Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Deporte 25 ago 2016

Ibargüen y Durant, dos sonrisas de oro en Río 2016

Protagonistas en Río. Caterine Ibargüen Mena, campeona olímpica de triple salto, y Kevin Durant, campeón con el ‘Dream Team‘ americano de baloncesto. Ambos embajadores de BBVA y ambos ejemplos de grandes deportistas, con mayúsculas, dentro y fuera de los estadios. Ejemplos de superación y esfuerzo constante sin perder la sonrisa y la humildad. Su espíritu brilla tanto o más como la medalla de oro que se han colgado en Brasil.

De la colombiana lo primero que impresiona es su sonrisa. Es de esas que cautiva a millones de personas. Es conocedora de dónde viene y todo lo que ha tenido que luchar para llegar a conseguir esta presea, el gran colofón a una carrera envidiable.

Su madre doña Francisca y su abuela Ayola son un referente y un recuerdo imborrable en su cabeza. Solo este ejemplo sirve para cimentar todo lo anterior relatado. Así respondió a la siguiente pregunta: “Sofia, una niña de Medellín que practica el atletismo y vive en condiciones mínimas, me pidió que apenas te viera te dijera que eres su mayor ejemplo. ¿Qué repuesta le envías?”, le dijo el periodista.

Ibragüen, emocionada y con un brillo especial en la mirada, respondió: “A la niña Sofía le digo que me agrada que me tenga como un ejemplo y que la clave es la responsabilidad y disciplina para conseguir los sueños. Todos los días me levanto con un propósito bueno para mi vida, mi familia y mi país. La invito a que lo ponga en práctica”, aseguró la natural de Apartadó (Antioquia).

 



 

Vive por y para el atletismo

Cuentan quienes la conocen de cerca que tiene un don especial con todo el mundo que le rodea. Una forma de conectar distinta. Una vida volcada exclusivamente en el atletismo. Lo vive de una forma muy especial. Además, tiene un especial cariño por representar a la familia colombiana en cualquier lugar del mundo que compita.

“Tuve una gran preparación, pero considero que no solo yo tengo que ser la prioridad del Comité Olímpico Colombiano y Coldeportes Nacional. No. Todos necesitan el mismo trato, tanto el que está más cerca de conseguir la medalla como el que está lejos de cumplir ese sueño”, afirmaba la atleta de 32 años antes de iniciar la competición en Río.

Una campeona olímpica que pudo ser enfermera cuando viajó a Puerto Rico para graduarse como tal gracias a una beca. Allí conocería a Ubaldo Duany, un entrenador cubano de triple salto con el que recuperó la fuerza por competir tras quedarse fuera de Pekín 2008, eso sí en la disciplina de salto de altura.

“Es un hombre espectacular, sabio en sus enseñanzas y con un corazón gigante, tienen que conocerlo. Con él logré la plata en Londres y el oro en Río. Es una extraordinaria persona”, relataba emocionada tras conquistar la gloria en Brasil.

Sin duda, hablamos de la atleta más importante en la historia de Colombia. La antioqueña se vistió de oro con su mejor salto de la temporada (15,17 m) en una final muy emocionante ya que la promesa venezolana, ya convertida en realidad, Yulimar Rojas, se lo puso muy complicado. Finalmente logró la plata, gran éxito para su país.

Plata en Londres, bicampeona del mundo y ganadora de grandes certámenes. Una carrera de constante superación y con una canción de vallenato, ‘Mi propia historia‘, como gran inspiración. “Me gusta que la gente vea todo el trabajo que he hecho, me emociona que me vitoreen, porque es un compromiso para ser mejor”, reconocía sin perder la sonrisa.

El jugador estadounidense Kevin Durant (c) en acción ante John Cox (i) durante el juego de baloncesto en el marco de los Juegos Olímpicos Río 2016. EFE

El jugador estadounidense Kevin Durant, durante los JJOO de Río | Foto: EFE

Los 30 de Durant para el tercer oro consecutivo de EE. UU.

LeBron y Kobe iniciaron el reinado estadounidense en Pekín y Londres y Durant les cogió el testigo en Río. El nuevo alero de los Golden State Warriors clavó los 30 puntos que hizo hace cuatro años en el Arena de baloncesto londinense.

Los americanos volvían a conquistar el oro y el deporte del aro se queda donde estaba hace 12 años cuando cayó por última vez en un partido olímpico. En aquella ocasión fue Argentina quien apartó del camino del oro a los americanos en una semifinal inolvidable.

Tres olimpiadas después, el nuevo ‘Dream Team’ se presentaba a la cita con la obligación de llevarse el oro. La victoria en la final ante Serbia (66-96) supone la 76ª victoria consecutiva de Estados Unidos, el sexto oro de los últimos siete en disputa y el decimoquinto en las diecinueve ediciones del baloncesto en las máximas citas del deporte mundial. Ahí es nada.

Una final desequilibrada por Kevin. Ocho puntos seguidos rompieron el choque en la primera parte, periodo en el que el nuevo compañero de Curry anotó 24 puntos, con un cinco de ocho en triples. Simplemente fulminante para las ilusiones serbias.

Hablamos del jugador que ha sido MVP en cada cita que se ha enfundado la camiseta de las barras y las estrellas: Mundial 2010 y los dos últimos JJOO. 19,4 puntos (58,1% en triples), 5,0 rebotes y 3,5 asistencias por partido para el jugador más desequilibrante, junto con Pau Gasol, del baloncesto olímpico en Río.

El jugador perfecto que nunca pierde la sonrisa y que aprendió a madurar de forma rápida tras una infancia complicada en los suburbios. “Cuando algo bueno te pasa yo miro hacia atrás para recordar lo que me trajo hasta aquí. Nos hiciste creer, nos sacaste de las calles y nos llevaste comida a la mesa. Te sacrificaste por nosotros. Tú eres la verdadera MVP“, afirmaba sobre su madre un emocionado ‘KD’ cuando recibía el trofeo al mejor jugador de la NBA en 2014.

Garbiñe Muguruza, durante los JJOO de Río 2016 | Foto: EFE

Garbiñe Muguruza, durante los JJOO de Río 2016 | Foto: EFE

Garbiñe y Jossimar, primera participación en unos JJOO

Otros dos embajadores de BBVA que también compitieron, viviendo por primera vez una olimpiada, fueron la española Garbiñe Muguruza y el cafetero Jossimar Calvo.

La número tres del tenis mundial femenino alcanzó los cuartos de final jugando el doble con su compatriota Carla Suárez y la tercera ronda en el cuadro individual. Muguruza comenzó su andadura en Río venciendo, junto a la Carla, al dobles brasileño formado por Pereira y Gonçalves.

El segundo día le deparó un duelo ante la rumana Andrea Mitu. El estreno en individuales que superó por un doble 6-2. Accedía a segunda ronda donde también eliminaba a la japonesa Nao Hibino, por otro doble 6-1. Su camino se detuvo al caer en octavos de final con la posterior medalla de oro, la puertorriqueña Mónica Puig.

En dobles sumó otra victoria más frente a la pareja belga formada por Wickmayer y Flipkens para caer en cuartos (6-3, 6-4) ante las rusas Makarova y Vesnina. Así se cerraba la primera experiencia para una tenista que tiene todo el futuro por delante para intentar lograr medalla. Tokio será la próxima oportunidad.

Jossimar Calvo, durante los JJOO de Río | Foto: EFE

Jossimar Calvo, durante los JJOO de Río | Foto: EFE

El abanderado colombiano, aunque no pudo ejercer por cuestiones técnicas, finalizó décimo y ya piensa en Tokio. “La meta es estar allí”, reconocía tras terminar. “Esto muy emocionado por el resultado de hoy. Esta competencia es increíble, vivir esta experiencia es único”, señaló el gimnasta.

El resultado conseguido, añadió, “es una motivación para seguir creciendo”. El colombiano sumó 88,915 puntos gracias a 14,650 en suelo, 14,700 en caballo con arcos, 14,433 en anillas, 14,833 en salto, 15,366 en paralelas y 14,933 en barra.

Me toca mejorar mucho. Necesitamos tener más nivel para aspirar a un resultado mejor”, apuntó el gimnasta de Cúcuta. A sus 22 años tiene todo el futuro por delante para ello.

Otras historias interesantes