Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actualidad 29 ago 2016

Garbiñe Muguruza supo reaccionar para lograr su primera victoria en el US Open

Con muchas ilusiones puestas en este último Grand Slam de la temporada, Garbiñe Muguruza tuvo que sufrir para ganar en su debut en Nueva York. La española se presentaba en el US Open en un buen estado de forma, tras alcanzar las semifinales en Cincinnati, y tras caer en el primer set, se repuso física y mentalmente para lograr su primera victoria, 2-6, 6-0 y 6-3 y en su primer enfrentamiento frente a la belga Elise Mertens.

A pesar de estar hecha para las grandes competiciones, a Garbiñe le costó entrar en la pista Louis Amstrong hasta el punto de ceder en el primer set del partido. Empezó fría, con poco ritmo, algo que aprovechó Mertens para anotarse el primer break con un juego en blanco y confirmarlo tras algunos errores no forzados de la española.

El saque tampoco le funcionaba a la número tres del mundo, lo que permitió a la belga tomar distancias en el marcador con una nueva rotura. A pesar de no encontrarse cómoda, y algo lenta de piernas, Muguruza se anotó tres puntos consecutivos para su primer break que hicieron pensar en la remontada.

Pero sus problemas con el servicio continuaron. Elise Mertens, con un tenis muy técnico y un saque potente y variado, se marchó en el marcador, y salvo un intento de Garbiñe de mantenerse con vida ganando el séptimo juego en limpio, la belga número 137 del mundo apretó para cerrar el set 2-6.

Tras sentir malestar y pedir atención médica, Garbiñe arrancó mucho mejor la segunda manga. Se anotó, esta vez con mayor seguridad, su primer servicio, y confirmó la mejoría con un break. Con el objetivo de ganar también en tranquilidad tiró de intensidad para aumentar la ventaja hasta el 3-0.

Atrás quedaron los 17 errores no forzados del primer set. Con más acierto en sus primeros saques y más segura de sí misma, Muguruza continuó su mejoría y llevó el partido a otra dinámica. La española se convirtió en un auténtico ciclón sobre la pista, no dio tregua a su rival, y se impuso 6-0 para empatar el partido.

Fotografía de Garbiñe Muguruza en su debut en el US Open 2016

Garbiñe Muguruza durante su debut en el US Open 2016

Intentó buscar la sorpresa en el tercer set la belga. Tras un intercambio inicial en el que cada una cumplió con su servicio, Garbiñe hizo gala de su capacidad de recuperación. Sin necesidad de llevar su tenis al extremo de la excelencia y con pocos riesgos, recuperó un 0-30 en contra y volvió a ganar con su saque.

La número tres del mundo se mostró fuerte también al resto y logró otro break para poner tierra de por medio. Aunque le duró poco. Mertens volvió a buscar otro momento de gloria con su tenis técnico y, con dos dobles faltas consecutivas de Garbiñe, acabó empatando el set.

No iba a ser un final plácido para la caraqueña. Pero Muguruza supo sobreponerse una vez más durante el partido y aguantar grandes intercambios para ganar tres juegos consecutivos, break incluido, llevarse, en una hora y 58 minutos, su primera victoria en el US Open 2016 y pasar a segunda ronda.

Otras historias interesantes