Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Multiverso, un viaje por el videoarte español

La sede de la Fundación BBVA en el madrileño Paseo de Recoletos se ha convertido en un escaparate de la videocreación española con la inauguración de la exposición Multiverso, que se podrá visitar hasta el 20 de noviembre.

Un hombre en medio del desierto borra lentamente el alumbre de un enorme espejo. A medida que su reflejo se desvanece, su imagen va apareciendo en otro espejo situado junto al primero.

A pocos metros, late el corazón de una máquina de comunicación instantánea. Y en la sala contigua, aguardan los testimonios de los españoles que se fueron buscando otros futuros posibles.

Imagen de la obra de Juan Carlos Bracho. Ayudas Fundacion BBVA a la Creacion en Videoarte

Fotograma de Written on the wind, de Juan Carlos Brancho.

Este viaje por el videoarte español continúa en la frontera entre México y Estados Unidos, donde cuatro obras de arte abandonadas esperan al borde del camino el paso de los inmigrantes. La ruta se detiene de nuevo en el desierto, esta vez en Marruecos, justo en el momento en que la llamada a la oración interrumpe la calma de la noche.

Una ciudad utópica, un alegato en defensa de las aves, un manual de instrucciones para interpretar novelas falsas, los ecos de la colonización en las conversaciones de los hispanohablantes de Filipinas, y las reflexiones de una conservadora de arte completan el recorrido de la muestra Multiverso, que reúne las piezas realizadas gracias a las Ayudas a la Creación en Videoarte concedidas en 2014 por la Fundación BBVA.

Juan Carlos Bracho, David Ferrando, Sally Gutiérrez, Marla Jacarilla, Juan del Junco, Natalia Marín, Regina de Miguel, Lois Patiño, Andrés Senra y Daniel Silvo son los autores de estos diez trabajos videográficos que se exhiben en la sede madrileña de la Fundación BBVA (Paseo de Recoletos, 10). La muestra es gratuita y estará abierta todos los días de 10 a 21 horas hasta el 20 de noviembre.

Fotograma de Ta acorda ba tu el Filipinas?, de Sally Gutiérrez.

Se trata de “obras excepcionales en las que está representada la variedad de temas, formatos y géneros de la videocreación en el panorama actual”, afirma Laura Baigorri, profesora de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Barcelona y coordinadora de la muestra.

Esta exposición –añade– nos ofrece “una ocasión inmejorable para apreciar la actualidad de la producción de videoarte a través de piezas de gran calidad y altamente significativas”. Y es un buen ejemplo de la pujanza del videoarte en España –seis de los diez artistas participantes tienen menos de cuarenta años– y de su vocación internacional, pues las obras se han rodado en escenarios de España, Estados Unidos, Marruecos y Filipinas.

Un apoyo necesario en un territorio abandonado

Para Laura Baigorri, las Ayudas de la Fundación BBVA “representan un salto cualitativo en un territorio bastante abandonado a nivel de producción”.

La coordinadora de la muestra explica que los requisitos tecnológicos de este tipo de obras exigen unos medios e inversiones de difícil acceso a los artistas y la dotación de las ayudas –hasta 30.000 euros– les permiten realizar, en un año, proyectos maduros y complejos que de otro modo no serían abordables más que a muy largo plazo.

Los artistas tienen la tranquilidad de poder dedicar todo su tiempo a un proyecto largamente acariciado, no les apremian las condiciones económicas y pueden permitirse viajar a los lugares idóneos para desarrollarlo.

Otras historias interesantes