Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tenis 03 oct 2016

Garbiñe Muguruza continúa superando obstáculos en Pekín

Volvió a ganar Garbiñe Muguruza en Pekín. Y lo hizo mostrando dos de sus principales armas, un tenis imparable en el primer set y una gran capacidad de superación en los momentos adversos en el segundo. Ante esto, poco pudo hacer Yulia Putintseva, que acabó cediendo ante la segunda favorita del China Open en dos mangas, 6-2 y 7-6 (7-5).

Garbiñe Muguruza superó una nueva ronda en el Abierto de China y ya está en octavos de final de este torneo en el que defiende título. Y lo hizo tras ganar un partido frente a la número 33 del mundo con dos partes bien diferenciadas, aunque bien es cierto que con muchas menos complicaciones que las que sufrió en su debut frente a la rumana Irina-Camelia Begu.

En el primer parcial la española puso en liza un tenis arrollador y contundente para vencer cómodamente a la tenista kazaja. Las opciones de rotura fueron protagonistas desde el primer momento, y aunque Putintseva también dispuso de dos en el segundo juego, fue Garbiñe la que materializó dos de las cinco de las que disfrutó.

No quería complicaciones Muguruza que en cuarenta minutos de partido cerró el primer set. Con los dos breaks consecutivos en el tercer y quinto juego y defendiendo su servicio, minimizó algunos errores con seriedad, para acabar adjudicándose el parcial 6-2. Primera prueba de que era superior a su rival.

Fotografía de Garbiñe Muguruza en segunda ronda de China Open vs. Yulia Putintseva

Garbiñe Muguruza en segunda ronda de China Open vs. Yulia Putintseva. Foto: EFE

Las buenas sensaciones las mantuvo en el segundo. Pero quizás los nervios por ver muy cerca su clasificación para la siguiente fase le pasaron factura. El partido se igualó porque ninguna de las tenistas era capaz de mantener su saque, hasta el punto de que cada una sufrió cuatro roturas de servicio por parte de su rival.

De dos ocasiones incluso dispuso Garbiñe para ganar el partido, pero la presión de Putintseva se lo puso muy cuesta arriba. Perdió dos bolas de partido y llegó el desempate en el tiebreak. Y ahí no falló la española para cerrar el set y anotarse la victoria, 7-6 (7-5).

Gritó Garbiñe apretando los puños. Su defensa de la corona de Pekín sigue adelante. Tiempo para trabajar pensando en su choque de octavos. Su posible rival es Petra Kvitova, que llega en un gran momento de forma y anímico tras proclamarse campeona en Wuhan hace unos días.

Otras historias interesantes