Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Accionistas 11 mar 2016

BBVA propondrá un Dividendo Opción de 13 céntimos de euro por acción en abril

Junta General de Accionistas 2016

Francisco González, presidente

– Dividendo: “El objetivo de BBVA es “mantener una atractiva remuneración para el accionista”

Balance de 2015: “En un entorno muy complejo, hemos incrementado claramente nuestros resultados, hemos fortalecido nuestra base de capital y hemos mejorado sustancialmente nuestro perfil de riesgo”

– Futuro de la banca: “En BBVA, lo miramos con optimismo, porque sabemos que estamos avanzando en la buena dirección: abrazando sin miedo el cambio y trabajando sin descanso para anticiparnos al futuro”

Carlos Torres Vila, consejero delegado

– Objetivo de la transformación: “Queremos convertirnos en un mejor banco para nuestros clientes y que nuestras soluciones tengan un impacto positivo en sus vidas y sus negocios”

– Perspectivas para 2016: “Tenemos las ideas muy claras, un propósito y un camino ya fijado para alcanzarlo. Queremos seguir trabajando por nuestros clientes, para que tengan soluciones a su medida, que les ayudemos con sus finanzas y que así sigamos mejorando su recomendación. Será esta la base para continuar teniendo un negocio sólido y rentable”

BBVA celebra hoy su Junta General de Accionistas en Bilbao. En dicho acto, el presidente de BBVA, Francisco González, ha confirmado que se propondrá al próximo Consejo de Administración la ejecución de un Dividendo Opción por un importe bruto de 13 céntimos de euro por acción, que se pagaría en abril.

“La fortaleza y la consistencia que BBVA ha demostrado, la solidez de nuestros resultados en 2015, nos permiten ofrecer a nuestros accionistas una retribución sostenible”, señaló Francisco González.

El presidente de BBVA recordó que la intención del Grupo es avanzar hacia una política de distribución de dividendos, íntegramente en efectivo, entre un 35% y un 40% de los beneficios. De manera transitoria, BBVA complementará el dividendo en efectivo con Dividendos Opción, con el objetivo de “mantener una atractiva remuneración para el accionista”.

Asimismo, aprovechó la cita anual con los accionistas para explicar que “el precio de las acciones bancarias ha sufrido el impacto de un entorno muy adverso” y, en este difícil contexto, “BBVA también ha conseguido marcar diferencias”. La rentabilidad total para el accionista (TSR) -que incluye el comportamiento de la acción y los dividendos- de BBVA en los últimos cinco años es un 16,9%, 16 puntos más que la media de sus principales competidores (0,5%).

Entorno macroeconómico

La intervención del presidente se dividió en tres partes. En primer lugar, describió la situación de la economía mundial y española; en segundo lugar, repasó los resultados de BBVA en 2015; y, para terminar, sintetizó los pasos que BBVA ha dado en su transformación, en un contexto de cambio en la industria bancaria.

Francisco González señaló que la economía mundial creció un 3,1% en 2015, un avance algo inferior al de 2014 y claramente por debajo de la media de los años anteriores a la crisis. Además, añadió que las previsiones para 2016 son similares.

A continuación, se refirió a las tres operaciones corporativas cerradas en 2015: en Turquía, con el aumento de la participación en Garanti del 25% al 39,9%; en China, con la venta parcial de la inversión en este país; y en el mercado doméstico, con la compra de Catalunya Banc, que convierte a BBVA en la primera entidad de España por volumen de activos.

En segundo lugar, pasó a describir la evolución de la cuenta de resultados: “Los ingresos han crecido en todas las geografías, impulsados por las partidas más recurrentes: el margen de interés y las comisiones”. El ratio de eficiencia (52%) es 16 puntos mejor que la media del grupo de bancos comparables europeos, apuntó también. Por último, recalcó que “la disminución del 6,4% de los saneamientos crediticios y las provisiones inmobiliarias han contribuido a los buenos resultados, en gran medida por la mejora significativa de la situación en España”.

JGA2016. Gráfico Crecimiento de ingresos y control de gasto

En cuanto al capital, recordó que “BBVA cerró 2015 con una posición muy sólida”, con un ratio del 12,1%, muy por encima de los niveles exigidos por el regulador. En términos fullyloaded, es decir, adelantando futuros requerimientos de la normativa, el ratio de capital ascendió al 10,33%.

Y, para resumir los logros, añadió: “BBVA ha revalidado su trayectoria como un banco líder entre sus pares en términos de eficiencia y rentabilidad”. Desde 2009 a 2015, ha mantenido un ratio de eficiencia casi 20 puntos mejor que el conjunto de competidores europeos; la rentabilidad sobre el capital (ROE) casi ha triplicado la de ese mismo grupo de competidores; y ha aumentado el ratio de core capital en más de 4 puntos porcentuales.

Disrupción en la industria financiera

La última parte de su intervención giró en torno a la transformación de la banca. Francisco González explicó que a los casi 20.000 bancos convencionales que hoy existen en el mundo les resulta muy difícil competir con centenares de startups financieras, que ofrecen productos y servicios con la máxima conveniencia y a muy bajo coste.

“La disrupción va a ser brutal”, aseguró. A corto plazo, vaticina una fuerte tendencia de la banca hacia la consolidación y la desaparición de muchos bancos y startups. En el futuro, aquellos bancos que consigan agregar la mejor oferta, de la forma más conveniente, se convertirán en los interlocutores de confianza del cliente para atender todas sus necesidades financieras y no financieras, en su opinión. Al final, “los clientes serán los verdaderos ganadores de la revolución digital”.

Francisco González enumeró los últimos pasos de BBVA para competir en este nuevo contexto. En 2015, ha acelerado su transformación digital con el lanzamiento de productos digitales, la mejora de los procesos y los canales, la incorporación de talento y un cambio cultural en la organización. Todo ello, dirigido a “poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era”, el nuevo propósito o misión de BBVA. Además, las recientes sedes de Madrid y Ciudad de México, que se suman a las de Houston, Londres, Santiago, Buenos Aires y Lima -ya finalizadas o a punto de estarlo-, permiten aplicar nuevas formas de trabajo, más ágiles, colaborativas y emprendedoras.

Francisco González: “Hemos definido nuestro propósito: poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era

Para terminar, destacó que “estamos consiguiendo que toda nuestra organización trabaje con la máxima transparencia para ganar la confianza de nuestros clientes, poniendo al alcance de todos las oportunidades de la era digital”.

Como resultado, “estamos viendo ya cambios muy relevantes en las métricas del banco”, en alusión al aumento de clientes que se relacionan por canales digitales, especialmente por el móvil. Los clientes digitales se han incrementado un 19% en el año, hasta 15 millones. De estos, los clientes de banca móvil han aumentado un 45%, hasta 8,5 millones. También han crecido las ventas digitales. Las nuevas operaciones de préstamos al consumo originadas en un canal digital han pasado del 9% en enero de 2015 al 19% en diciembre en España, y del 2,4% a casi el 30% en México. También se refleja en la satisfacción de los clientes, donde la entidad ocupa la primera posición entre sus competidores comparables en España, México, Colombia, Argentina y Venezuela.

JGA 2016. Gráfico Impactos relevantes en clientes y ventas digitales

El mejor banco para los clientes

En su primera Junta de Accionistas como consejero delegado, Carlos Torres Vila afirmó que el objetivo de la trasformación de BBVA “es convertirnos en un mejor banco para nuestros clientes”. “Queremos que nuestras soluciones tengan un impacto positivo en nuestros clientes, en sus vidas y en sus negocios”, subrayó.

En este sentido, explicó que “el momento actual es la era de las oportunidades por los cambios que estamos viendo”. “Y en esta era de las oportunidades, queremos ser un agente activo, poniéndolas al alcance de todos”. En definitiva, “poner al cliente en el centro de todo lo que hacemos”, apuntó Carlos Torres Vila. El fin último es ser el banco más recomendado por sus clientes en los países donde tiene presencia, según el consejero delegado. “Tener clientes que nos recomienden llevará a largo plazo a un negocio sostenible y a un mejor negocio”, aseguró.

Carlos Torres Vila: “Queremos que nuestras soluciones tengan un impacto positivo en nuestros clientes, en sus vidas y en sus negocios

El consejero delegado de BBVA repasó la evolución de las áreas de negocio en 2015.

– En España, destacó las buenas noticias de la actividad bancaria, como el impulso de su resultado atribuido y los crecimientos de la facturación bruta en hipotecas (38%), en créditos al consumo (40%) y en créditos a empresas (26%). Todo ello sin tener en cuenta el impacto adicional de incorporar CX. Sobre la actividad inmobiliaria, comentó las buenas perspectivas en el mercado y la clara mejora en la cuenta de resultados. En conjunto, la actividad bancaria y la inmobiliaria han ganado 554 millones de euros (597 millones más que en 2014).

– En Estados Unidos, afirmó que los positivos resultados (+5,2% en euros constantes) reflejan el dinamismo de la actividad. Una tendencia que espera que continúe en 2016, pese a que la gradual subida de tipos será más lenta de lo esperado y al repunte de los saneamientos. También anunció que el banco seguirá impulsando la transformación en este país, el más digitalizado del mundo, pero con unos servicios bancarios menos avanzados, lo que supone una oportunidad.

– En Turquía, aseguró que BBVA está muy satisfecho con su inversión en Garanti y la relación con su socio Dogus. El banco turco “está avanzando mucho en la transformación, muestra buenas dinámicas de negocio con elevados ritmos de crecimiento de la actividad y es la mejor franquicia en un país que, pese a las incertidumbres actuales, tiene un enorme potencial de futuro”, señaló. El resultado atribuido del área fue prácticamente plano en el año a perímetro constante y creció un 24,4% teniendo en cuenta el incremento de la participación de BBVA.

– En México, elogió los excelentes resultados del área (+9%), a pesar del menor crecimiento de la economía. BBVA continúa siendo el líder indiscutible en el mercado bancario mexicano y sigue ganando cuota de mercado en créditos y liderando el mercado en eficiencia y rentabilidad, a la vez que goza de una sólida posición de capital.

– En América del Sur, recordó que los resultados del área están afectados por los comportamientos dispares de los países en función de sus condiciones macro y de mercado. En su opinión, el beneficio atribuido del área (+9%) refleja la recurrencia del negocio en la región, con un buen ritmo de crecimiento del margen de intereses y de los ingresos totales.

Carlos Torres Vila cerró su discurso con una visión optimista sobre este año. “Esperamos que en 2016 el negocio siga mostrando importantes crecimientos de actividad. El crecimiento de resultados en el año seguirá muy apoyado en la caída de saneamientos en España y el crecimiento en México”, afirmó. También resaltó que “desde el equipo gestor seguiremos muy enfocados en la transformación”. Y concluyó: “Tenemos las ideas muy claras, un propósito y un camino ya fijado para alcanzarlo. Queremos seguir trabajando por nuestros clientes, para que tengan soluciones a su medida, que les ayudemos con sus finanzas y que así sigamos mejorando su recomendación. Será esta la base para continuar teniendo un negocio sólido y rentable”.

Otras historias interesantes