos pasos: pinchar en las opciones situadas arriba a la derecha en el post y en el menú desplegable seleccionar ‘eliminar mención‘.

El nombre de la persona mencionada permanece en la publicación pero no se vincula al perfil correspondiente. La persona que notificó no recibe ningún aviso y la que quita su mención ya no recibe más notificaciones cuando se realice una interacción en la publicación.

– Personalizar el contenido relevante: para tener una mejor experiencia en la plataforma es deseable personalizar el ‘feed’ eligiendo qué contenidos son relevantes para el usuario. Es decir, que solo vea publicaciones que le resulten útiles. Para ello, hay que acudir al perfil propio → Cuenta → Preferencias de feeds. Una vez dentro se pueden elegir las personas o temas a seguir que resulten más interesantes.

Además, en este apartado se puede ver cuántos fans tiene la cuenta y a cuántas personas se sigue. También se puede ‘dejar de seguir‘ a cualquier persona o compañía. Cuantas más personas poco interesantes se sigan, más publicaciones poco interesantes se verán. Es decir, no se puede controlar lo que otras personas publican pero sí se puede decidir qué ver de forma prioritaria.

– Estado activo en LinkedIn: es una función relativamente nueva que se puede usar en el chat. Una forma más directa de interaccionar con los demás usuarios en tiempo real. Eso sí, se puede decidir qué personas sepan el estado, administrando el estado activo. Al perfil propio → Privacidad → Administrar estado activo. Si se selecciona mostrar el estado activo, también se podrá ver quién de las conexiones está activo.

Algo que se ve reflejado los círculos: verde sólido (persona activa); verde (no está en LinkedIn pero puede recibir notificaciones); sin círculo (el contacto no está activo en LinkedIn o ha deshabilitado la función de activos de estado de mensajes). Por tanto, está pensada para comunicarse con personas en tiempo real.

– Silenciar las notificaciones de un chat grupal: estar metido en conversaciones interesantes es otro de los puntos fuertes que tiene el chat de LinkedIn. Eso sí, hay veces que no se puede estar siempre pendiente, y estar recibiendo avisos puede llegar a ser molesto. Para esto, simplemente hay que seleccionar ‘silenciar la conversación‘ y leer los mensajes cuando se desee. Hay que hacerlo desde la ventana del chat, pulsando el botón de opciones situado en la esquina superior derecha de la ventana de chat y seleccionando ‘silenciar conversación’. También hay que tener en cuenta que directamente se puede abandonar la conversación.

– Administrar las notificaciones de la ‘app’: es otro apartado que también se puede configurar a la medida de lo que desee cada usuario. Hay que acudir a las preferencias de la plataforma → Comunicaciones → Notificaciones. Una vez dentro se podrá seleccionar la forma de relación con las personas. Se puede desactivar notificaciones por cumpleaños, por trabajo nuevo, por aniversarios de trabajo… De hecho, las notificaciones que se pueden tener son sobre: invitaciones y mensajes; empleos y oportunidades; noticias y artículos; actualizaciones sobre ti y tu red; actualizaciones de tus grupos. Es cuestión de dedicarle un rato para adaptarlo a lo que se desea saber de los seguidores.

Por tanto, estos simples ajustes no solo harán que tu experiencia con la ‘app’ mejore; también son necesarias para poder sacar todo el provecho y ser mucho más productivo en LinkedIn. Cada persona es dueña de su cuenta, por lo que decide quién le sigue, quién le ve conectada, con quién tiene relación… La plataforma así lo permite.

BBVA, en busca de talento para su transformación digital

Con el objetivo de continuar con el proceso de transformación digital, BBVA ha puesto su foco en atraer, formar y fidelizar el talento para incorporarlo a su equipo.

Para su estrategia global, la presencia de BBVA en LinkedIn como principal plataforma de talento es vital para poner en valor su marca empleadora. Por ello, y para estar al día de las oportunidades de carrera, para acceder a contenidos interesantes que puedan ayudarte en tu labor profesional y para conocer cómo es trabajar en BBVA, te recomendamos seguirnos en LinkedIn.

Otras historias interesantes