Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actualidad Act. 31 oct 2018

La mejor versión de Garbiñe Muguruza supera a Hibino en su estreno en Doha

La tenista española Garbine Muguruza celebra su victoria ante la belga Kirsten Flipkens tras el partido que enfrentó a ambas en la segunda ronda del Abierto de Australia

Una gran Garbiñe no dio opciones (6-2, 6-0) a la nipona Nao Hibino en su puesta de largo en Catar. La embajadora BBVA mostró su mejor cara luciendo un tenis sólido y sabiendo acelerar en los momentos importantes. Muguruza accede a octavos de final en el torneo jugado en Doha donde se verá las caras con la húngara Timea Babos.

Concentrada, certera y con un tenis muy suelto. Así saltó Garbiñe Muguruza a la pista de Doha. La nipona Hibino también comenzó el partido con mucha viveza pero solo aguantó los primeros cuatro juegos. Tiempo en el que incluso tuvo una doble oportunidad de break pero el saque de Garbi solventó el conato de rotura. Un servicio que fue clave en la cómoda victoria.

La hispano-venezolana se lo tomó como una seria advertencia y subió una marcha más. Entrando con el revés a dos manos y siendo muy profunda con el drive enlazó cuatro juegos seguidos -con dos roturas incluidas- colocó el choque con un 5-2 favorable a Muguruza que selló el primer set con un contundente 6-2 en apenas 34 minutos.

Todo sonreía a la española tras una primera manga en la que su rival, la número 60 en el ranking WTA, apenas tuvo opciones. El ritmo de partido sobrepasaba a Hibino que tampoco podía mantener su servicio en el inicio del segundo set. Otras dos roturas -cuatro consecutivas- encarrilaban el partido para una Garbiñe siempre concentrada y sabiendo elegir el golpe adecuado.

"Siempre hay un poco de nervios cuando juegas con alguien que no conoces y ademas en primera ronda como fue el caso hoy, pero estoy contenta del partido de hoy. Estuve tranquila y con confianza", afirmó una Garbiñe certera en su análisis.

Cada intento de la nipona era respondida con el saque. La española rondaba un 86 % de acierto en los primeros servicios, algo que minaba la moral de su rival. El marcador se dispraba al 4-0 tras salvar una bola de break y rompía el penúltimo juego del partido en blanco. Solo era cuestión de sellar el triunfo con el saque, la mejor arma de Garbi en este arranque en el torneo asiático.

"La semana pasada no fue muy bien pero aquí estoy de nuevo, una semana nueva con una nueva oportunidad de jugar mejor y eso es lo que voy a intentar. El circuito de la WTA está cada día más duro, las
diferencias son pequeñas y las favoritas también pierden", dijo Muguruza.

Victoria en una hora y dos sets mostrando ese juego sólido, variado e incontestable que atesora. Buenas sensaciones para Garbiñe que busca en Doha seguir creciendo. Próxima rival, Timea Babos: "Con Babos jugué en juniors y está jugando bien… ha ganado a Errani, asi que será un partido
difícil pero estoy con ganas", declaró Garbiñe.

Otras historias interesantes