Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

¿Cómo evitar el 'vishing' o fraude telefónico?

La suplantación de llamadas telefónicas por parte de supuestas instituciones financieras es una forma de operar de los ciberdelincuentes. A través del engaño e imitando la imagen auditiva de la entidad financiera, llaman a los clientes y mencionan un posible cargo no reconocido, dando el nombre y algunos números del plástico, los alarman y enganchan para realizar un aparente proceso y cancelar dicha transacción.

Los estafadores solicitan datos confidenciales, como el Código de Verificación de la Tarjeta, mejor conocido como CVV, que son los tres números al reverso del plástico, o bien el Número de Identificación Personal o NIP, así como códigos de operación del token; información confidencial con la que pueden accesar a la cuenta, haciendo compras y operaciones fraudulentas digitales (vía telefónica, celular, cajeros automáticos o internet).

Javier Montero Morales, director de Fraudes de BBVA México, define el ‘vishing’ como “un sistema de engaño vía voz, donde el defraudador cibernético busca guardar el anonimato para obtener información confidencial”.  Comenta que es importante que si se tienen dudas de la información que solicitan, se cuelgue la llamada y se verifique a las líneas de apoyo telefónico del banco, que cuentan con protocolos para orientar a los clientes en caso de intento de fraude.

Para una comunicación más directa con Línea BBVA existe la opción de enlazarse con un asesor a través de la ‘app’ línea BBVA, con la que, debido al registro previo que realiza el cliente para dar de alta la aplicación, se puede identificar al usuario que llama y  agilizar las consultas.

Adicionalmente, se sugiere que el cliente active las alertas en las cuentas para estar enterado en el momento en que una transacción se está ejecutando y poder cancelarla en caso de ser un movimiento no reconocido.

Esto incrementa la seguridad de las operaciones bancarias, pues se reciben en tiempo real notificaciones de operaciones como retiros, compras, depósitos, ya sea a través de mensajes vía SMS o notificaciones por medio de la aplicación BMóvil, que además de informar sobre las transacciones, también envía recordatorios de la fecha límite de pago de tarjetas y domiciliaciones de servicios.

Algunas recomendaciones para no sufrir ‘vishing’

  • Recordar que el banco nunca llama para solicitar datos confidenciales.
  • Ante la duda, es mejor colgar y validar directamente con la institución financiera, ya sea por canales digitales, teléfono o en sucursal.
  • Cuando se realizan compras por internet o vía telefónica, revisar que sean sitios seguros y no realizar compras utilizando redes públicas de internet. En compras físicas, no perder de vista la tarjeta, con ello se evita el robo de información.

Los fraudes electrónicos son de diverso tipo; sin embargo, el uso de los canales digitales que ofrece cada banco garantiza la seguridad de los usuarios de servicios financieros y sirve para estar informado de los movimientos de tarjetas de crédito o débito y así evitar ser víctima de la delincuencia.

BBVA en México da algunas recomendaciones para no ser víctima de fraude.

Otras historias interesantes