Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 30 sep 2019

Las mejores prácticas para que los niños aprendan sobre finanzas

Los niños tienen una gran capacidad de aprendizaje. Desde edades muy tempranas adquieren conocimientos que les van a resultar importantes en su vida y la educación financiera no debería dejarse de lado ya que es la llave para obtener mejores oportunidades en el futuro. Por este motivo, varias organizaciones y entidades financieras han desarrollado herramientas e iniciativas con las que se puede aprender, de forma sencilla y divertida, a planificar las finanzas.

Hay recursos de todo tipo para enseñar a los niños a manejar el dinero: talleres interactivos, juegos de mesa o para el móvil, aplicaciones, recursos para padres y profesores… Para hacer más fácil la labor de localizarlos, el Centro para la Educación y Capacidades Financieras de BBVA ha hecho una recopilación de los mejores dentro de su sección “Buenas prácticas”. En ella, las personas interesadas encontrarán herramientas e iniciativas para niños tan eficaces como estas:

Life Hub

Se trata de un ‘software’’ informático de elegante diseño que enseña educación financiera a los niños pequeños, invitándoles a interactuar con el programa, explorar y jugar, para que desarrollen habilidades prácticas, conocimientos y comportamientos positivos respecto al dinero.

El programa consta de 24 módulos divididos en tres apartados con contenidos adaptados a cada rango de edad: gestión de dinero, espíritu empresarial y gestión de la vida. Su uso es muy sencillo y se puede utilizar en cualquier ordenador, ‘smartphone’ o tableta.

Banqer

Es una plataforma de educación financiera, diseñada para usar en el aula, que ofrece experiencias prácticas a los niños de primaria sobre el manejo de sus finanzas personales. Banqer permite a los alumnos gestionar ingresos, gastos y presupuestos ficticios, como si se tratara de un juego, lo que les motiva para completar los ejercicios que se les proponen. De esta forma, las clases de educación financiera les resultan no solo eficaces, sino también divertidas.

Educación financiera para niños y jóvenes: una guía para padres y maestros

Esta guía, publicada por CreditCards.com, proporciona lecciones, recursos, juegos interactivos, aplicaciones y actividades para enseñar a los niños los secretos del buen manejo del dinero. Sus contenidos cumplen con los estándares recomendados por el Council of Economic Education de Estados Unidos e incluyen enseñanzas sobre ingresos, consumo de bienes y servicios, ahorro, crédito, inversión financiera y seguros, entre otros.

Goalsetter

Es una aplicación que motiva a los niños para que consigan sus metas financieras a través del ahorro. Esta herramienta permite a los pequeños reservar su capital, con ayuda de sus padres, redirigiendo el dinero a una de las tres categorías que propone la aplicación: ahorrar para el futuro, compartir con otros y vivir experiencias importantes.

MyBNK

Es un programa de educación financiera en Reino Unido, donde un grupo de expertos ayudan a los alumnos a desarrollar conocimientos, habilidades y hábitos adecuados para el manejo de las finanzas.

Esta iniciativa, llevada a cabo por la organización sin ánimo de lucro MyBNK, se centra especialmente en que niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad tengan un fondo de emergencias y adquieran habilidades emprendedoras que les ayuden a tener una vida independiente y sin sobresaltos financieros. 35.000 alumnos británicos se benefician al año de este programa de educación financiera.

De 1 en 1

Angie Vanessa Pineda González, una estudiante de Diseño Industrial de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) ha diseñado una cartilla con realidad aumentada para promover el ahorro y prevenir, desde edades tempranas, la vulnerabilidad social y económica. Los códigos, que aparecen en sus páginas, contienen contenidos complementarios que se pueden leer con el ‘smartphone’ o el ordenador. Dichos contenidos están avalados por entidades como el Ministerio de Educación Nacional de Colombia y UNICEF.

Homey

Limpiar el baño, hacer recados, lavar los platos… las tareas pueden convertirse en algo divertido para los niños gracias a esta aplicación con la que se les motiva con recompensas económicas cada vez que realizan el trabajo que se les ha asignado. Homey permite asignar responsabilidades y trabajos remunerados a cada miembro de la familia y administrar el dinero que consiguen. La idea es que el niño vaya ingresando sus ganancias en su propia cuenta bancaria y las gaste solo cuando se trata de cumplir la meta de ahorro que se ha propuesto.

Si desea conocer otras buenas prácticas de educación financiera haga clic en este enlace.

Otras historias interesantes