Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Hipotecas 29 ene 2019

Las restricciones de la ley hipotecaria

A pesar de la importante crisis que sufrió la economía española, el mercado hipotecario ha mostrado una significativa resistencia. Las hipotecas españolas han permitido uno de los mayores porcentajes de vivienda en propiedad de Europa y la tasa de mora no supera el 7%. ¿Cuál ha sido el comportamiento de las hipotecas durante la crisis? Ana Rubio, de BBVA Research, lo explica en profundidad.

Alrededor del 80% de las familias españolas son propietarias de la vivienda en la que habitan, frente al 70% de la UE o el 50% de Alemania. Además, la tasa de mora de las hipotecas no ha superado la barrera del 7% en los peores momentos de la crisis, frente a países como Irlanda, donde superó el 20%, o frente a otras carteras dentro de los bancos españoles como pueden ser los créditos a las empresas constructoras o inmobiliarias, que superó el 35%.

Esto ha sido posible gracias al precio del saldo vivo de hipotecas. Actualmente, el saldo vivo español tiene un precio de los más reducidos de Europa, de alrededor del 1,2% de coste, frente a una media en la zona del euro cercana al 2,1%.

De todo esto es en gran medida responsable el que la mayoría de nuestras hipotecas (más del 90%) sean a tipos de interés variable.

¿Es positivo tener un peso tan elevado de tipos de interés variables?

Durante esta crisis, tener un tipo de interés variable ha sido una gran ventaja. Aunque inicialmente fue considerado una fuente de vulnerabilidad, que en la crisis los tipos de interés oficiales se redujeran hizo de los tipos variables un factor muy positivo para la estabilidad financiera.

Sin embargo, tener un mercado tan sesgado hacia los tipos variables (que no es lo normal en Europa) puede ser una vulnerabilidad si en el futuro se encuentra con otro tipo de crisis en que los tipos oficiales no se reducen tanto. España está corrigiendo esta situación, y hoy en día las hipotecas concedidas son un 60% a tipo variable y un 40% a tipo fijo. Esto hace que los datos del precio de las nuevas hipotecas aumenten ligeramente.

¿Cómo puede afectar la nueva Ley Hipotecaria en la que se está trabajando?

La nueva ley puede tener un efecto positivo muy importante si consigue aumentar la seguridad jurídica del mercado hipotecario español. Recientemente, a raíz de algunas sentencias e interpretaciones de la ley, ha habido una merma importante de la seguridad jurídica, lo que desincentiva al mercado y a la obtención de financiación para seguir concediendo hipotecas.

En este contexto, es importante que se alcance un equilibrio en cuanto a los derechos de bancos y clientes, sin que se desincentive ni la demanda ni la oferta de hipotecas. En particular, esto es importante para clientes más jóvenes y con menores ingresos que tienen más difícil acceder a una hipoteca y, por eso, es importante preservar las fortalezas del sistema financiero español que ha mostrado durante esta crisis.

Otras historias interesantes