Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actualidad Act. 06 nov 2018

Garbiñe: "Voy a centrarme en mantener mi mejor nivel"

Fotografía Garbiñe Muguruza en la rueda de prensa previa al Open de Australia en Melbourne Park

Garbiñe Muguruza encara con mucha ilusión el inicio de la temporada. Tras su retirada del primer torneo en Brisbane por lesión, la número tres del mundo afronta la recta final de su preparación para el Open de Australia con optimismo por la evolución de sus molestias en la fascia del pie izquierdo.

Antes del comienzo del primer Grand Slam del curso en Melbourne y de su debut el próximo martes, Garbiñe Muguruza atendió a los medios de comunicación en una rueda de prensa en la que se mostró con ganas de empezar el torneo, animada en cuanto a sus condiciones físicas y expectante por lo que le deparará el nuevo año. Un año que la española anticipa va a ser “interesante y duro” y “quiero ver como voy lidiando con todas las nuevas cosas que van pasando”.

Al respecto de la lesión, Garbiñe declaró que “el pie está mucho mejor. Es una molestia que he tenido otras veces y gracias a que he tenido varios días de descanso, noto que está evolucionando bien. Así que espero estar bien para mi partido de primera ronda.”

Muguruza, que ha ido progresivamente adecuando su carga de trabajo a medida que se acerca la competición, debuta el próximo martes frente a la estonia Anett Kontaveit, número 86 del mundo. Será su primer enfrentamiento con esta jugadora de 20 años que solo ha disputado veintitrés partidos en el circuito profesional, al que se incorporó en 2014, con quince derrotas.

Los datos apuntan a un debut cómodo para la número tres del mundo si no se resiente de la lesión, que en caso de superar la primera ronda se enfrentaría en segunda con la belga Kirsten Flipkens o la croata Mirjana Lucic-Baroni.

En la última edición del Abierto de Australia, Garbiñe fue eliminada en tres sets en la cuarta ronda por la estadounidense Serena Williams, número uno del mundo y máxima favorita en Melbourne. En esta ocasión, preguntada sobre la posibilidad de que la presión afecte a Williams, la español defiende que “va a centrarse en mantener su mejor nivel, con el que acabó el año”.

Un nivel en el que mucho tuvo que ver Sam Sumyk, con el que Garbiñe ha consolidado su relaciónprofesional: “Nos comunicamos muy bien. Tenemos una buena conexión. Congeniamos muy rápidamente y todo sigue muy bien. Es muy profesional y ralamente quiero aprender lo que tiene que enseñarme”.

Desde que ocupa la tercera posición del ránking de la WTA asume que se ha convertido en centro de atención. "Es genial, demuestra que puedo estar ahí. Aunque todo el mundo está esperando mucho de mí, y no va a ser fácil, pero sigo creciendo y tengo curiosidad de cómo voy a reaccionar en la pista”.

Otras historias interesantes