Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Hipotecas 03 oct 2019

¿Cómo evitar un fraude al momento de rentar un departamento?

En estos días es importante extremar precauciones en prácticamente cada transacción que se lleve a cabo en la vida cotidiana. La búsqueda de una vivienda para renta no es la excepción. Desafortunadamente existen personas que se aprovechan de la necesidad de la gente para cometer fraude inmobiliario, tanto en transacciones de compra-venta, como en arrendamiento.

El Consejo Ciudadano de la Ciudad de México ha detectado al menos a 10 grupos delictivos que se dedican al fraude inmobiliario y al ‘phishing’ inmobiliario, y ha registrado 32 denuncias por fraude sólo en el primer semestre de 2019, 23 de ellas enfocadas en el arrendamiento de inmuebles.

Existen diferentes modalidades de fraude inmobiliario entre los que destacan los anuncios falsos, fraudes desde el extranjero, robo de identidad de propietarios e investigaciones jurídicas falsas, entre otros.

La prevención ante todo

Aunque es difícil detectar un posible fraude a simple vista, sí es posible reconocer algunas señales sospechosas.

En primer término, si parece demasiado bueno para ser verdad es porque probablemente haya alguna anomalía. La recomendación es comparar precios y características de diferentes inmuebles en la misma zona para encontrar posibles pistas para reconocer el fraude.

Si el arrendador pide depósitos por adelantado antes de haber mostrado el inmueble al arrendatario, es probable que se trate de un fraude. Nunca, por ningún motivo se debe dar dinero antes de firmar algún tipo de contrato que comprometa a ambas partes.

Es importante no fiarse de anuncios aún cuando tengan fotografías del inmueble. Vale la pena hacer una breve investigación en línea para detectar quejas contra el arrendador o la empresa inmobiliaria encargada del asunto. Asimismo, es importante buscar posibles anuncios duplicados con variaciones en la información.

Hay que tener cuidado con las investigaciones jurídicas. Muchos arrendatarios exigen a sus futuros inquilinos someterse a una investigación realizada por un tercero, con la finalidad de comprobar buenas prácticas con inmuebles en el pasado. En ocasiones, este tipo de investigaciones pueden ser realizadas por empresas falsas que al final roban el dinero de los arrendatarios.

En el caso de empresas inmobiliarias existe la posibilidad de consultar el Buró Comercial de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), en el que se encuentra información de proveedores de bienes y servicios. En esta base de datos se reflejan las quejas que los consumidores hayan levantado por los servicios de inmobiliarias u otras entidades.

Si bien pagar una renta puede ser de utilidad por un tiempo, la mejor opción en materia de vivienda es construir un patrimonio. Este es un proyecto financiero a largo plazo que significa bienestar para la familia. El Crédito Hipotecario BBVA se adapta a las posibilidades de cada estilo de vida para conseguir esa meta de seguridad y tranquilidad para los seres queridos y se puede cotizar en línea.

Otras historias interesantes