Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Bienestar financiero 11 jul 2018

Gratificación: ¿Pagar deudas, ahorrar o darse un gusto?

El 15 de julio vence el plazo para que los trabajadores del sector privado reciban el pago de la gratificación de Fiestas Patrias en Perú. Ante este ingreso adicional, muchos peruanos se preguntan qué hacer con el dinero extra. Tres son las opciones con más posibilidades: pagar deudas, ahorrar o darse un gusto.

La gratificación es un pago obligatorio que hacen las empresas del sector privado a sus trabajadores dos veces al año, en julio y diciembre. En el caso de las empresas grandes y medianas el monto equivale a un mes de salario y, en el caso de las pequeñas, a la mitad. Es importante, además, tomar en cuenta que cada trabajador recibe un sueldo íntegro siempre y cuando haya laborado el semestre completo (enero a junio 2018).

Opciones para utilizar la ‘grati’

Una opción es aprovechar la gratificación para cancelar las deudas ‘más caras’, como las de compras con tarjetas de crédito y disposición de efectivo. Así, ya no se seguirá pagando altos intereses todos los meses. En el caso de deudas ‘más baratas’, la sugerencia es adelantar su pago siempre que se cuente con alguna inversión que genere un retorno mayor.

“Si has consumido más, si te has endeudado más, paga primero tus obligaciones”, señala Juan Carlos Ramírez, gerente de calidad y gestión de pasivos en BBVA Continental, quien también comenta que debido al Mundial de Rusia 2018 es probable que haya una mayor tendencia a pagar obligaciones, lo cual es saludable.

Por otro lado, la gratificación de julio es también la oportunidad ideal para ir creando un fondo de emergencia para afrontar cualquier imprevisto. Lo recomendable es acumular un fondo equivalente a, por lo menos, seis meses de gastos, dependiendo de la situación laboral y el número de miembros de la familia. Asimismo, es preferible guardar este fondo en una cuenta a plazo fijo, separada de otros ahorros.

Los depósitos a plazo fijo se convierten en ahorros porque no se utiliza ese dinero durante el tiempo que se contrata con la entidad financiera. Y también son una forma de inversión porque generan un interés que abona el banco, financiera o caja.

“Se está viendo un mayor movimiento en ahorros, comparado con el año pasado”, comentó el ejecutivo bancario, que además recomendó que si se necesita disponer del dinero en el corto plazo, una opción son las cuentas de ahorro, pero que si el dinero puede ahorrarse por periodos mayores, los depósitos a plazo son más convenientes.

Otra opción son los fondos mutuos, que pueden brindar rentabilidades superiores a los productos de ahorro tradicionales; pero siempre se debe tomar en cuenta que el retorno no es siempre seguro. Antes de invertir en fondos mutuos, se debe tener claro que su rentabilidad es variable y coyuntural.

“Para decidir la inversión es importante tener en cuenta nuestras propias necesidades. Los fondos mutuos pueden darse en soles y dólares, pero las inversiones en dólares no son recomendables para las personas que ganan en moneda nacional”, concluye Ramírez.

Sea cual sea la opción que se decida tomar, es importante tener en cuenta las recomendaciones de expertos que ayudan a tener las finanzas personales más ordenadas. Aprovechar la gratificación para pagar deudas es la primera y más importe recomendación y, en caso de que no se tengan deudas, las opciones de ahorrar, invertir o darse un gusto, siempre serán válidas.

Otras historias interesantes