Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tenis 05 may 2017

Garbiñe Muguruza buscará conquistar el Madrid Open arropada por su público

Vuelve a Madrid el mejor tenis del mundo con una Garbiñe Muguruza especialmente motivada y con ganas de dar una alegría al público en casa. El primer obstáculo a superar será la suiza Bacsinszky en un cuadro en el que podría cruzarse con Vesnina en octavos o Pliskova en cuartos. La embajadora de BBVA tendrá que desplegar su versión más agresiva para poder confirmar su romance con la tierra batida.

“Es un buen partido para empezar, aunque todos los encuentros con ella han sido difíciles” opinaba Garbiñe Muguruza sobre Timea Bacsinszky, su primer cruce en el Open de Madrid, una rival “muy dura”, según la número 6 del mundo, que le exigirá “un plus de concentración”. De avanzar en el torneo, Garbiñe podría encontrarse en cuartos de final con Karolina Pliskova y en semifinales con la vigente campeona, Simona Halep. Sin Serena Williams, de baja por maternidad y con la ausencia de última hora de Radwanska por lesión, el otro lado del cuadro lo completan Angelique Kerber como cabeza de serie, y la campeona de 2014, María Sharapova.

La embajadora de BBVA no ha cosechado buenos resultados en las pasadas ediciones de este Premier Mandatory. En 2016 cayó eliminada en segunda ronda: “No es un torneo en el que haya jugado especialmente bien, no tengo un historial bueno” afirma. Este año llega a Madrid con ganas de “mejorar los resultados anteriores” y devolver al público todo el cariño recibido.

Garbiñe Muguruza prepara el Madrid Open

“He llegado antes y me encuentro mejor desde el primer día. Hay un poco de altitud, que aunque no lo parezca, se nota bastante, pero intentaré mejorar”, comentaba a los periodistas acerca de su preparación para el torneo. Garbiñe ha explicado que lleva entrenando en la tierra batida de Madrid desde principios de semana para aclimatarse y acostumbrarse a la altura.

La presión como uno de los elementos clave

Uno de los factores que más condiciona a la actual campeona de Roland Garros, es la presión que siente al jugar ante su gente. Algo que, como ella misma ha reconocido, puede llegar a perjudicarle. Liberarse de esa presión puede ser una de las claves a la hora de enfrentarse a sus rivales y desplegar su mejor juego.

Un ambiente más distendido, previo a la tensión del torneo, se pudo ver el pasado jueves en el evento benéfico Tie Break Tens, donde la tenista española recibió el calor del público con una ovación al saltar a la pista. Un torneo con el objetivo de recaudar fondos para la lucha contra la violencia de género, que contó con la participación de  jugadores como Feliciano López, Fernando Verdasco, Grigor Dimitrov, Stan Wawrinka, Maria Sharapova, Simona Halep, Mónica Puig o la propia Garbiñe.

Halep y Dimitrov se alzaron con la victoria en este torneo disputado en formato de tie breaks, en el que el verdadero ganador fue el espíritu solidario de público y jugadores. Para conocer al campeón del Madrid Open habrá que esperar al día 15.

Otras historias interesantes