Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tecnología 27 nov 2018

Los 'millennials' y su relación con las tecnologías financieras

El sector financiero se está tomando muy en serio la conquista de los ‘millennials’, esa generación para quien la tecnología ocupa un aspecto primordial en sus vidas. Este grupo quiere una nueva forma de relacionarse con su entidad financiera, lo que anima a BBVA Paraguay a seguir impulsando su proceso de transformación digital.

Aunque son jóvenes y con recursos económicos limitados, es la generación marcada por las nuevas tecnologías y la primera de nativos digitales que aprendieron a comunicarse por medio de redes sociales.

Las entidades bancarias y financieras están atentas a lo que esta generación demanda y a lo que ya no encaja en su modo de vida. Las aplicaciones y plataformas digitales se han multiplicado en los últimos años, pero esto parece no ser un incentivo suficiente para que los jóvenes den el salto de fe.

BBVA está liderando la transformación y la digitalización de la banca en América del Sur con el desarrollo de productos y servicios que facilitan la vida a sus clientes. En Paraguay, del total de clientes digitales, el 77% ha consultado o realizado operaciones a través del móvil en los últimos tres meses.

De allí la importancia de las tecnologías financieras como una herramienta que proporciona conveniencia y que ofrecen el potencial de mejorar las decisiones y el comportamiento de las finanzas personales.

Descifrando a los ‘millennials’

Una encuesta realizada a jóvenes de EE.UU. por el  Índice de Finanzas Personales del Instituto TIAA-GFLEC (Índice P-Fin) y publicado en la página del Centro de Educación y Capacidades financieras de BBVA intenta conocer mejor los hábitos de esta generación.  En este caso, el estudio incluye una serie de preguntas para evaluar el uso de teléfonos inteligentes en una serie de actividades financieras transaccionales e informativas. Estas preguntas también permiten examinar cómo el uso de la tecnología financiera se relaciona con la educación financiera y los resultados financieros personales.

La encuesta de 2018 preguntó a los encuestados que contaban con un ‘smartphone’ sobre la frecuencia con que usaban su dispositivo para cuatro actividades transaccionales: depósito de cheques en una cuenta bancaria, enviar y/o recibir dinero, y pagar por un producto o servicio en persona en una tienda (pago móvil).

El estudio también quería conocer la frecuencia con que los ‘millennials’ usaban su teléfono inteligente para pagar un producto o servicio en persona en una tienda, estación de servicio o restaurante. El resultado:  40% de los ‘millennials’ con un ‘smartphone’ lo utilizaron  para pagos móviles.

Dentro de sus hábitos financieros, el estudio también concluía que casi el 30% de los ‘millennials’ que utilizaron su teléfono inteligente para realizar pagos móviles tenían una situación de sobregiro en su cuenta, lo que sugiere una mala gestión financiera. Esta cifra contrasta con el 20% de los ‘millennials’ que -sin teléfono inteligente para hacer pagos móviles-  han sobregirado su cuenta.

Según el estudio, esta relación entre el uso del pago móvil y el sobregiro en la cuenta de cheques se mantiene incluso después de incluir otros factores como el género, los ingresos, la educación y la situación laboral. Esto es coherente con investigaciones anteriores que encontraron que los usuarios ‘millennials’ de pagos móviles tienen más probabilidades de participar en prácticas de finanzas personales.

Esta correlación no significa necesariamente que el uso de tecnología financiera  aumenta la probabilidad de un resultado financiero personal deficiente. No obstante, este hallazgo apunta a la importancia de estudiar el uso de la tecnología con más detalle, en particular entre los ‘millennials’.

En conclusión, mientras que las tecnologías financieras ofrecen una forma conveniente de administrar las finanzas, los usuarios de la generación ‘millennial’ no siempre toman decisiones financieras inteligentes. Por tanto, está claro que no se puede confiar exclusivamente en las tecnologías. Según esta investigación, la educación financiera sigue siendo fundamental.

Otras historias interesantes