Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Migración 13 nov 2019

La migración y su incidencia en niñas, niños y adolescentes

Dentro de la migración, uno de los grupos más vulnerables es el de las niñas, niños y adolescentes (NNyA), ya que muchas veces viajan sin compañía de un familiar o tutor, separados de sus familias y con riesgo de abandonar sus estudios.

De acuerdo con el Anuario de Migración y Remesas 2019 elaborado por BBVA Research, la Fundación BBVA en México y el Consejo Nacional de Población (Conapo), los NNyA migrantes provienen principalmente de México y del Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, Honduras y El Salvador). Durante su viaje para llegar a Estados Unidos o Canadá se consideran como uno de los grupos más vulnerables, ya que la mayoría lo hace sin compañía parental.

En 2010, el número de eventos de repatriación por parte de Estados Unidos (EE. UU.) de NNyA de origen mexicano fue de 20,438, reduciéndose a 10,831 en 2018. Sin embargo, se observó que la proporción de población no acompañada aumentó de 67.1% en 2010 a 88.5% en 2018, siendo la mayoría los hombres entre 12 y 17 años. Por otra parte, los menores de hasta 11 años representaron 3.2% de quienes viajaron sin compañía en 2010, disminuyendo a 0.9% en 2018.

La población migrante centroamericana en 2010 registró un alza, el 16.1 % de los NNyA que recibieron un retorno asistido era menores de 12 años, para el 2018 el porcentaje aumentó a 46.9 %.

En 2018 se observa un crecimiento en las detenciones de menores no acompañados y unidades familiares aprehendidos en EE. UU., 50,145 de NNyA no acompañados, situando a este año como el tercero con el mayor número de aprehensiones en la última década. Además, en el mismo año fueron aprehendidas 107,212 unidades familiares, la mayor cifra de los últimos seis años.

Durante el mismo año se realizaron aprehensiones en diferentes zonas fronterizas del suroeste de EE. UU., ubicando así a Río Grande Valley (McAllen) como la zona con mayor actividad, ya que se registraron 23,757 aprehensiones de NNyA sin compañía y 63,278 de unidades familiares, de las cuales los mexicanos no acompañados aumentaron ligeramente en los EE. UU., mientras los de origen guatemalteco y hondureño sin compañía y unidades familiares fue mayor.

Niñas, niños y adolescentes: proceso especial de acuerdo con su vulnerabilidad

Los NNyA migrantes son los más vulnerables a situaciones que pueden violentar sus derechos como ser detenidos, sufrir violencia, discriminación, estar expuestos al crimen organizado, al tráfico de personas, pasar hambre, frío y no tener acceso a servicios de salud.

La Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR, por sus siglas en inglés) se identifica como un programa creado a partir de la Ley de Refugiados de 1980 en EE. UU., encargada de brindar apoyo a personas que son aprehendidas en territorio estadounidense, en el caso de los NNyA migrantes que viajan solos, este programa les da protección y los ayuda a integrarse a la sociedad del vecino país del norte o a encontrarse con familiares y/o conocidos.

Durante 2018, este programa atendió a 49,000 NNyA migrantes sin compañía, siendo los principales estados California (13.4%), Texas (11.8%), Florida (11.8%) y Nueva York (8.1%) donde entregaron a estos menores, según cifras del Anuario de Migración y Remesas 2019.

En tierras mexicanas, el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF), cuenta con una estrategia integral en conjunto con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas inglés), el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para dar atención a albergues en rutas migratorias a NNyA sin cuidado parental o en riesgo de perderlo, por lo que se busca garantizar su derecho a vivir en familia y su integración a la comunidad.

Las NNyA de origen centroamericano buscan cruzar la frontera tratando de huir de situaciones de conflicto y persecución, pero, sobre todo, están motivados por un mejor futuro. De acuerdo con información de los Sistemas de Albergues del DIF, en 2016 se reportó que el 36.8% de NNyA migran para encontrarse con su familia, 31.4% para trabajar y apoyar a la economía familiar, 22% búsqueda de oportunidades, 5.6% víctimas de delincuencia organizada, y 2.9 % otros.

Asimismo, uno de los puntos que se debe resaltar es el nivel educativo de los NNyA migrantes. Los Sistemas de Albergues del DIF que atienden a menores mencionan en su registro que el sector mexicano sin compañía de 13 a 17 años tiene nivel educativo de secundaria 58.1% y bachillerato 14%, mientras que en el caso de Centroamérica solo fue el 54.3% con nivel secundaria y el 36.4% con nivel bachillerato.

Otras historias interesantes